Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: Mexicanos con más riqueza

Una mala decisión como inversionistas no solo nos repercute en nuestro bolsillo, sino a una serie de interventores durante un proceso de inversión, señala Eduardo Yglesias.
jue 05 julio 2018 09:30 AM

Nota del editor: Eduardo Yglesias es Licenciado en Administración de Empresas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y actualmente es Gerente de Estrategia de GBMfondos . Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas del autor.

(Expansión) – Uno de los principales objetivos de cualquier persona económicamente activa es el de incrementar riqueza y por riqueza entendámosla como el cúmulo de recursos materiales. Sin embargo, tal parece que no estamos haciendo lo indicado para alcanzar tal objetivo.

De acuerdo con una encuesta realizada por “Blackrock” (uno de los principales administradores de inversiones a nivel global) a una muestra representativa de 1,000 mexicanos entre 25 y 74 años, quienes son los principales tomadores de decisiones financieras en su hogar, los inversionistas mexicanos tenemos una clara preferencia por el dinero en efectivo al momento de asignar nuestros activos, ya sea literalmente en físico o en la chequera sin ningún rendimiento de por medio.

OPINIÓN: Una industria en crecimiento

Los resultados de esta encuesta nos comparten que el portafolio de un inversionista mexicano se distribuye principalmente un 46%, 18%, 16% y 5% en dinero en efectivo, propiedades (inmuebles), productos de seguros de vida y fondos multiactivos, respectivamente.

Así es, en lugar de invertir la mayor proporción de nuestros activos y poner en marcha la famosa frase “que el dinero trabaje por ti”, estamos literalmente perdiendo dinero. Es bien sabido por todos que el dinero se deprecia a través del tiempo como consecuencia del alza en precios de cualquier bien o servicio o, también conocida como “inflación”.

Publicidad

OPINIÓN: Invertir en renta variable: ¿un temor infundado?

Siendo así, ¿por qué entonces si todos deseamos incrementar nuestra riqueza, la estamos decrementando? Esta mala decisión como inversionistas no solo nos repercute en nuestro bolsillo, sino a una serie de interventores durante un proceso de inversión.

Existen dos vías para invertir en una empresa pública: a través de instrumentos de deuda, los cuales son un compromiso de pago del principal más un premio y a través de capital, es decir, comprando una parte proporcional de la empresa (acciones). Ambos instrumentos son emitidos por la empresa con un único fin, el de invertir el dinero recaudado para generar más flujo o crecimiento.

También debes pagar impuestos por tus ahorros e inversiones

Los gobiernos federales también emiten deuda para llevar a cabo proyectos con los recursos recabados. Ambos emisores, empresas y gobiernos, están utilizando los recursos de todos sus inversionistas para alguna actividad positiva. Esto a su vez genera una derrama económica a favor de todos los involucrados directa e indirectamente (empleados, proveedores y clientes, entre otros) con los emisores.

El impacto económico no termina ahí, no solo el inversionista, el emisor y sus colaboradores tienen un beneficio por invertir en ellos, el sector financiero también. Así es, el sector financiero al ser el intermediario que conecta ambas partes, inversionistas con emisores, también se beneficia de este ejercicio y con ello el país. El proceso de inversión es un círculo virtuoso que de acuerdo con lo mencionado impacta de manera positiva a muchos actores, pero principalmente al bolsillo del inversionista.

OPINIÓN: La tecnología en tus inversiones

Mantener un 46% en efectivo del total de nuestros activos es un exceso que está limitándonos la oportunidad de generar mayor riqueza como país. Sin embargo, esta decisión de no poner a trabajar el total de los activos es completamente personal, por lo que está en nuestras manos tomar acción y sólo será través de una correcta planeación financiera, es decir, evaluando correctamente qué tanta necesidad se tiene de mantener dinero líquido y qué tanto se puede distribuir entre los demás tipos de activos.

Es importante mencionar que también existen instrumentos de inversión que te permiten mantener liquidez y que sin duda nos pueden ayudar a contrarrestar los efectos de la inflación. No permitas que este error consuma tus recursos, planea y distribuye tu efectivo entre los otros activos de tu preferencia.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad