Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: 'Harvey' provoca destrozos, pero ningún movimiento en el petróleo

El paso del huracán por Texas ha traído una reacción alcista en el precio de la gasolina, pero no ha producido ninguna subida en los precios del petróleo, apunta Roberto Ruarte.
Importancia
Importancia El 15% del refinado del petróleo para convertirlo en gasolina en EU ocurre en Houston. (Foto: MARK RALSTON/AFP)

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — Uno de los huracanes más agresivos de las últimas décadas ha dejado a la importante ciudad de Houston, Texas, en Estados Unidos, con severos problemas por las inundaciones que causara Harvey.

Houston y Texas son sinónimos de petróleo. En realidad, Houston es más importante en el refinado: el 15% del refinado del petróleo para convertirlo en gasolina en EU ocurre en esta ciudad y muchas empresas petroleras muy importantes con refinadoras han debido cerrar sus puertas por los problemas causados por Harvey.

Lee: Harvey golpea el suministro de combustible a América Latina

Publicidad

Esto ha producido una reacción alcista en el precio de la gasolina, pero no ha producido ninguna subida en los precios del petróleo el WTI que al momento de escribir este artículo se encuentra en los 46 dólares.

La mayoría de los observadores y analistas buscan en los mercados razones, donde hay emociones, que oscilan de la euforia a la depresión y el petróleo no escapa a las generales de la ley cuando tiene un alto contenido especulativo.

Existe una corriente creciente de análisis que considera que en realidad la OPEP puede impulsar los precios cuando ellos se pongan de acuerdo. En 2001 lo hicieron, se pusieron de acuerdo todos los países y lograron frenar su caída y generar una fuerte recuperación. En el caso de 2008, sin la participación de Rusia, también la reducción generó luego de unos meses el piso del bear market o mercado bajista más importante que tuviera el petróleo en su historia: la caída desde 147 dólares a 33 dólares en menos de un semestre en 2008.

Lo ocurrido el año pasado con el histórico acuerdo de la OPEP, en el que volvió a participar Rusia, envalentonó a muchos observadores y analistas y auguraron precios del petróleo de 70-80 dólares. Muchos productores lo necesitan, el precio de petróleo de aguas profundas que puede tener México, Brasil o el proyecto de Vaca Muerta de Argentina requieren un mejor valor del petróleo que los 46 actuales para ser viables.

Publicidad

Lee: La OPEP extiende por 9 meses recorte de producción de crudo

La reforma energética de México se hizo con ese fin, pero no se contaba con la gran caída de los precios que se desplomaron a 26 dólares en febrero de 2016. La OPEP se reunió en 2016 y los precios estaban un poco más arriba de los actuales, lo único que consiguió el año pasado es una efímera subida a 55 dólares para hoy cotizar el WTI (West Texas Intermedie) en niveles de 46 dólares. La experiencia fue muy útil para probar nuestro concepto: en 2001 y en 2008 las experiencias de la OPEP fueron buenas porque el petróleo venía bajando y muchos especuladores estaban cortos.

El año pasado, los especuladores disminuyeron sus cortos o vendidos en petróleo y por lo tanto no lo tomó al mercado vendido y por eso el mismo acuerdo de la OPEP que había sido exitoso en 2008 y en 2001 se desvaneció rápidamente en los últimos meses, solo subió a 55 para caerse a 46 y esto en los últimos días, a pesar del huracán Harvey que causó lamentables destrozos en Houston.

Lee: El huracán 'Harvey' provoca alza en combustibles en EU

Publicidad

Técnicamente, hay que ir de cautos a negativos en el petróleo, el commodity que menos gusta. El techo de 55 puede haber sido importante; este techo puede ser un rebote desde 26 contratendencial que tarde o temprano en los próximos meses o años será íntegramente retrocedido.

El petróleo puede lateralizar entre los 51 y 30 dólares varios meses, para luego producir una última caída; recién allí, nos pondremos muy positivos para el petróleo, no antes. De hecho, si ocurriera, para nuestra sorpresa, que el WTI se recuperara arriba de 50/52 dólares, reinstalaremos la posibilidad hoy remota de ir a 60/62 antes de volver a los deprimidos 26 dólares de febrero de 2016.

Si vemos muchas empresas petroleras en sus cotizaciones en Wall Street –en el mismo USO, que es el ETF que sigue al petróleo y sus componentes–, las gráficas no son prometedoras para las empresas que no tienen el ciclo completo, producción, refinación , distribución y venta como puede ser YPF en Argentina.

El panorama es más desalentador en este sector para países como México, que produce el petróleo crudo e importa el refinado , y ni que hablar de países cuyo sostén económico es el precio de petróleo como Venezuela, sumida en una crisis importante.

Publicidad

Nos gustaría proveer buenas noticias para el petróleo, pero mientras 50/52 no sea superado, es alta la posibilidad de irse a 40 y 30, por lo tanto habría que tomar las coberturas necesarias por si ello ocurre. Si en 2017, 2018 la caída de la Bolsa de EU ocurriera como pensamos, será la excusa para que los precios del petróleo se acerquen a los alicaídos valores de febrero de 2016 de 26, que para muchos quedaron en la historia, pero no para nosotros, al menos hasta que los precios o gráficas nos enseñen un mensaje distinto y recién allí pensaremos en una oportunidad histórica de compra del oro negro, no antes.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad