Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

CEO, los pasos de un líder Desktop

OPINIÓN: ¿Estamos diseñando el modelo de negocio para el 2020?

Los líderes que acompañen el ritmo que impone la irrupción de la robótica y big data integrados como herramientas deberán responder con nuevas habilidades, opina Susana von der Heide.

Nota del editor: Susana von der Heide es President & Thinking Partner de VON DER HEIDE, empresa especializada en soluciones disruptivas de RRHH para toda Latinoamérica. Síguela en su cuenta de LinkedIn . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – Los líderes nos hemos atribuido la indelegable responsabilidad de velar tanto por el futuro de las compañías, la planificación estratégica del negocio y su rentabilidad, como por el porvenir de la marca.

La mayoría de nosotros hemos aprendido en las universidades mirando por espejos retrovisores con la "modalidad del caso", lo que, al día de hoy, en la mejor de las situaciones, representa solo un precalentamiento, pero de ninguna manera nos pone a punto para “la carrera” que enfrentamos.

Lee: Frente a los robots, líderes más humanos

El contexto VUCA nos desorienta tanto como nos reta a una profunda transformación de nuestro liderazgo. Aumentan los autocuestionamientos, pero más aún los cuestionamientos externos ante la falta de certezas cuando la experiencia o los hechos y prácticas del pasado no son la solución a los dilemas actuales.

¿Estamos alistando a nuestros equipos y diseñando el modelo de negocio para el 2020? ¿Qué ideas tenemos a disposición para hacerlo? ¿Estamos incluyendo la Inteligencia Artificial (IA), digitalización, analytics, para tomar decisiones en menos de dos años?

Publicidad

¿Cuándo es el FUTURO? ¿Será el 2030? ¿Es el 2100 o el año 2500? Saber que la ciencia y la tecnología están fusionándose a ritmo exponencial para que esa pregunta no resulte absurda de responder, transforma por completo el sentido de lo que hacemos, de nuestro trabajo.

OPINIÓN: La selección de personal en la era de la elección mutua

Si hoy pensáramos en tan lejanos horizontes de tiempo, organizarnos para los próximos 5 años sería como pensar en mañana o pasado.

Los personajes de la tira de dibujos animados Los Supersónicos de los años 60’s tardaron 40 años en hacerse realidad, pero finalmente llegaron a nuestra cotidianidad con aparatos que cambiaron nuestras familias, nuestras casas con dispositivos o con microprocesadores más pequeños que el tamaño de una hormiga.

La celeridad que hemos ganado desde entonces nos obliga a un serio replanteo que, de no hacerlo, denotaría irresponsabilidad o cierta ceguera respecto del futuro que ya está presente entre nosotros. Las compañías, tal como las conocemos hoy, están en jaque y no tienen tiempo, sino más bien están apremiadas por la velocidad con la que irrumpió la tecnología.

nullLos líderes que acompañen el ritmo que impone la irrupción de la robótica y big data integrados como herramientas deberán responder con nuevas habilidades:

  • Tolerancia a la ambigüedad para poder surfearla con perseverancia para iterar y prototipar modelos de servicios o productos que sean lanzados en estado beta.
  • Coraje para hablar sobre el futuro aun cuando no tengan certeza de cómo será y que además puedan comenzar a construirlo.
  • Autoconfianza para atravesar contextos de negocios nuevos aun cuando les falte conocimiento, observando atentamente al mercado que evoluciona de manera disruptiva.
  • Agilidad para entender y responder al ritmo exponencial sin bloquearse.
  • Confianza plena en los equipos de trabajo autogestionados.

En las organizaciones que comienzan su transformación cultural, capaz de seguir el ritmo de la disrupción tecnológica, en donde las decisiones se toman basadas en datos (People Analytics) y se digitalizan procesos, emergen inmediatamente relaciones inéditas de factores que tienen fundamentación científica tanto como revelaciones acerca de los comportamientos de los equipos. Todo ello exige a los líderes respuestas diferentes, decisiones que quiebren el statu-quo.

OPINIÓN: La Inteligencia Artificial no escribió esta columna

Los líderes que logren comprender la esencia del cambio radical que implica dejar de andar a velocidad crucero para hacerlo a ritmos exponenciales, traerán las oportunidades que los negocios requieren no sólo para ser sustentables sino para competir con las organizaciones emergentes que cambian las reglas de juego tradicional.

Ante tanta sofisticación y complejidad, nuestro mejor y más completo recurso será nuestro propio mindset abierto para la evolución, siempre al servicio del progreso de las personas y de las organizaciones.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad