Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: La caída del Dow, ¿el comienzo o fin de una corrección en Wall Street?

Este rompimiento de la burbuja de los bonos está amenazando con romper la burbuja de la Bolsa estadounidense, analiza Roberto Ruarte.
jue 08 febrero 2018 09:07 AM
Bolsa
Bolsa El mismísimo Greespan, que había advertido de la burbuja de los bonos, ahora dice que hay dos burbujas. (Foto: Drew Angerer/AFP)

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — El viernes y el lunes pasado tuvimos un comportamiento inusitado de la Bolsa de valores de Estados Unidos para la era del presidente TRUMP; el principal indicador, el Dow Jones Industrial, llegó a ceder más de 2,000 puntos en ambos días, a lo que algunos denominaron un flash crash, y otros, el comienzo de un gran cambio de tendencia de alcista y bajista rompiéndose la burbuja en las acciones estadounidenses.

Wall Street, cuyos futuros se habían desplomado fuertemente la noche de la elección presidencial en EU, venía festejando el gobierno de Trump, marcando récords tras récords desde que el candidato republicano asumiera la presidencia el 20 de enero de 2017. La Bolsa superó los 20,000, luego los 21, 22, 23, 24, 25 y 26,000, alcanzando en enero un máximo de 26,116 puntos, algo que el mismo Trump se ocupara de remarcar en su Twitter.

Lee: Trump dice que el desplome de Wall Street es un "gran error"

De pronto, en enero de este año se cortó la racha de nuevos máximos, y luego de la última intervención al frente de la FED de Yellen y los auspiciosos números de empleo, el mercado entró en una espiral bajista que en términos absolutos fue la más importante de la historia, y en términos relativos, el mercado perdió casi un 10% de su valor en cuestión de pocos días.

Los medios de prensa remarcan que los miedos inflacionarios hacen pensar que la nueva gestión de la Fed a cargo de Jerome Powell deberá necesariamente subir los tipos de interés para evitar el sobrecalentamiento de la economía.

Publicidad

Sin embargo, en esta columna no miramos fundamentos, solo gráficas y relaciones lógicas que han ocurrido en la historia. Hemos advertido primero de la burbuja de los bonos, la misma explotó en 2016; la tasa de 10 años, que es la tasa que los inversores piden al gobierno de EU para prestarle, subió mas del 100% en casi dos años, desde 1.33 hacia 2.87, niveles de objetivos proyectados en esta columna y en reportes a clientes.

Lee: El desplome en Wall Street, ¿debe preocupar a México?

La burbuja de los bonos lleva dos años desinflándose y advertimos que en todos los casos en la historia, desde la década de 1980 la subida de la tasa de los bonos de 30 o de 10 años terminó desencadenando fuertes crisis, como la de 1987, la del tequila de 1995, la de los tigres asiáticos de 1997, la de Rusia de 1998, la de las punto com en el 2000, la de lehman en 2007, la de Europa en 2011.

Este rompimiento de la burbuja de los bonos está amenazando con romper la burbuja de la Bolsa. El mismísimo Greespan, que había advertido de la burbuja de los bonos, ahora dice que hay dos burbujas: la de los bonos y la de la Bolsa. Cabe preguntarse si luego de los 1,500 de caída de los últimos días empezó a desinflarse o romperse la burbuja de Wall Street.

nullAlgunos como el famoso analista Jim Cramer sostiene que fue un flash crash, algo así como lo observado en agosto de 2015, agosto-septiembre de 2011, agosto de 1987. ¿Que es un flash crash? Algo rápido, en donde desde la euforia los inversores pasan a la depresión en días o semanas, así fue un lunes negro en 2015 y 1987, y en 2011, luego de caídas muy importantes de muchos puntos pero corto en tiempos el mercado, retomó su senda alcista a nuevos máximos históricos en todos los casos.

Así ocurrió después de octubre de 1987, de septiembre de 2011, y de septiembre de 2015. Las correcciones en los mercados que descomprimen la sobrecompra de los mercados alcistas pueden ser menores, intermedias o mayores; podríamos categorizar a las menores del orden del 5%, intermedias las del 10%, o mayores la del 20%; arriba del 20% existe un consenso en considerar que no es una corrección o ajuste, sino un cambio de tendencia en los mercados, es decir, un bear market o mercado bajista.

Lee: Las caídas históricas del índice estrella de la Bolsa de Nueva York

Nuestra visión difiere de la del reconocido comentarista que considera lo observado días atrás como un flash crash, creemos que se trata de un cambio de tendencia más severo, y comparable con la del 2007-2009, la del 2000-2002, o la fatídica de 1929 a 1932 que llevó tres años, estas últimas han sido con más tiempo de duración y con cifras muy importantes de caída; la del 2000-2002 fue superior al 80% en el Nasdaq, la del 2007/2008 fue del 65% en el SP500 y la de 1929/1932 fue del 95% en el Dow Jones.

Es bueno reconocer que la estructura de caída desde 26,116 puntos del Dow a niveles debajo de los 24,000 puntos, fue en tres movimientos por el movimiento; si es un cambio grande de tendencia deben convertirse en cinco movimientos, sino la posibilidad de un flash crash crecerá, y el mercado puede volver a nuevos máximos.

Para ser un cambio de tendencia como nosotros pensamos y empezar una tendencia bajista, el mercado necesita fallar el actual rebote en la zona de 25,000/25,500 y perforar los 23,378 puntos, allí el mercado dará el fuerte mensaje que el cambio de tendencia se confirma; luego vendrá un rebote que será la oportunidad de salida sin superar los 26,116 y luego la nueva característica de un bear market, mínimos menores y techos menos para perder entre un 50 y 80% de su valor, con un duración mínima de un año y máximo 3 años.

Hay algo que es bueno precisar si uno define algo como burbuja, la caída no puede ser una corrección, por lo tanto, por definición debe caer mas de un 20%. En general, las burbujas se rompen y producen caídas del 50 al 80%, sino no serían rompimientos de burbujas.

Los flash crash son una forma de evitar rompimientos de burbujas, pero en este caso sería seguir inflando algo que indefectiblemente la tasa de interés de 10 años terminará rompiendo; mientras no superemos 25,500, el proceso de rompimiento de las burbujas puede haber empezado, en rigor técnico, mientras 26,616 no sea superado. Así lo consideramos y solo por defecto consideramos a lo observado como un flash crash ya listo para ir a nuevos máximos como otros analistas que respetamos consideran, el mercado como siempre pronto dará el veredicto.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad