Síguenos en nuestras redes sociales:

salvemos al planeta.gif
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Combatir el cambio climático podría ser más fácil de lo que pensamos

Aun sin la contribución del carbón al calentamiento global, ya no es una fuente de energía eficiente en cuanto a costo; la eólica y la solar son ahora una buena inversión, opina Geoffrey Heal.

Nota del editor: Geoffrey Heal, titular de la cátedra Donald C. Waite de Empresas Socialmente Responsables y titular de la cátedra Chazen de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia, escribió el libro Endangered Economies -- How the Neglect of Nature Threatens Our Prosperity. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Como abundan los informes desalentadores sobre el cambio climático (acabamos de enterarnos, por ejemplo, de que nuestros océanos se están calentando al menos un 40% más rápido de lo que pensó originalmente el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático), muchos funcionarios electos de Estados Unidos han levantado la antorcha del combate al calentamiento global.

Lee: El calentamiento global enferma a 2.6 millones de mexicanos

El Green New Deal ("nuevo acuerdo ecológico"), que encabezan la diputada neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez y el senador Ed Markey, de Massachusetts, ha llamado la atención porque tiene el objetivo ambicioso de adoptar totalmente las energías renovables y libres de emisiones en más de una década.

Dados los hallazgos de estas investigaciones y los llamados a tomar medidas agresivas, puede ser difícil ser positivos ante los esfuerzos actuales por combatir el cambio climático. Pero hay buenas noticias.

El calentamiento del océano se acelera más rápido de lo esperado
Publicidad

Los avances que hemos logrado para reemplazar el carbón y el gas como fuentes principales de energía ya están sirviendo para controlar algunos de los principales factores de las emisiones de gases de efecto invernadero. Lo más notable es que lo estamos logrando con un incremento mínimo o nulo del costo de la energía, según mis cálculos.

Tomemos como ejemplo a Estados Unidos. Las energías eólica y solar ahora son, en promedio, la forma más barata de generar electricidad. En algunos lugares, el precio de la energía eólica y solar es de apenas un tercio del costo del carbón . Aun sin la contribución del carbón al calentamiento global, sencillamente ya no es una fuente de energía eficiente en cuanto a costo. La eólica y la solar son ahora una buena inversión.

Lee: 6 peligrosas formas en que el cambio climático afectará tu salud

Pero ¿qué hay de la poca confiabilidad de las fuentes de energía renovables?

Estados Unidos también está trabajando en eso. La energía que se genera en días con mucho viento o muy soleados ya se puede almacenar en baterías, lo cual ha sido un factor importantísimo para la reducción del precio de las fuentes de energía renovables. También está la energía hidráulica, que es renovable, y la energía nuclear, libre de emisiones de carbono. Ambas fuentes son constantes, lo que significa que se puede confiar en ellas para tener energía ininterrumpida y pueden complementar la energía almacenada en baterías y respaldar a las renovables.

Conforme cobra impulso el Green New Deal, también aumenta la esperanza de que se haga una transición económica aún más concertada a los empleos y a la infraestructura para energías limpias.

Lee: Sí, el cambio climático también afectará a estas regiones de EU

La sofisticación creciente de la tecnología para automóviles eléctricos es otro factor mitigador. De hecho, varios pronosticadores esperan que para 2040, la mayoría de los autos nuevos sean eléctricos. Las dos fuentes restantes de emisiones de gases de efecto invernadero (la calefacción de espacios, agua y procesos industriales, y la actividad agrícola) podrían resultar desafiantes, pero querer es poder. Ya se pueden encontrar sucedáneos para la carne en muchos supermercados y su adopción generalizada reducirá la contribución de la agricultura al cambio climático.

Entonces ¿cuánto le costaría a Estados Unidos reemplazar todos los combustibles fósiles según las recomendaciones del Green New Deal? No tanto como se podría pensar.

2018 se cuenta entre los años más calurosos de la historia reciente

Estimo que la inversión bruta en plantas de energía renovable y en el aumento de la capacidad de la red de distribución y de almacenamiento sería de unos 3.3 billones de dólares a lo largo de los próximos 20 o 30 años (el PIB de Estados Unidos es de unos 20 billones de dólares). Sin embargo, el costo no se puede atribuir del todo a la transición a las energías renovables.

Lee: El cambio climático impacta no solo al medioambiente sino también a la economía

Todas las plantas de carbón son viejas y habrá que reemplazarlas mucho antes de 2050. Pasa lo mismo con muchas de nuestras plantas de gas y nucleares, independientemente del movimiento por liberarnos del carbono. Con esto el costo relacionado con la transición se compensaría en alrededor de un billón de dólares.

En el proceso de transición a una economía basada en energías limpias, también eliminaríamos progresivamente el costo enorme del combustible, lo que representaría un ahorro adicional de alrededor de un billón de dólares, según mis cálculos. Poniendo esas cifras en contexto, tras considerar ahorros diversos, estamos hablando de agregar aproximadamente 1.1 billones de dólares para deshacernos de las emisiones de carbono para 2050, además de lo que ya estamos gastando en formas obsoletas de generación de energía.

Lee: Los peores desastres naturales de 2018 en el mundo costaron 85,000 mdd

Eso se reduce a 34,400 millones de dólares al año durante los próximos 32 años, menos del 0.2% del PIB actual. En este momento, Estados Unidos está gastando alrededor de 50,000 millones de dólares al año en infraestructura para la generación de energía y en la red de distribución. Por lo tanto, no tenemos que gastar más, sino que tenemos que gastar más inteligentemente.

Los siete desafíos del cambio climático en América Latina

Los promotores del Green New Deal recomiendan que nuestro objetivo sea estar libres de carbono dentro de una década. Dado el inmenso volumen de la inversión que se necesita, esto es poco factible: parece que mediados de siglo es lo más pronto que podríamos lograr este objetivo, dentro de lo razonable.

Lee: La contaminación de plásticos en océanos se propaga al aire vía... insectos

Claro que el cambio climático no es un problema exclusivo de Estados Unidos, sino que es un problema mundial. Mis cifras corresponden a Estados Unidos, pero se puede aplicar el mismo análisis a la mayoría de los países. De hecho, muchos otros países industrializados están logrando avances más rápidos que los nuestros con miras a la descarbonización.

Los combustibles fósiles son menos caros en Estados Unidos que en la mayoría de los países porque nosotros producimos muchos y los gravamos poco, así que si las energías renovables son competitivas aquí, ciertamente serán competitivas en otras partes.

Lee: La ONU lanza alerta mundial por desastres a partir del 2030

Aunque aún nos falta mucho camino por andar, hemos empezado la travesía hacia un clima estable y una economía más sostenible, en la que podremos generar toda la energía eléctrica que necesitamos sin combustibles fósiles. Además, podría costarnos menos que si seguimos por el camino actual.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Trump se burla del calentamiento global tras tormenta invernal en EU

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad