Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Lo que debes saber si quieres invertir en 'startups'

Una 'startup' tiene mucho camino que recorrer antes de ser considerada una inversión segura, o por lo menos sólida, opina Jorge González Gasque.
'Startup'
'Startup' Lo más relevante en la inversión en startups es el riesgo y el rendimiento. (Foto: pathdoc/Shutterstock / pathdoc)

Nota del editor: Jorge González Gasque está detrás de la consultora G2 Consultores, y los fondos de inversión G2 Momentum Capital y On Ventures. Programador desde los 13 años, consolidó su carrera creando software especializado para empresas. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — Conforme el ecosistema emprendedor crece en nuestro país, el interés por invertir en proyectos de startups ha cobrado fuerza y cada vez personas quieren poner su dinero en esta clase de activos, buscando los grandes retornos que han leído en los periódicos, pero sin entender a profundidad las características y retos que estas inversiones presentan.

Las historias de Facebook, Uber y Airbnb son motivo de inspiración y todo el mundo quiere tener un pedazo de la próxima maravilla, sea lo que sea. Los retornos son tan magníficos que comprometer una cantidad sustancial del patrimonio no es problema. En México aparecen casos como Clip, Kubo, Cornershop o Rappi, lo que quiere decir que también se puede crecer con estas inversiones.

Lee: Mexicanas, las que más emprenden

Publicidad

Antes de lanzarte a la alberca como inversionista ángel y apoyar a la startup de tu primo, necesitas entender las diferencias que presenta este tipo de inversiones, los riesgos asociados y lo que se espera de ti.

Primero que nada, hay que entender que una inversión en una startup tiene un periodo de maduración mucho más largo que un negocio tradicional. Las personas que invierten en una franquicia, ponen un negocio o compran una propiedad para renta, esperan que ese dinero empiece a obtener rendimientos muy rápido, quizá el mismo primer año.

En una startup que apenas está gestándose, es posible que el dinero no obtenga rendimientos líquidos en un muy buen periodo de tiempo. Hay que estar dispuesto a esperar cinco años y quizá más. Mientras tanto, quizá deban conformarse con saber que en papel la empresa vale cada vez más, pero teniendo en cuenta que esas ganancias “en papel” no sirven para pagar los gastos.

La liquidez de una inversión en startups tampoco es la óptima. Si un cambio de planes te obliga a vender un negocio tradicional, como un restaurante o una propiedad, por ejemplo, es probable que puedas hacerlo sin tomar demasiadas pérdidas. El valor más tangible de esos activos se puede enajenar con mayor facilidad. En el caso de una startup, esto puede resultar no tan fácil, seguramente habrá menor demanda y el valor es menos tangible. Desde luego he visto este tipo de transacciones, pero el grado de dificultad siempre será mayor.

Publicidad

Ahora, cuando una startup crece y accede a nuevas rondas, quizá los fondos que invierten en ellas quieran “limpiar el cap table”, es decir, liquidar a los inversionistas ángel que tiene la sociedad. En ese caso, la durabilidad del inversionista puede no ser eterna. De todos modos, no hay que ponerse triste, dado que lo más probable es que te paguen con un buen retorno. ¿No era eso lo que querías? Bienvenido al mundo del drag along.

Desde luego, lo más relevante en la inversión en startups es el riesgo y el rendimiento. El retorno de una inversión de este tipo no debe medirse en porcentajes sino en veces, o de otra manera tomaste la empresa equivocada. Como inversionista ángel aspiras a 3, 4, 5, o 10x tu dinero. Si lo que se tiene en la mano es una joya, podría acabar hasta con 100x.

Lee: Cómo lograr que los emprendedores de verdad emprendan

El retorno promedio de quien invirtió en Cruise Automation fue 52x cuando GM la adquirió el año pasado. Si invirtió en Zappos, Amazon le pagó en promedio 82 veces lo invertido. Cuando digo promedio, me refiero a todas las rondas, así que los inversionistas tempranos ganaron mucho más retorno que los últimos fondos. ¿El retorno de Y Combinator por su primera inversión de 20,000 dólares en Airbnb, allá en 2009? Debe ser estratosférico, dado que la empresa de hospitalidad vale hoy casi 30,000 millones de dólares.

Publicidad

Al mismo tiempo, el retorno de una startup también puede ser cero. Es más, es muy probable que eso suceda, dada la tasa de mortalidad de este tipo de inversiones. Una startup tiene mucho camino que recorrer antes de ser considerada una inversión segura, o por lo menos sólida.

Por todo esto, mi recomendación es que, si entiendes la dinámica de este tipo de inversiones y no le tienes miedo al riesgo, sigas dos consejos fundamentales: El primero es que no pongas todos tus huevos en la canasta startup. Tus inversiones en este tipo de activos deberían ser entre el 10% y el 20% de tu patrimonio, a menos que seas más valiente de lo normal.

La segunda es que no inviertas en una sola startup. Para invertir en esta clase de activos, lo mejor es tener un portafolio. Si, por ejemplo, tienes diez inversiones, quizá puedas aspirar a que una o dos de ellas sean tan buenas que paguen por las que son malas y todavía tengas un excelente retorno.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad