Publicidad
Publicidad
CEO, los pasos de un líder Desktop

OPINIÓN: Educación emocional, ¿necesaria para tu empresa?

El correcto manejo de emociones es la antesala de una comunicación clara, honesta, confiable, responsable y comprometida, opina Ivette de Jacobis.
emociones en la empresa
Lazos afectivos Darle importancia a nuestra educación emocional nos ayudará a pasar de mejor manera las adversidades, a no dejarnos invadir por la frustración y sus nefastos resultados, señalan expertos. (Foto: bowie15/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Ivette de Jacobis es experta en resultados con Bienestar Personal. Síguela en su cuenta de Facebook ivettedejacobisv y Twitter @IvettedeJV . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(Expansión) – Durante mucho tiempo se consideró a las emociones un obstáculo para tener éxito en las distintas áreas de nuestra vida. No sé si a ti te pasó, pero a mí me enseñaron que las emociones no son buen consejero y que había que separar la mente del corazón. Queríamos lograr lo imposible poniendo nuestro máximo esfuerzo en controlarlas, o sea, restringirlas, y dependiendo de la situación, de plano callarlas.

Es un hecho irrefutable, que si dejamos que nos dominen; si no sabemos cómo identificarlas y de dónde provienen; si evadimos tomar responsabilidad; si no sabemos comunicarlas, sino más bien, solo las desahogamos; y, por último, si no sabemos cómo gestionarlas y comprenderlas, nos llevarán a tomar pésimas decisiones y a tener también pésimas relaciones, en donde no hay ni por casualidad crecimiento ni contribución mutua.

Lee: ¿Puede un jefe ser amigo de sus empleados?

Publicidad

Para todos es muy evidente que en las relaciones de hoy en día, en ocasiones, hay un choque generacional en cuanto a inteligencia emocional se refiere. En la cotidianidad interactúan generaciones que no tuvieron ningún tipo de conocimiento ni guía, y generaciones en las que ha habido una mayor apertura a este respecto. Incluso hoy, se considera una herramienta imprescindible para crecer como personas.

Esta brecha generacional, es, sin duda, un factor determinante en la calidad de nuestras relaciones, de modo que nos vemos en la necesidad de responsabilizarnos para que dicha brecha se vaya acortando poco a poco, hasta que podamos beneficiarnos todos de saber cómo expresar y manejar nuestras emociones.

El contexto empresarial no es una excepción, ya que es un ámbito en el que las interacciones personales constructivas son la base del éxito en el logro de objetivos. Sin embargo, este tipo de interacciones, requieren principalmente de una comunicación clara, honesta, empática y, de manera primordial, requieren que cada uno sepa hacerse cargo y responsable de lo que comunica y cómo lo comunica.

OPINIÓN: Sobrevivir a tu primer día al frente de un equipo de trabajo

Publicidad

Por otra parte, darle importancia a nuestra educación emocional nos ayudará a pasar de mejor manera las adversidades, a no dejarnos invadir por la frustración y sus nefastos resultados, y a poder establecer lazos afectivos y de cercanía en nuestras relaciones. Todo esto, es vital para que funcionemos de manera efectiva como líderes, equipos de trabajo y como empresa.

Este manejo emocional puede convertirse en un impulsor en el logro de nuestros objetivos y en el cumplimiento de la estrategia, te presento tres de los principales indicios de la necesidad de educación emocional en la empresa.

  • Uno o más miembros de tu equipo de trabajo siempre quieren tener la razón y que las decisiones se tomen de acuerdo a lo que ellos piensan. Las reuniones se convierten en una discusión y al final no se llega a nada.
  • Cuando no se cumplen uno o más objetivos, en lugar de que cada quien se responsabilice, se busquen soluciones y se aprenda de los errores, buscan a toda costa, y además, parece encuentran como culpables a otros o a las circunstancias, y así eludir el compromiso.
  • Se observan bajos niveles de compromiso y empatía entre los líderes y sus equipos de trabajo. Se hacen notar expresiones agresivas o pasivas en las relaciones interpersonales. Se manipula la información para evitar la responsabilidad.

Lee: ¿Qué les duele a las empresas mexicanas?

Publicidad

En los tiempos que vivimos llenos de cambios, alta competencia y necesidad de adaptación a las necesidades del mercado, el continuar con este tipo de comportamientos pone en gran riesgo la productividad, la rentabilidad y la supervivencia de las empresas. No podemos eludir el hecho de que lo más valioso que tiene una empresa para el logro de sus objetivos, somos las personas.

A su vez, las personas no podemos ser invulnerables o estar blindados emocionalmente a lo que acontece en el exterior y la falta de habilidades emocionales puede ser determinante en nuestro desempeño y toma de decisiones.

Lee: Cómo y por qué negocian los verdaderos

Por lo anterior, podemos deducir la importancia y lo necesaria que es la educación emocional para mejorar la comunicación, resolver conflictos e incrementar el desempeño. En la actualidad existen muy buenas opciones para implementar programas de coaching o recurrir a consultorías especializadas que nos proporcionen herramientas que ayuden a fortalecer el liderazgo y a aprender a gestionar las emociones en el ámbito organizacional.

Publicidad

Es un hecho que el correcto manejo de emociones es la antesala de una comunicación clara, honesta, confiable, responsable y comprometida, la cual se verá reflejada en los buenos resultados de la empresa.

Hasta la próxima.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad