OPINIÓN: El discreto encanto de los subsidios para emprendedores

Si en 2017 aplicaron 1,500 solicitantes a la convocatoria 3.3 y ganaron unos 170, quiere decir que alrededor de 1,330 emprendedores y empresas perdieron su tiempo y eso es un desperdicio para el país.
Emprendimiento  Aunque México es un país con restricciones presupuestales y en donde los subsidios están mal enfocados, el Fondo Nacional Emprendedor contará con 4,000 millones de pesos en 2018.  (Foto: iStock)
Jorge González Gasque

Nota del editor: Jorge González Gasque está detrás de la consultora G2 Consultores, y los fondos de inversión G2 Momentum Capital y On Ventures. Programador desde los 13 años, consolidó su carrera creando software especializado para empresas. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(Expansión) — A punto de concluir el sexenio, el INADEM estará cumpliendo su sexto año de vida y seguramente será objeto de escrutinio y evaluación por parte de los candidatos y de los próximos gobernantes.

Al hacer esta evaluación habrá que tener en cuenta los aciertos y los múltiples proyectos que han sido apoyados por el instituto y, sin duda también, saldrán a la luz los errores, las ineficiencias y los problemas que ha tenido este organismo en su papel de ejecutor del Fondo Nacional Emprendedor, un programa de subsidios del gobierno que no muchos saben que data de 2004, cuando se creó lo que en aquellos tiempos se denominó Fondo PYME.

No pretendo aquí hacer esa evaluación, que no me corresponde. Pero como parte del ecosistema emprendedor de nuestro país, quiero darles algunas recomendaciones a los aspirantes a este tipo de recursos.

Lee: ¿Qué retos enfrentan los emprendedores?

Empecemos por decir que es totalmente legítimo pedir ayuda al gobierno para emprender un negocio y que prácticamente todos los países del mundo tienen esquemas para favorecer el emprendimiento. Innovate UK, por ejemplo, cuenta con un fondo de 561 millones de libras para apoyar a las startups británicas y es solo uno de los muchos fondos que generan este tipo de apoyos en ese país. En Estados Unidos, los programas Small Business Innovation Research (SBIR) y Small Business Technology Transfer (STTR) tienen presupuestos anuales de 2,500 millones de dólares y presumen de haber apoyado a empresas tan relevantes como Qualcomm, 23andme y Symantec, entre otras.

Lamentablemente, México es un país con restricciones presupuestales y en donde los subsidios están mal enfocados. Aun así, el Fondo Nacional Emprendedor contará con 4,000 millones de pesos en 2018. Esto representa menos de la mitad de lo que fue asignado en 2015 al mismo fondo y palidece junto a los más de 50,000 millones de pesos que otorgará la SAGARPA en subsidios agrícolas en el mismo año. De esos 4,000 millones, más de la mitad se destina a garantías de crédito PYME, así que lo canalizado como subsidios es mucho menos.

Con todo, los emprendedores tienen una oportunidad de obtener subsidios por hasta 3 millones de pesos para su proyecto en la convocatoria de Alto Impacto, una de las más demandadas y atractivas del INADEM. La demanda de esta convocatoria es tan alta que poco más del 10% de los solicitantes logran acceder a la Bolsa, que el año pasado fue de 400 millones.

Lee: Los 5 unicornios que debutarán en bolsa en 2018

Por esto, es importante ser objetivo al evaluar si tienes el proyecto correcto y los elementos fundamentales para ser beneficiario. También debes considerar si la suerte te acompaña, pues la última etapa de la convocatoria se decide ni más ni menos que por un sorteo en el que participan todas las solicitudes que se consideran viables.

Para empezar, tu proyecto debe ser un proyecto innovador y escalable. Si tienes una nueva marca de helados, quizá no va a ser tan fácil. Si tu proyecto es una innovación tecnológica, un nuevo paradigma de procesos, un nuevo enfoque en el mercado que no se ha visto hasta ahora, tienes mejores oportunidades. La escalabilidad es importante, pues lo que el gobierno quiere es apoyar a proyectos que vayan a más y que representen historias de éxito relevantes.

Lee: México cae en el Índice Global de Emprendimiento

Tu experiencia como emprendedor y tu relación con el ecosistema emprendedor son factores que también se consideran importantes. Si eres un emprendedor novato y no estás bien relacionado, quizá tus posibilidades de éxito sean más remotas y es por eso que la evaluación te restará puntos.

Considera también el tiempo. Preparar el ingreso a una convocatoria, detallando los planes, haciendo proyecciones de ingresos y financieras, incorporando información de los productos, del equipo, de los planes y de las cosas que pretendes hacer, es un trabajo bastante grande. Quizá te tome varias semanas y, si careces de preparación para calcular una TIR, podría ser demasiado.

Esto es quizá lo más criticable del sistema. Si en 2017 aplicaron 1,500 solicitantes a la convocatoria 3.3 y ganaron unos 170, quiere decir que alrededor de 1,330 emprendedores y empresas perdieron su tiempo y eso es un desperdicio para el país. Creo que el gobierno federal debería destinar muchísimos más recursos al INADEM y a apoyar el emprendimiento de alto impacto en el país.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
¿Qué podrá decir la traductora de Donald Trump sobre la cumbre con Putin?
Te Recomendamos
×