Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Presidente Trump, consiga un perro y comience 2018 con el pie derecho

Sin importar qué decisiones haya tomado al final de un largo día o de cómo las hayan criticado, su perro no lo juzgará, opina Randi Kaye.
Golden
¿Sería su mejor amigo? Tal vez el mandatario estadounidense debería rescatar a un golden retriever (la raza favorita en EU) para que haga juego con su cabello dorado, opina la conductora Randi Kaye. (Foto: cmannphoto/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Randi Kaye es conductora y corresponsal de CNN. Puedes seguirla en Twitter , Facebook e Instagram . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) — Como reportera del programa Anderson Cooper 360, mi vida es una fecha límite constante. Aviones que tomar, reportajes que escribir, reportes en vivo que transmitir. Siempre es emocionante, ¡pero también puede ser estresante!

Pero en este mundo, mi trabajo como reportera de CNN es mucho menos estresante que, digamos, el trabajo del presidente de Estados Unidos. En estos días, el líder del mundo libre ha tenido mucho por qué preocuparse: Corea del Norte, la paz en Medio Oriente, el terrorismo, la investigación sobre Rusia…

OPINIÓN: 5 de los mayores logros (involuntarios) de Trump en 2017

Publicidad

¡No puedo imaginar lo estresante que es ese trabajo! Por suerte, tras un día largo y estresante, Gatsby, mi golden retriever, me espera en casa. Siempre me recibe meneando la cola y con besos húmedos. Luego, se acurruca a mis pies y recarga la cabeza en mis dedos. Si no necesitara ambas manos para escribir este artículo, seguramente tendría una mano sobre él. ¡Acariciarlo de punta a punta es lo mejor para aliviar el estrés!

Es por eso que creo que usted, Sr. Presidente, haría bien en conseguir un perro y comenzar 2018 con el pie derecho, o mejor dicho, con la pata derecha. Tener un perro le aportaría muchos beneficios. ¡Está comprobado científicamente!

Los estudios demuestran que jugar o acariciar a un animal puede incrementar la concentración de oxitocina, una hormona que reduce el estrés, y reducir la producción de cortisona, la hormona del estrés. ¿Acaso no quiere que en su cerebro haya más sustancias químicas de las que lo hacen sentir bien a uno?

Lee. Mascotas en la Casa Blanca: otra antigua tradición que los Trump rompieron

Publicidad

Atrás quedarían todas esas noches que, según cuenta, pasa solo, caminando de un lado a otro por la Casa Blanca , vestido con una bata. Tendría un compañero leal a su lado; con solo unas palmaditas en la cabeza, el estrés del día se desvanecería.

Además, no tendría que preocuparse de que el perro lleve un micrófono oculto o que lo llamen a comparecer (o a ladrar, en este caso) ante el fiscal especial Robert Mueller.

Sin importar qué decisiones haya tomado al final de un largo día o de cómo las hayan criticado, su perro no lo juzgará.

Sr. Presidente, si tan solo tuviera un perro al que recurrir antes de una de sus diatribas en Twitter, notaría la diferencia. Los perros no duermen toda la noche, así que tal vez podría leerle a su perro algunos de su tuits más cuestionables antes de publicarlos. Tal vez eso bastaría para desahogarse.

Publicidad

nullO tal vez, como sugiere el psicólogo Chris Blazina, quien ha escrito tres libros sobre los hombres y su relación con los perros, podría acariciar a su perro antes de publicar algo. Es probable que la ira se desvanezca al igual que sus tuits.

Si le da hambre por la madrugada y se le antojan unas de esas Big Mac o una de esas cubetas de pollo de KFC que tanto le gustan, un perro es excelente compañía en la cocina. Pero recuerde: ¡nada de comida humana para su perro a menos que quiera limpiar el dormitorio Lincoln a media madrugada!

Ah, y no se preocupe por los gérmenes en toda esta interacción con su perro. Los expertos dicen que los gérmenes de un perro de hecho fortalecen su sistema inmunitario. ¡Qué mejor!

Bien, antes de seguir, tal vez se pregunte por qué le estoy recomendando un perro y no otra clase de mascota. Sí, sé que el presidente John Quincy Adams tenía un lagarto como mascota, que el presidente William Howard Taft tuvo una vaca, que Abraham Lincoln tuvo un cerdo y que Theodore Roosevelt tuvo un oso.

Publicidad

Lee: Los servicios para mascotas se integran al índice de precios

Todo eso es fascinante. Pero para usted, Sr. Trump, he optado por un perro. Cualquier perro. Los gatos no van con su estilo, típicamente son más reservados. Usted necesita la solidez de un perro. Como advirtió Brian Hare, director del Centro de Cognición Canina de la Universidad de Duke, "nada más puedo imaginar al gato escondido bajo una cama de la Casa Blanca durante cuatro años".

Tal vez debería rescatar a un golden retriever (la raza favorita de Estados Unidos) como mi Gatsby para que haga juego con su cabello dorado. Créame, si le pidiera a un golden retriever que hiciera un juramento de lealtad, lo haría. Tal vez prefiera un perro más pequeño, como un chihuahueño. Nada más asegúrese de que sus papeles (o sus documentos) estén en orden.

Pese a que se dice que piensa que fue "corriente" que su vicepresidente llevara a las mascotas de su familia a Washington (dos gatos, una serpiente y un conejo), ese séquito tal vez sea justo lo que Mike Pence necesita después de un largo día.

Publicidad

Sr. Trump, ¿sabía que un perro puede ayudarle a volverse un mejor líder? Los perros son directos y transparentes. Muerden a sus enemigos y aman a sus amigos. Además, los expertos dicen que nunca cambian sus lealtades.

Lee: ¿Perro o gato? ¿Qué animal es más inteligente?

Además, los perros unen a la gente. No les importa el color ni el partido. Creo que todos estamos de acuerdo en que eso es bueno. A la gente le encantan los perros, lo que significa que los perros tienen excelentes índices de aprobación. ¡Todo cuenta!

"Casi sin quererlo… un lado más suave… comienza a surgir cuando acaricias a tu mascota y otras personas te ven hacerlo; parte de las fachadas… empiezan a desaparecer", escribió Blazina, el psicólogo. "La gente ve surgir… una parte más vulnerable, pero ciertamente más auténtica, cálida y atenta. Así que creo que si te dedicas a las relaciones públicas, deberías estar buscándole un perro a Trump en este momento".

Publicidad

Lee: 3 claves para proteger a tu mascota ante un desastre

Mire, lo más importante es que todos sabemos cómo prosperó ante la adoración de sus fans y simpatizantes durante la campaña, así que ¿por qué no consigue un perro para llenar ese vacío? Para un perro, usted es la persona más importante. Lo único que importa.

¿No será hora de cambiar su cuenta de Twitter por las sacudidas de una cola?

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad