Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Pemex, ¿Ingenuo soñador?

La petrolera no tiene la capacidad técnica ni financiera para un proyecto como Dos Bocas, advierte Francisco del Rincón.

Nota del editor: Francisco del Rincón es Gerente en la consultora A.T. Kearney, y especialista en el sector energético. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) - Pemex no tiene la capacidad técnica ni financiera para ejecutar un proyecto de la magnitud y complejidad de Dos Bocas.

En el desarrollo de un proyecto de infraestructura como Dos Bocas, generalmente participan diversas empresas con trabajos muy específicos, mismos que requieren habilidades muy específicas con las que Pemex no cuenta. Por ejemplo:

  • Tecnólogos: Compañías que desarrollan, patentan y licencian soluciones tecnológicas para la industria petrolera. Pemex, incluso incluyendo al IMP, no cuenta con todas las tecnologías necesarias para desarrollar una refinería moderna. En la reconfiguración de la Refinería de Minatitlán, además del IMP, participaron Foster Wheeler, UOP y KBR, entre otros tecnólogos.
  • Firmas de ingeniería: Compañías que desarrollan ingeniería de proyectos. Pemex tiene algo de capacidad de ingeniería básica, que generalmente desarrolla antes de contratar a una firma de ingeniería, pero no tiene capacidad para realizar la ingeniería front-end y la ingeniería de detalle que necesariamente deben seguir a la ingeniería básica antes de la construcción.

Lee: Si el NAIM presionó al gobierno de AMLO, Dos Bocas será la gran pelea

Publicidad

En el pasado, y de acuerdo a mejores prácticas internacionales, Pemex ha utilizado criterios rigurosos para seleccionar a sus contratistas para proyectos de infraestructura. Estos criterios incluyen experiencia (medida, por ejemplo, con número de proyectos terminados, número de proyectos terminados a tiempo, número de proyectos terminados dentro de presupuesto) y capacidad financiera (medida, por ejemplo, con la razón de deuda a activos de la empresa – que para el caso de Pemex es muy mala). Pemex no está calificado para ejecutar la obra de acuerdo a sus propios criterios.

Finalmente, si empresas de clase mundial como las que participaron en la licitación consideraron imposible entregar el proyecto en el tiempo y presupuesto solicitado, es muy poco probable que Pemex, una empresa que está construyendo una refinería por primera vez, pueda entregar el proyecto en tiempo y forma. Como referencia, en nuestro estudio de excelencia en proyectos de capital encontramos que 60% de los proyectos de capital en el mundo están sobre presupuesto y 40% están atrasados.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad