Síguenos en nuestras redes sociales:

salvemos al planeta.gif
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: ¿Qué tan sustentable será la actual administración?

Si bien hay retos que resolver, las energías renovables pueden contribuir a la seguridad energética de nuestro país de una forma más limpia y sustentable, opina Fátima Masse.

Nota del editor: Fátima Masse es coordinadora de proyectos del @IMCO . Síguela en Twitter como @Fatima_Masse . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(Expansión) – ¿Qué tan sustentable será la actual administración? La respuesta es ¡quién sabe! Por un lado, se prohibirá el fracking para proteger al medio ambiente, por el otro, hay una denuncia por el desmonte ilegal de vegetación en el terreno para la refinería Dos Bocas.

Mientras que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se pronuncia a favor de las energías limpias , las subastas de largo plazo y las licitaciones para construir las líneas de transmisión necesarias para aprovechar la electricidad de los campos eólicos de Oaxaca se cancelan.

OPINIÓN: Refinería Dos Bocas, otra decisión costosa para México

En este marco, resulta importante que el titular de la CFE, Manuel Barlett, mencionara que economías como Alemania impulsaron el desarrollo de energías limpias y los precios de la electricidad subieron. Si no se conoce el contexto de este caso internacional, el comentario podría interpretarse como que las energías renovables no son tan recomendables para nuestro país.

Agora Energiewende, un think tank alemán, publicó en febrero de este año un análisis sobre la transición energética de dicho país. En él destacan tres lecciones que me parecen clave, y de las que podría aprender México ahora que se están articulando los programas sectoriales.

Publicidad

1. La Energiewende (traducida en español como transición energética) es producto de un proceso de planeación con objetivos claros y con una hoja de ruta concreta. Esta estrategia comenzó en la década de los 90 con el fin de eliminar progresivamente la energía nuclear y aumentar la seguridad energética –pues habría menos necesidad de importar combustibles fósiles.

A la fecha, se ha logrado que más del 38% del consumo de electricidad provenga de fuentes renovables, así como una reducción del 58% de energía nuclear. Esto último se ha compensado con un mayor uso de carbón (lignito, que es más contaminante). Sin embargo, el Gobierno alemán tiene un plan para eliminar gradualmente esta fuente de aquí a 2038, el cual contempla acciones para reducir los efectos en la industria minera local.

VIDEO: Pemex vive un nuevo drama por el proyecto Dos Bocas

2. Se proyecta que en 2050 la mayoría de la energía provenga de fuentes renovables a pesar de su intermitencia. “Los aerogeneradores y los páneles fotovoltaicos solo producen electricidad cuando brilla el sol y cuando sopla el viento”. Pero esto no ha sido una barrera para los alemanes, puesto que han modificado la operación del sistema eléctrico para que sea más flexible.

Esto incluye pronósticos cada vez más precisos, medidas activas de gestión de la red y reservas. Además, ha caído ligeramente la demanda con eficiencia energética. En un futuro, todo esto irá avanzando con mejor tecnología. Por ejemplo, se espera contar con pilas a nivel regional e individual.

3. Los costos elevados de electricidad en Alemania, en parte se explican por ser pionero en renovables y la forma en la que se incentivó su uso. Alemania es el segundo país con los mayores costos de electricidad. Esto se debe, en cierta medida, a que comenzó a implementar las tecnologías solares y eólicas antes de que comenzara la caída en sus costos.

Además, esta estrategia se implementó a partir de una intervención excesiva por parte del Gobierno. Por ejemplo, las energías renovables se detonaron a base de subsidios, hay grandes consumidores de electricidad que están protegidos contra alzas en las tarifas y aún faltan líneas de transmisión para llevar la energía limpia de donde se produce a donde se necesita.

Como respuesta, en 2017, Alemania reformó la ley para crear campos eólicos y solares de gran escala por medio de subastas y actualmente existen planes para ampliar la red.

Dos Bocas: el sueño petrolero de López Obrador

A pesar de los costos elevados de electricidad, la economía alemana ha crecido en los últimos años y ha logrado desvincular este crecimiento del consumo eléctrico. Además, las inversiones en las energías renovables han detonado empleos. En 2017, esta industria empleó a más de 330 mil trabajadores, el doble que en 2004.

Si se comparan México y Alemania es posible notar que los escenarios son diferentes. México abrió su sector energético cuando los costos de las tecnologías para renovables tenían una tendencia a la baja, la cual se espera que continúe. Además, en la reforma energética se consideraron mecanismos para incluir a la iniciativa privada de una forma eficiente (con las subastas).

Lee: Agencia ambiental multa con 13.9 mdp a empresa por desmonte ilegal en Dos Bocas

La intermitencia no debería ser una barrera para México, pero sí una razón para adecuar las inversiones y la operación del sistema eléctrico si quisiera hacer una apuesta por la sustentabilidad. Si bien hay retos que resolver, las energías renovables pueden contribuir a la seguridad energética de nuestro país de una forma más limpia y sustentable, sin violar los compromisos que hemos adquirido en la lucha contra el cambio climático.

La pregunta clave es ¿cuál es el objetivo que tiene México para el corto, mediano y largo plazo? No es fácil interpretarlo en medio del discurso, pero por los hechos, pareciera que en el centro de estas decisiones está el rescate de las empresas paraestatales y no el bienestar de los ciudadanos.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad