Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: Las obras de ficción que me ayudaron a entender las noticias de 2017

Mitra Kalita comenta algunas de las noticias más importantes de este año y los libros que le ayudaron a entender estos acontecimientos.
mié 13 diciembre 2017 01:30 PM
Libros
Libros Libros (Foto: clu/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Mitra Kalita es autora de dos libros de narrativa: Suburban Sahibs y My Two Indias. Es vicepresidente de programación de CNN Digital. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) — La ficción es lo más cerca que estaré de sentir lo que siente alguien más.

Este año, este año tan polarizado, este año de tuits de Trump, de #MeToo, de huracanes, de mítines del Ku Klux Klan y de tiroteos masivos, de verdad me hacía falta.

OPINIÓN: ¿Cómo los hombres pueden responder al #MeeToo?

Por eso hice una lista de libros que me ayudaron a entender mejor las noticias y a quienes hicieron noticia en 2017. Solo uno de ellos se publicó este año. Los demás son libros que leí anteriormente, pero cuyas lecciones y personajes se me quedaron grabados.

Regresé a ellos como si fueran viejos amigos y les pedí consejo sobre cómo llegamos aquí y hacia dónde vamos. Me ayudaron a cambiar de perspectiva y, durante el ciclo noticioso más ajetreado de los 20 años que llevo trabajando en el periodismo, me permitió tener un punto de vista más amplio y a más largo plazo.

Publicidad

Estas son algunas de las noticias más importantes de este año y los libros que me ayudaron a entenderlas:

Noticia: La polarización de Estados Unidos, 2017

Libro: Freedom, de Jonathan Franzen (2010)

Confieso que odié este libro cuando salió. Los personajes, tanto liberales como conservadores, son increíblemente egoístas.

Cuando salió, Jonathan Franzen llegó a la portada de Time , el entonces presidente Obama lo leyó en la playa y llegó también el Club del Libro de Oprah ; me sentí consternada. La prosa y el ritmo de Franzen son magistrales. Pero lo que más temía era que su narrativa —y su recepción— redimía a sus protagonistas por su búsqueda del individualismo en vez de condenarlo.

Tras las elecciones de 2016, me sentí más cómoda celebrando el retrato profético que Franzen hizo de la disfuncional familia Berglund y de la ideología que queda por encima de la comunidad y el compromiso. Parece que eso refleja el estado en el que se encuentra el discurso estadounidense, al menos en los círculos del poder y entre mis amigos en Facebook.

OPINIÓN: El terrorismo en la era de la polarización

La recepción inicial de la novela incluyó críticas sobre que era excesivamente política: el odio de Franzen por la expansión suburbana, su amor por las bicicletas y por las reinitas cerúleas. En retrospectiva, es una obra trascendental que conecta lo político con lo personal. Resulta que el deseo de ser libre tiene un precio muy alto.

Noticia: Los nacionalistas blancos marchan en Charlottesville, Virginia

Libro: My Name is Lucy Barton, de Elizabeth Strout (2016)

¿Por qué están tan enojados?

Esa fue mi pregunta durante los sucesos de Charlottesville. La violencia se agravó justo el fin de semana de verano en el que mi hermano se casó. Fue una jubilosa boda interracial, salpicada por alertas noticiosas sobre antorchas de jardín y un nacionalista blanco que arrolló a una mujer con su auto.

OPINIÓN: La masacre de Charlottesville, un acto de terrorismo urbano

Llegué a mi casa después de la boda y abrí (una vez más) My Name is Lucy Barton, de Elizabeth Strout. Lucy creció en la pobreza, en el Medio Oeste estadounidense, y trabajó para salir de lo que ahora llamamos "la clase blanca trabajadora" como una escritora exitosa.

Encontré el pasaje en el que Lucy, sentada en la entrada de su casa en Nueva York, observa a una pareja gay que va pasando y siente nostalgia. "Sé que es terrible de mi parte, pero verlos casi me da celos. Porque se tienen el uno al otro, están ligados en una comunidad verdadera". Continúa: "…pese a mi plenitud, me sentía sola. La soledad era el primer sabor que había probado en la vida y siempre estaba presente".

nullTodos necesitamos una comunidad, principalmente los más solitarios.

Noticia: El tiroteo masivo en Las Vegas

Libro: The Goldfinch, de Donna Tartt (2013)

Fue el tiroteo masivo más letal de la historia moderna. La mayoría de las noticias se centraron en el Strip, la sección de Las Vegas que visitamos como turistas.

El asesino, Stephen Paddock, vivía a 130 kilómetros de allí, en el suburbio de Mesquite. Allí, los agricultores solían cultivar uvas para pasas y criaban vacas lecheras. Ahora hay un Walmart y ocho campos de golf con clubes .

OPINIÓN: La mejor manera de responder a la masacre de Las Vegas

Leí los perfiles de Paddock: apostaba, probaba suerte en los bienes raíces, tomaba Valium para los nervios y odiaba salir al sol. Instintivamente, sentí que conocía el lugar al que consideraba su hogar. Eso se lo debo a The Goldfinch, el libro en el que Donna Tartt nos lleva a los suburbios en transición de Las Vegas para entender "lo que los turistas nunca ven".

Cuando Theo, su personaje principal, se va de Nueva York y se muda con su papá bueno para nada, lo recibe un mar de centros comerciales y desarrollos de casas idénticas ante un vasto cielo de Nevada que fomenta la agitación. Conoce a su madrastra narcotraficante y se vuelve el mejor amigo de un personaje cuestionable. Parece que el vicio en Las Vegas no conoce fronteras.

Noticia: #MeToo

Libro: An Obedient Father, de Akhil Sharma (2000)

Este libro me enferma. Ram Karan es funcionario público en la famosa burocracia de Nueva Delhi y vive con su hija y su nieta. Acepta sobornos y guarda un horrible secreto familiar.

Hace muchos años, antes de embarcarme en una misión en el extranjero, leí este libro para entender a India. Este año, recurrí nuevamente a él para entender dos temas: la corrupción moral y la corrupción política; la depravación moral y la depravación política. Este libro confirma mis sospechas de que no se pueden separar.

An Obedient Father provoca simpatía por el depredador sexual que Karan lleva dentro, débil e imperfecto como es. Pese a su fealdad —y podría decirse que pese a la fealdad de los grupos de hombres que se han conducido incorrectamente o que lo hicieron antes— también hay triunfos.

Lee: ¿Qué sucederá después de #MeeToo?

Hay victorias sencillas para quienes lo rodean — sobrevivencia, amor y el poder del enfrentamiento—, pero no dejan de ser victorias. Estos días, me aferro a ellas.

Noticia: La creciente amenaza de Corea del Norte

Libro: Pachinko, de Min Jin Lee (2017)

Fuimos testigos de la crueldad de Corea del Norte en la historia de Otto Warmbier , el estudiante estadounidense que estuvo arrestado allá y a quien repatriaron cuando cayó en coma.

Yo sabía por qué lo enviaron de vuelta a casa. Meses antes, había leído este pasaje: "Sunja asintió con la cabeza; hacía mucho que se había dicho que debía esperar lo peor. Los ancianos de su iglesia le habían advertido que enviaban a los prisioneros coreanos a casa justo cuando estaban a punto de morir, para que no murieran en la cárcel. Golpeaban a los prisioneros, los mataban de hambre y los hacían andar sin ropa para debilitarlos".

OPINIÓN. Corea del Norte: La diferencia entre fuerza y determinación

Sunja es la chica coreana a la que conocemos y llegamos a querer en Pachinko, mi libro favorito del año. No conocía la historia de la migración coreana a Japón, la discriminación ni el desplazamiento con el que se encontraron. Los personajes luchan con la lealtad a su país, a su familia y a su religión y se encuentran con que tal vez nunca encajen del todo.

El relato de Min Jin Lee sobre el viaje de una familia sirve para explicar la historia de ambos países de una forma muy accesible e íntima. Pienso en él con cada tormenta en Twitter, con cada encabezado y con cada referencia al " hombrecito de los cohetes " en relación con las tensiones crecientes entre Estados Unidos, Corea y Japón , con la gente y las identidades más afectadas por la guerra.

Las primeras palabras de la novela presagian la naturaleza cíclica de la crueldad: "la historia nos ha fallado, pero no importa". Afortunadamente, sus palabras no nos han fallado.

Como he aprendido este año como periodista, lectora y ciudadana: leemos, informamos, repasamos… con la esperanza de que tal vez un día aprenderemos.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Tags

Publicidad
Publicidad