Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: ¿Por qué tu 'startup' no puede conseguir inversionistas?

El proceso de levantamiento de capital una función tan importante en una empresa como vender o hacer 'marketing'. Si no lo sabes hacer, será mejor aprender.
'Startups'
'Startups' Todo emprendedor que pretenda hacer que su idea se convierta en el próximo Uber, sabe que tiene que pasar por el tortuoso camino de hacer innumerables pitches a administradores de fondos. (Foto: Dimj/Shutterstock / Dimj)

Nota del editor: Jorge González Gasque está detrás de la consultora G2 Consultores, y los fondos de inversión G2 Momentum Capital y On Ventures. Programador desde los 13 años, consolidó su carrera creando software especializado para empresas. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — Los fondos de inversión de capital emprendedor constituyen una parada obligatoria de aquellos emprendedores de alto impacto que están buscando conseguir los recursos necesarios para desarrollar y expandir sus negocios.

Todo emprendedor que pretenda hacer que su idea se convierta en el próximo Uber, sabe que tiene que pasar por el tortuoso camino de hacer innumerables pitches a administradores de fondos. La mayoría detesta hacerlo y lo considera una “distracción” a su propósito principal, algo que hay que hacer en el menor tiempo posible para poder dedicarse a “lo importante”.

Lee: Crecen las aceleradoras corporativas, ¿y sus egresados?

En este afán, algunos buscan conseguir mucho dinero con la mentalidad de no tener que estar levantando capital todo el tiempo, lo cual implica que posiblemente tengan que entregar una mayor participación de su negocio al inversionista, pues lo harían a la valuación actual.

De alguna manera es comprensible, pues ese proceso claramente no es divertido: tener encima el ojo inquisitivo de los inversionistas, escuchar sus preguntas siempre difíciles de contestar, ver cómo se meten en los detalles y cuestionan aspectos espinosos de la visión del negocio, de la estrategia de marketing o del rol del cuñado como CFO de la empresa.

Publicidad

OPINIÓN: Lo que debes saber si quieres invertir en 'startups'

Lo mejor es que se acostumbren. En la vida de una startup, desde el capital semilla hasta la oferta pública de acciones, y mucho tiempo después, tratar con inversionistas, es una realidad constante y necesaria. Hay que saber hacerlo y hay que hacerlo todo el tiempo. Es una función tan importante en una empresa como vender o hacer marketing. Si no lo sabes hacer, será mejor aprender.

Incluso los mejores emprendedores tienen que hacer un promedio de entre seis y 10 pitches para conseguir una inversión. Si estás frustrado por lo difícil que es el proceso, pon atención a algunas recomendaciones:

Lo primero que habría que hacer es mejorar el pitch. Tener claro cuál es tu modelo de negocio, qué oportunidad de mercado hay, cómo es que vas a ser exitoso capturando esa oportunidad, qué riesgos existen y qué te hace único y especial, son algunos de los elementos básicos que debe contener tu pitch. Algunas presentaciones son desastrosas y arruinan la oportunidad del negocio.

La parte de la valuación del negocio es, generalmente, la que causa mayor desencuentro. Si no sabes cuánto vale tu negocio, quizá es mejor que alguien te ayude a determinarlo, porque esa es una pregunta sumamente importante.

Lee: ¿Qué retos enfrentan los emprendedores?

Publicidad

Lo segundo es entender a quién le vas a vender tu idea. Si estás presentando a un fondo debes entender su tesis y el tamaño de sus inversiones. No tiene caso hacer todo el ejercicio si al final del día el fondo no era compatible con tu proyecto y lo que estás buscando. La tesis de los fondos está típicamente expuesta en su página web y seguramente puedes preguntarle esas dos cosas a tu interlocutor.

De todos modos, los emprendedores deben entender que la paciencia es su mejor aliado, pues los fondos y los inversionistas tienen un proceso sumamente lento. No es para menos, considerando que tienen una responsabilidad fiduciaria con el dinero que están invirtiendo, así que de ninguna manera se trata de decisiones casuales. Hay que entender también que los fondos tienen otras alternativas, que hay cientos de proyectos compitiendo por el dinero y que, aunque el emprendedor quisiera pensar que el suyo es el mejor de todos, es probable que alguien más le gane la carrera.

Lo mejor de todo el proceso de levantamiento de capital es el aprendizaje que se obtiene, si se sabe aprovechar la retroalimentación. No siempre es necesario que hagas caso a las críticas o recomendaciones que se te hagan, pero tomarlas en cuenta y entender sus razones es muy enriquecedor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad