Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: ¿Quién ganará la batalla de los bancos de la próxima generación?

Los servicios en línea ya están transformando el mercado de los pagos; los créditos o los seguros podrían ser los siguientes, opina Stefan Moller.

Nota del editor: Stefan Moller es emprendedor en México y Alemania desde los 22 años. Después del MBA y tres años como consultor estratégico, ha dedicado su carrera a start-ups de Fintech en Europa y México. Síguelo en su cuenta de Linkedin y/o escríbele a su correo electrónico stefan.moller@klar.mx. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – A primera vista, parece que los servicios bancarios han cambiado muy poco en el país. Las mismas instituciones gigantes siguen dominando el mercado y el cliente recibe un servicio que es, en el mejor de los casos, mediocre, aún pagando más comisiones que en otros países. Prácticamente ningún nuevo competidor ha venido a revolucionar la industria desde hace décadas.

Sin embargo, todo esto va a cambiar muy pronto. Las señales de que una transformación está a la vuelta de la esquina no pueden ser más claras. Los usuarios están adpotando servicios digitales a una velocidad sin precedentes. Según la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), del 2012 a la fecha se incrementó casi seis veces el uso de la banca móvil.

OPINIÓN: ¿Podrán los bancos entregar el valor que los consumidores anhelan?

Más aún, la entrada de los “Neobancos” - bancos más pequeños y más ágiles con un enfoque en la tecnología – presentarán una competencia robusta y mejores servicios para los usuarios, obligando a los líderes actuales a transformarse o perder. En otros países, estos bancos digitales han detectado una oportunidad y están avanzando entre los millennials y aquellos que se sienten cómodos con la tecnología. A medida que más servicios se mudan online, como hacer compras o pagar servicios, la ventana de oportunidades para esos nuevos jugadores se abre cada vez más. En Alemania y Brasil, por ejemplo, bancos que no existían hace apenas seis años muestran las mayores tasas de crecimiento de usuarios.

Las grandes mejoras en la capacidad de procesamiento computacional y la tendencia hacia los servicios de datos basados en la nube están impulsando esta nueva posibilidad. Juntos han reducido las barreras de entrada para nuevos jugadores, que ya no tienen que construir sus propios centros de datos. Nuevas herramientas para vincular y desarrollar software también permiten llevar productos nuevos al mercado en semanas, en lugar de meses, a una fracción del costo.

Publicidad

Lee: México es el tercer país con más ciberataques

¿Quién ganará la batalla de los bancos de la próxima generación en México? ¿los nuevos competidores o los líderes actuales? El puro tamaño de los líderes no es ninguna garantía, pues gracias a los smartphones pueden acceder a los servicios en cualquier momento y en cualquier lugar.

El factor clave será la tecnología, en dos sentidos. El primero es obvio – quien cuente con la tecnología más avanzada podrá operar con mayor flexibilidad y menor costo, y tendrá una enorme ventaja. El segundo aspecto es más sutil: se trata de la capacidad de entender las necesidades del cliente y de desarrollar la teconología alrededor de ellos. Las empresas ágiles, implacablemente centradas en el cliente, triunfarán sobre aquellas que confían solamente en su tamaño. Estamos en la “era Uber” - un cambio repentino e importante en los hábitos de los clientes causado por la nueva tecnología. Tener éxito en este juego, ya sea como líder actual, o como retador, significa operar de una manera radicalmente diferente.

Lee: Expertos en ciberseguridad recomiendan que 'audites' el contenido de tu teléfono

La tecnología puede causar más problemas de los que resuelve, como demostró el reciente ciberataque al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI). Pero a los clientes les gusta la tecnología cuando se integra en sus vidas, permitiéndoles pedir un coche en cuestión de segundos, ponerse en contacto con los miembros de la familia al instante o pagar las facturas con solo pulsar un botón.

Las empresas que entiendan esto, y lleven las mejoras digitales a nuevas áreas que hagan la vida más fácil a sus clientes, serán las ganadoras. Los servicios en línea ya están transformando el mercado de los pagos. Los créditos o los seguros podrían ser los siguientes. La clave es mejorar el servicio al cliente.

Publicidad

Lee: Instituciones financieras de México encabezaron ciberataques en AL en este año

La agilidad, a diferencia de la tecnología, no viene en una caja. Solo puede surgir dentro de una cultura corporativa que recompense la innovación y vea oportunidades en lugar de amenazas en circunstancias cambiantes. Los ganadores no van a ser quienes busquen de manera insaciable mayores retornos y muestren aversión al riesgo.

La tecnología es la herramienta, pero el verdadero cambio viene del liderazgo y la valentía para cambiar las cosas. Todos queremos un sistema financiero más justo, más conveniente e inclusivo. Los bancos Neobancos y las Fintech vendrán a ayudarnos a abrir el camino.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad