Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Los problemas éticos de que Jared Kushner esté en la Casa Blanca

Tenemos que preguntarnos si Kushner actuó para influir en la política exterior por sus intereses empresariales o para servir a los intereses políticos de EU, opinan Wertheimer, Eisen y Canter.

Nota del editor: Fred Wertheimer es fundador y presidente de Democracy 21, una organización no lucrativa y apartidista cuyo objetivo es promover la transparencia y la integridad del gobierno. Norman L. Eisen es colaborador de CNN e investigador senior de Brookings Institution; fue encargado de asuntos éticos en la presidencia de Obama de 2009 a 2011 y embajador de Estados Unidos en la República Checa. Virginia Canter es asesora del poder ejecutivo de Citizens for Responsibility and Ethics in Washington, una organización no lucrativa, y fue asesora de ética del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a los autores.

(CNN) — Jared Kushner desafió dos principios esenciales de la integridad gubernamental cuando entró a trabajar a la Casa Blanca como asesor senior con amplias responsabilidades en cuestiones nacionales e internacionales.

OPINIÓN: 'Javanka' debería irse a casa, igual que Hope Hicks

Kushner se negó a deshacerse totalmente de sus intereses empresariales e insistió en conservar la mayor parte de su participación accionaria en las empresas inmobiliarias Kushner; según el New York Times, conservó inversiones inmobiliarias y de otro tipo valuadas en 761 millones de dólares . Al hacerlo, abrió la puerta a lo que podría ser un conflicto de interés grave… y ciertamente a la impresión de que estos conflictos existen.

Publicidad

Además, el suegro de Kushner, que casualmente es el presidente de Estados Unidos, lo contrató. Al hacerlo, invitó a personas y a empresas a darle beneficios financieros para ganar influencia con su jefe y pariente cercano, el presidente Donald Trump. También suscitó que el pueblo estadounidense se preguntara si estaba cualificado para las múltiples responsabilidades que su suegro le dio y para las que no tiene experiencia alguna.

En nuestra opinión, todo esto viola tanto las leyes federales sobre ética como las relativas a la lucha contra el nepotismo. Estas violaciones convergieron a principios de marzo, cuando el New York Times informó que las empresas inmobiliarias de la familia Kushner recibieron préstamos cuantiosos luego de que los representantes de los acreedores se reunieran con Kushner en la Casa Blanca.

OPINIÓN: Los problemas apenas comienzan para Jared Kushner

Analicemos primero la cuestión de los conflictos. En uno de los casos, un magnate del capital privado, Joshua Harris, tuvo varias reuniones con Kushner para supuestamente asesorarlo en temas de infraestructura. Su empresa de inversiones, Apollo Global Management, supuestamente "buscó maneras de beneficiarse del posible plan de infraestructura de la Casa Blanca", según el Times. Según el diario, los ejecutivos de Apollo tenían grandes intereses en la propuesta de ley impositiva que se estaba estudiando en ese entonces. Se dice que Kushner y Harris hablaron de un empleo para Harris en la Casa Blanca, cosa que al final no cuajó. Apollo otorgó un préstamo por 184 millones de dólares a las Empresas Kushner, de las cuales Kushner es copropietario. Se dice que la cifra equivale al triple de lo que Apollo suele prestar en proyectos inmobiliarios.

Publicidad

En el segundo caso, Kushner se reunió con el director ejecutivo de Citigroup y supuestamente hablaron de política financiera y comercial. A Citibank le interesa que el gobierno relaje la supervisión del sector bancario. Poco después de la reunión, según el Times, Citigroup otorgó un préstamo de 325 millones de dólares a las Empresas Kushner y a uno de sus socios. Con base en los formularios de revelación financiera de Kushner, parece que tiene intereses económicos en las propiedades que se beneficiarían del dinero de Apollo y Citigroup.

¿Parece un conflicto?

Como mínimo, estas actividades han dado la impresión de que hay conflictos de interés en cuanto al acceso y a la influencia sobre un alto funcionario de la Casa Blanca con lazos muy cercanos con el presidente. Las leyes federales de ética exigen que cuando "las circunstancias causen que un empleado razonable con conocimiento de los hechos relevantes dude de su imparcialidad en el asunto, no debería participar en él".

Publicidad

OPINIÓN: Dejen de decir que el yerno de Trump es "ingenuo"

Los autores de este artículo tenemos casi un siglo de experiencia en casos de ética, tanto en el gobierno como en el sector privado, y hemos trabajado en cientos de casos de conflicto aparente. Nosotros le habríamos exigido a Kushner que se recusara según los estándares; que no lo haya hecho es, en nuestra opinión, una violación.

No obstante, más allá de la cuestión de la apariencia, es probable que haya habido conflictos de interés y otras actividades ilegales. Eso dependerá de los detalles de lo que hablaron Kushner y Harris y de los beneficios que Harris y Apollo pudieron haber obtenido.

Aquí hay muchas violaciones posibles. Por ejemplo, según la cadena noticiosa estadounidense, ABC News, seis semanas después de que Apollo otorgara el préstamo, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos , (SEC, por sus siglas en inglés) suspendió una investigación del fondo de inversiones privadas. ABC señaló que "aunque no hay pruebas de que Kushner u otro funcionario del gobierno de Trump haya intervenido en la decisión de la dependencia para suspender la investigación sobre Apollo Global Management, el momento en el que se tomó suscita dudas sobre el posible conflicto de interés entre las empresas de la familia Kushner y su función como asesor de su suegro, el presidente Donald Trump".

Publicidad

OPINIÓN: ¿Jared Kushner merece autorización de acceso de seguridad?

Según los reglamentos de ética que definen los conflictos de interés, Kushner tiene prohibido participar en cualquier "asunto particular" con cualquier parte a la que le esté pidiendo un préstamo. Si Kushner influyó en algún funcionario del gobierno en cualquier cuestión pendiente de la SEC concerniente a Apollo, habría violado estos reglamentos de ética. Tal vez no lo hizo, no lo sabemos, pero seríamos omisos si no preguntáramos y es necesario obtener una respuesta. Según los mismos reglamentos, debería haberse recusado de cualquier negociación relativa a un trabajo potencial para Harris en el gobierno. Una posibilidad de empleo es un "asunto particular".

Qatar

Publicidad

También tenemos el caso de Qatar. Kushner también tiene un conflicto de interés —aparente o real— respecto a las cuestiones relacionadas con ese país, en parte debido a que es uno de los principales inversionistas de su fideicomiso inmobiliario. También se consideró a Qatar como probable inversionista en la propiedad de la familia Kushner, situada en el número 666 de la Quinta Avenida, en Nueva York, que tiene una hipoteca de 1,200 millones de dólares que vence a principios del año próximo.

En consecuencia, Kushner debió haberse recusado totalmente de cualquier cuestión de política exterior estadounidense relacionada con Qatar. Su supuesta intervención en la determinación de una reacción estadounidense al bloqueo de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos contra Qatar es particularmente indignante dado que ocurrió apenas un mes después de que las Empresas Kushner solicitaran, sin éxito, el financiamiento del ministro de Finanzas de Qatar para la propiedad antes mencionada, según el periódico The Intercept.

Aunque Kushner se deshizo de sus participaciones directas en esa propiedad, debió haberse considerado que Kushner seguía teniendo relación con cualquier posible inversionista en el edificio del 666 de la Quinta Avenida o con otra propiedad gravada de la familia Kushner. Esto se debe a que es probable que su viabilidad afecte el bienestar financiero de los negocios inmobiliarios de los Kushner, incluidos aquellos en los que conservó una participación .

OPINIÓN: Trump, Kushner y la trampa de la lealtad

Publicidad

El que Kushner no se haya recusado de las cuestiones que involucran a acreedores potenciales genera dudas sobre si hizo mal uso de su cargo público para obtener beneficios privados en forma de grandes préstamos para sus negocios familiares y para tomar represalias contra países que no cooperen. La cadena noticiosa NBC reportó que el gobierno de Qatar ha estudiado la posibilidad de entregar al fiscal especial, Robert Mueller, pruebas de los intentos de los vecinos de Qatar para "perjudicar a su país en coordinación con Kushner". Qatar ha negado que sus funcionarios hayan estado en contacto con el equipo de investigación de Mueller.

¿Kushner es vulnerable?

Por más perturbador que esto resulte, aún hay más. Están surgiendo acusaciones de que algunos países que podrían otorgar préstamos a los negocios de Kushner han buscado formas de usar sus dificultades financieras para influir en él para su beneficio político.

Publicidad

Según un reportaje del Washington Post , "los funcionarios de al menos cuatro países han hablado en privado de formas para manipular" a Kushner "aprovechando sus estructuras empresariales complejas, sus dificultades económicas y su falta de experiencia en política exterior". Entre los países involucrados están Emiratos Árabes Unidos, China, Israel y México .

En otras palabras, estos funcionarios vieron que Kushner es un blanco vulnerable al que pueden sacar provecho para beneficiar a sus países. Se dice que esta es una de las razones por las que Kushner no ha logrado que le den autorización permanente de acceso a la información más sensible y por las que su acceso temporal se restringió, a principios de marzo, al nivel de confidencialidad más bajo.

Lee: México ha planeado manipular a Jared Kushner, señala Washington Post

Tenemos que preguntarnos si Kushner actuó para influir en la política exterior por sus intereses empresariales o para servir a los intereses políticos de Estados Unidos.

Publicidad

Las leyes antinepotismo

Todos los peligros que el estatuto federal antinepotismo de Estados Unidos contempla entran en juego aquí. El estatuto, que se promulgó luego de que John F. Kennedy contratara a su hermano Robert como fiscal general, prohíbe expresamente que el presidente contrate a su yerno.

Dos de los autores de este artículo trabajaron en la Casa Blanca y prohibieron que algunos familiares con lazos menos cercanos trabajaran en la presidencia. Sin embargo, Trump le dio la vuelta logrando que el Departamento de Justicia emitiera una opinión retorcida de que el estatuto no corresponde y persuadió de alguna forma a la dependencia de que ignorara décadas de resoluciones en contrario.

Publicidad

OPINIÓN: ¿Cuál es el verdadero Jared Kushner?

La impunidad con la que Kushner ha procedido es el ejemplo característico de por qué los familiares no deberían estar en estos cargos. Una lectura correcta del estatuto (y de la interpretación prevalente del Departamento de Justicia que se rechazó) habría impedido que Kushner ocupara este cargo y le habría ahorrado estos conflictos al país.

Pero no es demasiado tarde para evitar que las reglas sobre conflictos y antinepotismo sufran más daño. Kushner debería dejar el servicio público de inmediato, antes de que cause más daños a sí, a su suegro y a Estados Unidos.

Deseamos poder decir que con esto se acabaría su agonía. Pero el daño que está hecho probablemente será objeto de más investigaciones y de posibles acciones legales durante mucho tiempo.

Publicidad

null Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad