Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las tácticas de distracción

Se han lanzado varias cortinas de humo como herramienta de comunicación para desviar la atención de los problemas económicos de México, dice Mario Maraboto.
vie 31 enero 2020 02:55 PM
Important speech
Las cortinas de humo también dejan ver los esfuerzos de quien las emplea por evadir su responsabilidad ante acciones fallidas.

(Expansión) - En los últimos meses son varias las cortinas de humo que se han lanzado para desviar la atención de los problemas económicos y sociales por los que México está atravesando.

Se trata de una herramienta de comunicación -que ha resultado muy útil especialmente para los políticos con perfil narcisista en todo el mundo- también conocida como “Caja China”. Se utiliza para derivar a las audiencias hacia un tema sensacionalista o polémico para evitar tocar asuntos complicados y así poner a resguardo la reputación del funcionario o de la institución en apuros.

Publicidad

Se le dice “caja china” porque cuando ésta se logra abrir, dentro hay una sucesión de cajas más pequeñas. Haciendo una analogía con el periodismo, cada caja vendría a ser una nota que llama más la atención que la anterior, despierta la curiosidad y genera controversia.

Se dice, por ejemplo, que el reciente ataque de Estados Unidos a Irán fue una caja china para desviar la atención sobre el juicio de destitución del presidente y al mismo tiempo despertar el nacionalismo en vías a ganar votos para su reelección en el cargo. De igual manera en Perú Vladimiro Montecinos, asesor del entonces presidente Alberto Fujimori, creaba cortinas de humo generando noticias falsas sobre los rivales políticos y denostándolos a través de medios de comunicación.

No obstante sus efectos al distorsionar la realidad y cambiar la agenda, estas cortinas de humo también dejan ver los esfuerzos de quien las emplea por evadir su responsabilidad ante acciones fallidas.

Shahida Arabi, Doctora Summa Cum Laude de la Universidad de Columbia, Nueva York, ha identificado en un trabajo titulado 20 Diversion Tactics Highly Manipulative Narcissists, Sociopaths and Psychopaths Use to Silence You algunas tácticas que contribuyen a la generación de cortinas de humo, entre ellas señala las siguientes:

Lámpara de Gas.- Es una forma de abuso psicológico que presenta información falsa para hacer dudar a los demás sobre su memoria. Se expresa en variantes de frases como “Eso no sucedió”, “¡Lo imaginaron!” “Son cuentos de mis enemigos”. Con esta técnica entran en conflicto dos creencias: las de quien expresa las frases y las de quien las recibe.

Dice Arabi que “Un líder manipulador puede convencer a los demás de que su creencia es una verdad incuestionable en tanto que las creencias de los demás son un signo de disrupción”.

Publicidad

Proyección.- Es otra técnica empleada por personas que no están dispuestas a ver sus propias deficiencias y usan todo lo que está a su alcance para evitar ser responsables de sus acciones. De acuerdo con Arabi, es un mecanismo de defensa utilizado para desplazar la responsabilidad del comportamiento y los rasgos negativos de uno atribuyéndolos a otra persona.

Por su parte, la doctora Linda Martínez-Lewi, especialista en personalidad narcisista del Occidental College en Los Ángeles, considera que las proyecciones de un narcisista a menudo son psicológicamente abusivas: “En lugar de reconocer sus propios defectos, imperfecciones y fechorías, los narcisistas y sociópatas malignos optan por arrojar sus propios rasgos a sus sospechosos desprevenidos de una manera dolosa y excesivamente cruel”. Por ejemplo, un empleado grosero puede llamar a su jefe ineficaz en un esfuerzo por escapar de la verdad sobre su propia improductividad.

Conversaciones sin sentido.- Explica Arabi que es una táctica que involucra las dos anteriores a través de ensaladas de palabras, conversaciones circulares y argumentos agresivos contra las personas, para desorientar, desacreditar y distraer del problema principal y hacer sentir a los demás culpables por tener pensamientos y sentimientos, esos sí reales, que difieren de los suyos.

Cambiar el tema.- Seguramente es la táctica favorita de los políticos en todo el mundo. Es una digresión literal del tema que realmente importa para redirigir la atención a un tema completamente diferente y evadir la responsabilidad. La doctora Arabi lo expresa así: “En un nivel macro, estas desviaciones funcionan para descarrilar las discusiones que desafían el status quo. Una discusión sobre los derechos de los homosexuales, por ejemplo, puede descarrilarse rápidamente por alguien que presenta otro problema de justicia social sólo para distraer a las personas del argumento principal”.

Hace 4 décadas, ante el deterioro de la economía y la devaluación del peso, producto de las políticas implementadas y la pérdida de confianza de la iniciativa privada para invertir en el país, el entonces presidente tendió una cortina de humo lanzando fuertes críticas en contra de empresarios, calificándolos de “riquillos y malos cristianos”.

Las cortinas de humo de la actualidad funcionan pero no solucionan los problemas económico-sociales de la población. Es tiempo de que dejemos de escuchar generalizaciones que confunden y no llevan a acciones concretas y sólo hagamos caso a discursos propositivos, con sentido y fundamentos reales. Como dijo Abraham Lincoln: “Se puede engañar a todo el mundo algún tiempo; se puede engañar a algunos todo el tiempo; pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

Nota del editor: Mario Maraboto es Licenciado en Periodismo por la UNAM. Investigador Asociado en la Universidad de Carolina del Norte. Autor del libro "Periodismo y Negocios. Cómo vincular empresas con periodistas". Consultor en Comunicación, Relaciones Públicas y situaciones especiales/crisis desde 1991. Escríbele a su correo mmarabotom@gmail.com y síguelo en Twitter . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad