Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Planeación y ejecución financiera

Una ejecución sin un plan o con un plan deficiente traerá resultados inadecuados en la conformación de un patrimonio y manejo de finanzas, opina Iván Barona.
Planeación financiera - tecnología
Tecnología, poderosa herramienta Los avances tecnológicos en el ámbito financiero han logrado robustecer de manera importante la toma de decisiones, apuntan expertos. (Foto: primeimages/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Iván Barona González estudió Administración y Finanzas en la Universidad Panamericana. Comenzó su carrera en GBM en 2004 como analista de vivienda e infraestructura, para posteriormente fungir como Estratega México. Desde 2012 ocupa el cargo de Director de GBMhomebroker. Actualmente es profesor por asignatura en la Universidad Panamericana y Lead Mentor en Collective Academy. Encuéntralo vía Twitter en @IvanBarona . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – Tomando como referencia las últimas columnas en este espacio, el lector podrá ver que uno de los temas de las finanzas que toman el escenario central es el campo de la psicología del inversionista.

Si bien el éxito en el mercado bursátil tiene su gran dosis de teoría económica, finanzas, contabilidad, administración, entre otras, parte relevante se centra en la toma de decisiones y ejecución de las mismas.

OPINIÓN: ¿Cómo se refleja la psicología en los 'traders'?

Publicidad

En lo que refiere a la toma de decisiones, existen innumerables acercamientos y estilos de inversión.

Las capacidades técnicas de cada quién estarán detrás de la solución que mejor se adecue. Existe la autogestión, yo decido en qué y cuánto invertir de manera autónoma, o delegar dicho tipo de decisiones, siempre conservando una comunicación clara con tu asesor sobre lo que buscas, tus metas, tus sueños.

En cuanto a estilos, podemos ver la gestión activa (que contempla la compra y venta de activos financieros de manera selectiva) o pasiva (a través de instrumentos bursátiles diversificados como fondos de inversión o fondos indizados).

También mucho dependerá de los objetivos que se planteen y la alineación de las carteras a los mismos. Si se busca generar un patrimonio, anticipar gastos futuros mayores, prever para el retiro, entre otros.

Publicidad

OPINIÓN: ¿Vaso medio lleno o medio vacío en las inversiones?

Los avances tecnológicos en el ámbito financiero han logrado robustecer de manera importante la toma de decisiones. Desde poderosas herramientas diseñadas para la optimización de portafolios, el procesamiento de información de mercado en tiempo real para buscar tendencias, o estrategias de inversión cuantitativas, por mencionar tan solo algunos.

“Visión sin ejecución es alucinación”

Publicidad

Esta frase—o alguna de sus variaciones—ha sido atribuida a distintas personalidades como Thomas Edison o Henry Ford. Después de un poco de investigación, hay quien asegura que esta cita deriva de un proverbio japonés: “Visión sin acción es como soñar despierto”. Lo cierto es que el fondo de este categórico decreto pareciera llevarnos a todos a asentir, mientras resuena con nuestro sentido común.

Es en la ejecución donde nuestra voluntad se pone constantemente a prueba. Antes de proseguir, aclaro que una ejecución sin un plan o con un plan deficiente, también traerá resultados inadecuados en la conformación de un patrimonio y manejo de finanzas.

Lee: ¿Por qué tomamos decisiones financieras irracionales?

Es en la ejecución donde los avances tecnológicos también nos han alcanzado, para poder apegarnos a nuestras estrategias previamente seleccionadas, y evitar que nuestra falta de disciplina merme nuestros resultados.

Publicidad

Tanto los inversionistas activos pueden programar con herramientas digitales sus órdenes de compra o venta parametrizadas, de forma automática, evitando caer víctimas de algunos de los sesgos conductuales mencionados en otras columnas. Dichas estrategias suelen estar basadas en datos duros, y contemplar la necesidad de reaccionar sin titubear ante cambios en precios, para evitar acrecentar pérdidas o dejar pasar oportunidades efímeras.

Lee: Consejos para invertir este 2018

El inversionista de largo plazo, a través de estrategias pasivas, puede también tomar el timón de sus finanzas, y programar contribuciones periódicas de forma automática. De esta manera, uno puede favorecer el “gasto lo que me sobra después de ahorrar” sobre el “ahorro lo que me sobra después de gastar”, como dicta el deber ser.

La formación de un hábito invariablemente va acompañada de la repetición, tomar la misma decisión de forma consistente, ¿qué mejor que la decisión esté tomada con anterioridad, y mantener dicho compromiso con tu yo de los próximos 10, 20 o 30 años?

Publicidad

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad