OPINIÓN: ¿Las empresas están preparadas para hacer frente al 'freelance'?

En la actualidad, la 'economía gig' es más que una moda pasajera, pues empresas grandes y pequeñas están sumándose a este fenómeno global.
'Freelance'  ¿Cómo lograr que las grandes empresas entiendan y capitalicen al máximo la economía colaborativa?  (Foto: iStock)
Arturo Hernández, Marco González y Alejandro Caro

Nota del editor: Arturo Hernández y Marco González son People Advisory Services - Performance en EY México; Alejandro Caro es director ejecutivo legal de EY México. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de sus autores.

(Expansión) — La incorporación de plataformas digitales ha impulsado un cambio significativo en distintos rubros del ámbito empresarial, incluido el de la fuerza laboral. En este contexto, el surgimiento de tendencias como la economía gig o economía colaborativa, han puesto en cuestionamiento los modelos tradicionales de contratación, al establecer nuevas y diferentes formas de trabajo.

Esta nueva economía está conformada, principalmente, por emprendedores o freelance que buscan tener autonomía y control sobre su tiempo. Y aunque pareciera que este tipo de trabajadores eventuales solo lo hacen porque no pueden encontrar un empleo permanente, la evidencia muestra lo contrario: más de la mitad de 1,000 giggers encuestados en Estados Unidos, dicen que ven este tipo de trabajo como una manera de progresar en su carrera, según el estudio Is the gig economy a fleeting fad, or an enduring legacy?, realizado por EY.

Lee: La demanda de 'freelancers' incrementa 33% en México

¿Pero cómo lograr que las grandes empresas entiendan y capitalicen al máximo la economía colaborativa para ser atractivas para estos nuevos trabajadores?

¿Su empresa está lista para hacer frente a esta tendencia laboral?

En la actualidad, la economía gig es más que una moda pasajera, pues empresas grandes y pequeñas están sumándose a este fenómeno global. En Estados Unidos, en los últimos 10 años, el 66% de las organizaciones ha visto un aumento en la contratación de trabajadores bajo esta modalidad, mientras que el 56% utiliza a la economía colaborativa como opción para proyectos en los que se requiere experiencia específica que no se puede cubrir con la fuerza laboral existente.

También, han encontrado otros beneficios, entre ellos está el control de costos laborales, pues el 55% considera que la economía gig es una manera de logarlo, además, el 50% cree que los freelance pueden ayudar a superar la resistencia al cambio dentro de la fuerza laboral tradicional.

Lee: ¿Qué les preocupa a los 'freelancers' mexicanos?

Pero para voltear a ver a este nuevo talento, las empresas deben de plantearse los siguientes cuestionamientos para conocer si en realidad su compañía requiere de estos trabajadores colaborativos:

  • ¿Sólo es para reducir los costos?
  • ¿Está buscando atraer a un nuevo grupo de trabajadores calificados para ayudarlo a transformar su estrategia de negocios al mundo digital?
  • ¿Necesita escalar operaciones rápidamente para cumplir con las demandas de innovación de productos?
  • ¿Quiere impulsar el cambio en su cultura organizacional?

Para adaptar este nuevo modelo de la fuerza laboral en las compañías, es vital entender la otra cara de la moneda, es decir, cómo se desenvuelven estos trabajadores en la era digital.

  • ¿Qué motiva a estos trabajadores colaborativos o "giggers" y cómo puede atraer lo mejor y de manera eficiente?
  • ¿Están buscando más flexibilidad, más control sobre su vida laboral y la capacidad de trabajar de forma remota?
  • ¿Es simplemente un caso de trabajo colaborativo como la única opción disponible?
  • ¿La naturaleza de los servicios que prestan los “giggers” es laboral o independiente?

En este sentido, datos del estudio de EY muestran características significativas de esta nueva fuerza laboral, entre las que sobresalen que el 52% de los trabajadores eventuales prefieren no ser empleado de tiempo completo, el 80% aprecia la flexibilidad, el 33% disfruta de poder trabajar desde casa y el 49% le gusta tener el control de su futuro profesional.

Lee: Por qué te conviene trabajar en un coworking

Sin embargo, esta no es una tarea fácil, pues representa un reto para las organizaciones que, una vez que determinan su intención estratégica y la combinan con la comprensión de lo que hace funcionar a los giggers, deben realizar la gestión adecuada para implementar las estructuras organizacionales, los modelos de participación, propuestas de valor, los marcos de gestión de riesgos y los procesos de cumplimiento adecuados para respaldar ambos lados, además de establecer los objetivos comerciales a alcanzar y definir qué tipo de trabajadores ayudarán durante la ejecución.

Las empresas deben considerar cómo equilibrar las nuevas oportunidades del mercado para maximizar la eficiencia, el rendimiento y la rentabilidad del negocio, con obligaciones sociales hacia los trabajadores, ya sea de tiempo completo o por periodos cortos; además de asegurarse de cumplir con los requisitos de un entorno regulatorio global dinámico y uno local desactualizado.

En el caso de México, si bien la Ley Federal del Trabajo fue reformada en 2012, los preceptos relativos al trabajo a domicilio y las jornadas de trabajo no sufren modificaciones sustanciales desde 1970; por ello resulta de particular importancia establecer una estructura legal que permita adaptar las necesidades de la fuerza laboral moderna a un entorno de leyes del pasado.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Noticias del día
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.
Ahora ve
El presidente de Audi es detenido en Alemania
Te Recomendamos
×