Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Reingeniería de vida / header desktop Home Expansión
Reingeniería de vida / galería desktop Home Expansión
Publicidad

Nuestras Historias

Hablar bien en público para favorecer tu posición profesional

Es posible hablar bien en público para convencer y dejar atrás las oportunidades perdidas o las ventas frustradas, dice José Guillermo Fournier Ramos.
mié 15 enero 2020 11:17 AM
Liderazgo femenino
un profesionista que se siente inseguro al momento de expresas sus ideas, con alta probabilidad verá perjudicado su desempeño, dice José Guillermo Fournier Ramos.

(Expansión) - Al hablar de optimización en los procesos comunicativos en el ámbito profesional, solemos abordar casi exclusivamente el tema de la comunicación entre los colaboradores dentro de un equipo de trabajo. Desde luego, para que exista una correcta organización y sinergia productiva en un grupo de trabajadores, debe haber una adecuada comunicación que permita conocer los objetivos, trazar estrategias y hacer ajustes sobre la marcha con el propósito de obtener resultados satisfactorios. Sin embargo, para que un individuo sea capaz de sostener una comunicación efectiva con sus compañeros de trabajo, primero deberá desarrollar las herramientas fundamentales para expresarse correctamente y lograr que sus ideas se traduzcan en mensajes sólidos a través de las palabras. Dicho de otro modo, para aprender a correr, antes habrá que aprender a caminar sin dificultades.

La Universidad de Chapman en California, Estados Unidos, realiza un estudio periódico en el que se encuesta a un número considerable de personas con respecto a sus miedos e inseguridades. En los últimos años, se ha constatado que el temor a hablar en público es uno de los más arraigados entre los participantes, llegando incluso a superar al miedo a morir, así como a la ansiedad producida al volar en avión. El problema es que, un profesionista que se siente inseguro al momento de expresar sus ideas, con alta probabilidad verá perjudicado su desempeño, lo cual potencialmente se traducirá en ventas frustradas, oportunidades perdidas o en la incapacidad para convencer a inversionistas sobre las bondades de un determinado proyecto.

Publicidad

¿Cómo superar el miedo a hablar en público? Lo cierto es que no hay fórmulas mágicas para lograr tal cometido, pues se trata de un proceso que requiere de disciplina y constancia. El viejo adagio de que la práctica hace al maestro, tiene especial relevancia en el rubro de la expresión oral. Como sugería el ilustre autor Ralph Waldo Emerson: “Todo gran orador fue un mal orador en sus inicios”.

Ahora bien, es posible señalar los elementos clave que deben considerarse al momento de comunicar un mensaje ante una audiencia: el contenido, el contexto y la forma, como una triada indispensable para generar un impacto en quienes escuchan lo que se tiene que expresar.

Al hablar de contenido, hago referencia a las palabras y argumentos que se seleccionan para armar el discurso que se ha de pronunciar. En este sentido, es preciso definir muy bien cuál es el objetivo que se desea alcanzar con este mensaje. Así será más sencillo enriquecer el contenido y expresar con elocuencia las ideas respecto del tema en cuestión. A su vez, es necesario estar bien informados sobre lo que vamos a decir, para lo cual habrá de dedicarse tiempo previo a la preparación del discurso. Cuando alguien sabe de lo que habla, se nota; cuando alguien no sabe de lo que habla, se nota aún más.

Publicidad

En cuanto al contexto, siempre será crucial que conozcamos cuál es el tipo de audiencia a la que nos dirigimos, así como detalles sobre el foro en el que nos desenvolveremos. ¿Cuál es el grado de conocimiento del tema de mi público?, ¿Cuáles son sus intereses e inquietudes?, ¿Cuál su perfil profesional? Ya lo afirmaba el estratega chino Sun Tzu hace varios siglos: “Conócete a ti mismo y conoce a tu enemigo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado”. Aunque nuestra audiencia, evidentemente, no es un enemigo al que hay que vencer, sí es importante conocer el contexto para obtener mejores resultados en la comunicación y ser mucho más persuasivos. Ajusta el mensaje a las necesidades de tu público, ya que el orador hábil es versátil.

Lee: Cómo mostrar tu potencial de liderazgo, aunque no estés a cargo

Por último, la forma hará que el discurso o mensaje sea creíble y memorable. La postura al hablar, la forma de mover las manos, y la expresión facial, son elementos del lenguaje corporal que producen estímulos en quienes los perciben. El lenguaje no verbal es sumamente poderoso porque a través de él se detona la empatía entre el orador y quien lo observa. En el mismo orden de ideas, el volumen, la entonación y la velocidad con que se habla son elementos de la comunicación paralingüística de enorme peso, puesto que permiten captar la atención de la audiencia y apelar a sus emociones. La forma es tan trascendental como el fondo cuando se trata de comunicación efectiva.

Cada vez son más las empresas que buscan reclutar personas con cualidades como la comunicación efectiva. Para disponer de colaboradores que sean aptos para sostener una adecuada comunicación organizacional, primero deberemos gestionar el desarrollo del talento comunicativo a nivel individual. Ser mejores comunicadores será uno de los principales retos de cara al 2020, con miras a conseguir una mayor productividad en las distintas áreas de desempeño profesional.

Nota del editor: José Guillermo Fournier Ramos es docente en la Universidad Anáhuac Mayab. Vicepresidente de Masters A.C., asociación civil promotora de la comunicación efectiva y el liderazgo social. También es asesor en comunicación e imagen, analista y doctorando en Gobierno. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad