Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: El descontento de Rusia con Putin está en efervescencia

El líder ruso bien podría ganar en marzo, pero con la economía del país estancada, el desempleo fuera de control y la sensación creciente de frustración con la política de siempre.
jue 11 enero 2018 01:00 PM
Rusia
Rusia La desigualdad sistémica, el clientelismo descarado en el Kremlin y el estancamiento económico ya no son aceptables. (Foto: sun ok/Shutterstock / sun ok)

Nota del editor: Vitali Shkliarov es experto en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, es consultor político y asesor de la actual candidata a la presidencia de Rusia, Ksenia Sobchak. Vive en Washington, D. C., y trabajó en las campañas presidenciales de Barack Obama y Bernie Sanders. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas al autor.

(CNN) — Aunque la reelección de Vladimir Putin a la presidencia de Rusia será noticia en marzo, el mayor logro del ciclo electoral serán los enormes avances de la sociedad rusa pese a los intentos del gobierno por aplastar cualquier forma de disidencia.

Como hay varios candidatos a la presidencia, el discurso está empezando a cambiar. Se nota un enfoque renovado en un proyecto nacional mejorado y un diálogo serio sobre temas de clientelismo que perpetúan un sistema que solo beneficia a un puñado de ricos.

No es coincidencia que los mítines de Alexéi Navalni atrajeran a miles de personas de todo el país. La gente quiere oír a Navalni, abogado que tiene un blog anticorrupción y que era el contendiente más serio de Putin en las elecciones hasta que le impidieron postularse porque lo condenaron por corrupción en un caso de fraude.

Los detractores de Navalni creen que fue una condena con trasfondo político y Navalni juró que apelará.

Aunque es probable que Navalni sea el opositor de Putin más conocido (y probablemente al que el Kremlin considera el más amenazador), varios detractores de Putin se postularán a la presidencia en las próximas elecciones y se están haciendo escuchar. Tomemos por ejemplo el caso de Grigori Yavlinski, líder del partido liberal Yabloko y otro de los candidatos de las próximas elecciones. Le impidieron postularse en las elecciones presidenciales de 2012 pese a que recabó dos millones de firmas para su candidatura .

Publicidad

Pese a todo, Yavlinski se presentó recientemente en los canales de televisión federal controlados por el Kremlin (NTV y Rusia-1) por primera vez en muchos años; no habló sobre el desempleo en Estados Unidos, la "junta de Kiev", el veto a la selección rusa en las Olimpiadas ni del sorteo del Mundial. Habló de las políticas sociales y económicas de Rusia, sobre la necesidad del cambio y sobre cómo acabar con la pobreza y la corrupción en Moscú.

También tenemos el episodio reciente del programa Noche de domingo con Vladimir Soloviov, uno de los 10 principales programas de televisión de Rusia-1. Soloviov, conductor del popular programa de debate político, es famoso por hacerle propaganda al Kremlin y por crear polémicas agresivas. Pese a su reputación, entrevistó a Ksenia Sobchak, de 36 años, quien también se postulará a la presidencia en las próximas elecciones y que se considera no solo opositora de Putin, sino una candidata "en contra de todo" (este es el lema de su campaña).

Lee: Vladimir Putin 'se vende' como garante de la estabilidad rusa para su reelección

En este programa, Sobchak, de quien soy asesor, promovió el voto en contra del sistema de "la política de siempre" y a favor de la perturbación del statu quo.

Imagínense nada más que un político de oposición experimentado (Yavlinkski) y la candidata más joven a la presidencia de Rusia (Sobchak) tuvieron la oportunidad de hablar libremente en la televisión estatal rusa sobre los problemas internos del país y de exponer sus ideas sobre cómo acabar con los sistemas de corrupción arraigados.

Las ondas del Kremlin no siempre les dieron acceso a los candidatos de la oposición. Hace apenas dos años, durante la Duma Estatal de 2016 (la asamblea federal de la cámara baja rusa), los candidatos de oposición tuvieron apenas dos minutos en la televisión local de Moscú para exponer su proyecto y presentar su campaña.

Hoy, los candidatos políticos figuran con mayor regularidad en la programación televisiva y tienen la libertad de decir muchas cosas. Tan solo piensen que en la misma entrevista, en horario estelar, Sobchak afirmó que Crimea "pertenecía a Ucrania", comentario por el que el Kremlin podría haberla castigado duramente hace apenas unos años. Entonces ¿por qué el Kremlin está dando libertad de expresión a los candidatos de la oposición en los canales estatales, que llegan a casi toda la población? Tal vez el gobierno finalmente entendió que aunque pueden evitar que Navalni se postule, no pueden seguir ignorando a las fuerzas que lo hicieron surgir.

OPINIÓN: Por qué Putin es el hombre más poderoso

La desigualdad sistémica, el clientelismo descarado en el Kremlin y el estancamiento económico ya no son aceptables. Tal vez el Kremlin teme que haya poca participación, indicio de la apatía del electorado y del decremento de la legitimidad del gobierno. Es probable que el Kremlin espere que al permitir algo parecido a una mayor competencia, atraerá a más electores y logrará una mayor participación el día de las elecciones.

Por otro lado, Putin está tratando de convencer a la comunidad internacional de que Rusia no es la oligarquía que todos denuncian. Dar acceso a la televisión a los candidatos de oposición podría ser la estrategia de Putin para demostrar que Rusia es una democracia que permite que la oposición se manifieste y que le otorga libertad de expresión.

Tal vez el Kremlin está dispuesto a conceder esta libertad porque no creen que ninguno de los candidatos de oposición sea un riesgo serio en las urnas. Sin embargo, haría mal en darlo por hecho. Putin bien podría ganar en marzo, pero con la economía estancada, el desempleo fuera de control y la sensación creciente de frustración con la política de siempre, el futuro no pinta tan rosa como en Kremlin quiere creer.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad