Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Mercados en máximos y días de alza

A la larga lo verdaderamente importante para generar patrimonio es el tiempo que permaneces en el mercado, no tanto el momento en el que entras y sales, opina Iván Barona.
Inversiones bolsas de valores
Mercado Para el inversionista que busca ir creando y procurando un patrimonio de largo plazo, de manera pasiva, intentar adivinar el momento indicado puede acarrearle costos, opina Iván Barona.

Nota del editor: Iván Barona González estudió Administración y Finanzas en la Universidad Panamericana. Comenzó su carrera en GBM en 2004 como analista de vivienda e infraestructura, para posteriormente fungir como Estratega México. Desde 2012 ocupa el cargo de Director de GBMhomebroker . Actualmente es profesor por asignatura en la Universidad Panamericana y Lead Mentor en Collective Academy. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – Previamente he comentado acerca de la importancia de la constancia para lograr el éxito en el comportamiento de nuestro patrimonio. Una de las máximas de muchos inversionistas dice: “It’s about time in the market, not market timing”.

OPINIÓN: Visionarios del siglo XX vs. visionarios del siglo XXI

En otras palabras, a la larga lo verdaderamente importante para generar patrimonio es el tiempo que permaneces en el mercado, no tanto el momento en el que entras y sales. Para el inversionista que busca ir creando y procurando un patrimonio de largo plazo, de manera pasiva, intentar adivinar el momento indicado puede acarrearle costos.

Esto, dado que identificar los máximos y mínimos, para actuar en consecuencia, suele ser una labor extremadamente complicada. Uno está familiarizado con la frase, comprar barato y vender caro, pero ¿cuándo es en verdad caro? ¿será lo correcto vender cuando se alcanza un máximo? ¿cuándo volvería a entrar?

Este tipo de cuestionamientos suele traer ansiedad a los inversionistas. Hace tan solo 10 años parecía que el mundo financiero—como lo conocíamos—iba a desaparecer, pero a una década ¿dónde estamos? Hemos sido testigos de uno de los mercados alcistas más largos de la historia reciente. Lo que lleva a muchos a pensar si lo pertinente será salir.

Publicidad

OPINIÓN: ¿Estás seguro de que tu portafolio de inversión está diversificado?

El mercado estadounidense, medido a través del índice S&P 500, ha alcanzado unos 780 máximos históricos en los últimos 50 años. Para ponerlo en proporción, quiere decir que éste cierra en un máximo histórico el 6.2% de las veces. En otras palabras, si se distribuyeran uniformemente, cada año se observarían 15.6 máximos históricos.

La realidad es que el mercado cierre en un máximo no es tan poco común, pero tampoco está distribuido de manera uniforme. Tan solo entre el 2001 y 2012 solo se registraron 9 cierres en máximos históricos, todos ellos en 2007, previo a la caída del mercado.

Tal vez haber salido del mercado en ese momento hubiera podido ahorrar al inversionista visionario de una sequía de máximos históricos que duró poco más de 5 años. Pero ¿qué hemos observado a partir de ese momento?

OPINIÓN: La importancia de medir lo importante

De 2013 a la fecha se han registrado 202 máximos históricos. Como referencia, en los últimos 50 años, el índice S&P ha dado un rendimiento anual compuesto de 7.0% en dólares. Si un inversionista se hubiera salido: en el último máximo de 2013 se hubiera perdido de un rally de casi 57% (o 9.4% anual compuesto); en el último máximo de 2014 se habría ahorrado una ganancia de 38.7% (8.5% anual compuesto); en el último máximo de 2015 habría dejado pasar de largo una plusvalía de 36% (10.8% anual compuesto), y de haber abandonado el barco tras el último máximo histórico de 2016 hubiera significado renunciar a una ganancia de 27.7% (13% anual compuesto).

Expertos consideran que BIVA da la posibilidad de dinamizar el mercado bursátil

Ahora bien, no debemos dejar de lado el perfil de la inversión; si estaba destinada al pago de un inmueble, una maestría o algo que implique inmediatez, tal vez haber salido no estaba del todo mal.

OPINIÓN: Planeación y ejecución financiera

El rendimiento de promedio anual de 7.0% observado en S&P de los últimos 50 años ha logrado multiplicar en casi 30 veces un monto invertido en agosto de 1968, cortesía del comportamiento del interés compuesto.

Manteniendo de nuestro lado al amigo “tiempo” podemos contar con un aliado para reducir el riesgo y magnificar los efectos positivos del mercado accionario.

OPINIÓN: El dilema del vaso medio lleno o medio vacío en las inversiones

Ya mencionamos unos escenarios donde salíamos del mercado cuando alcanzaba máximos, pero también resulta complicado identificar los pisos, y peor aún identificar los días con mayores alzas.

Permanecer al margen, o viendo desde la barrera, incorpora costos de oportunidad para quien ya estaba convencido de participar, pero titubeó en entrar.

OPINIÓN: ¿Cómo se refleja la psicología en los 'traders'?

Si eliminamos los dos mejores días del S&P en los últimos 50 años, en vez de multiplicar nuestro dinero casi 30 veces, nos quedaríamos con un retorno de 23.7 veces (o 6.5% anual compuesto). Cabe mencionar que estos dos días se dieron en octubre 2018 con solo dos semanas de diferencia.

Si hubiéramos permanecido fuera del mercado los 13 mejores días (0.1% de las 12,598 observaciones) nuestro capital se habría multiplicado por 12 veces con un retronó anual compuesto de apenas 5.2%.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad