Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La crisis petrolera frena las inversiones en generación fotovoltaica

Las Pymes son el motor de la economía mexicana, y ayudarlas y favorecerlas significa promover el empleo formal y el crecimiento, señala Paolo Salerno.
vie 03 abril 2020 11:59 PM
Proyectos fotovoltaicos - energías renovables
Durante el presente gobierno se han cancelado las subastas de largo plazo en el sector eléctrico, las cuales estaban impulsando de forma decidida la transición energética en el país, apunta Paolo Salerno.

(Expansión) – La economía mundial está atravesando un momento de crisis nunca antes visto, el cual dejará una huella muy profunda en el futuro cercano de toda la humanidad.

En México, país petrolero por recursos y por elección, la dramática caída de los precios internacionales del petróleo está provocando una serie de consecuencias en cascada que han llegado a frenar, entre otras cosas, las inversiones en plantas solares fotovoltaicas, especialmente a nivel pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Publicidad

La caída de la mezcla mexicana de petróleo ha provocado la subida del precio del dólar frente al peso, el cual ha pasado en menos de 10 días de 18 a 25 pesos por divisa.

Esto tiene un efecto directo sobre todos los proyectos fotovoltaicos, especialmente los dirigidos al sector Pymes, ya que el incremento del precio del dólar está desplazando notablemente los tiempos de los retornos de inversión de los proyectos y explico por qué.

La cadena de valor de esta industria utiliza insumos esenciales, tales como paneles fotovoltaicos, inversores o cableado, los cuales se importan, cotizan y adquieren en dólares, pero la electricidad en México se paga en pesos, lo cual impacta en entre 85 y 90% el valor de una instalación.

Con el incremento de 35% en el precio del dólar, el valor del proyecto se eleva de manera automática y proporcional.

La consecuencia directa de este aumento se aprecia en el retorno de inversión. De acuerdo con las tarifas actuales, si un proyecto solar para una Pyme tenía un retorno de inversión de cinco o seis años, con la subida del dólar éste se alarga a ocho o hasta nueve años, lo que lo vuelve muy poco atractivo o en algunos casos inviable.

Publicidad

¿Qué significa todo esto y qué impacto tendrá en México?

En primer lugar, todas las empresas del sector que se dedican a la instalación de plantas fotovoltaicas, especialmente a nivel Pyme, se verán afectadas por el retraso y/o la cancelación de los proyectos.

Esto tiene dos efectos negativos para las partes involucradas: el primero es que las pequeñas empresas instaladoras podrían ver caer sus proyectos; con eso, su principal fuente de entrada se vería afectada y, por lo tanto, los podría llevar a una falta de liquidez muy severa o incluso a la quiebra.

El segundo es que la Pyme dejaría de invertir en un bien que les permitiría mejorar su situación energética interna en términos de calidad y eficiencia, y que les iba a generar un ahorro en términos económicos que podía haberse invertido, por ejemplo, en el crecimiento de la misma o en mejorar las condiciones económicas de los empleados.

En tercer lugar, la caída de la inversión en este sector provocará una ralentización en la transición energética del país a favor de fuentes renovables y, al mismo tiempo, a un paro total en lo que han sido las políticas de eficiencia y mejora energética del sector industrial mexicano, las cuales son fundamentales para su transformación y competitividad a nivel internacional.

Este tema es sumamente importante para el país, ya que con la implementación de las medidas de Código de Red, junto con una generación de energía eléctrica in situ, se estaba proponiendo un cambio virtuoso en las instalaciones eléctricas de las Pymes de todo el país, el cual hubiera llevado a una industria 2.0 más sustentable, eficiente y en línea con los estándares y requerimientos internacionales.

Publicidad

En paralelo, esta situación afectará negativamente los planes de cumplimiento de los acuerdos internacionales en materia de cambio climático, particularmente el de París.

Se debe tener en cuenta que durante el presente Gobierno se han cancelado las subastas de largo plazo en el sector eléctrico, las cuales estaban impulsando de forma decidida la transición energética en el país.

Ahora bien, canceladas las subastas, la esperanza de poder lograr el 35% de generación limpia para el 2024 pasaba también por estos pequeños proyectos de generación distribuida y/o de generación local.

Lamentablemente esta situación, por lo antes expuesto, se verá seriamente afectada, lo cual tendrá sin lugar a dudas un efecto negativo directo en el cumplimiento de las metas del 2024.

La gravísima situación que se está viviendo en México, que podría prolongarse a lo largo de todo el año y puede que más, debería ser analizada con detenimiento por parte del Gobierno.

Si bien es cierto que México no tiene injerencia directa sobre el posible acuerdo internacional Arabia Saudita-Rusia, fundamental tanto para la subida del precio del barril como para la estabilización del precio del dólar, sí podría estimular el sector a través de la emisión de un paquete de medidas fiscales que promuevan e incentiven la difusión de las energías renovables, sobre todo a nivel Pymes.

Recordemos que las Pymes son el motor de la economía mexicana, y ayudarlas y favorecerlas significa promover el empleo formal y el crecimiento de todo el país.

La industria solar fotovoltaica es parte integrante y fundamental de todos esto, así que impulsar y levantar este sector significa impulsar y levantar todas las Pymes mexicanas y con ellas todo México.

Nota del editor: Paolo Salerno es licenciado en Derecho por la Universidad “Alma Mater Studiorum” de Bologna (Italia) y Maestro por la Universidad Complutense de Madrid (España). Actualmente es Managing Partner de la firma Salerno y Asociados Expertos en Energía. Es uno de los 100 Líderes del Sector Energía nombrados por la revista Petróleo & Energía, es Coordinador del Comité de Energía de la ANADE – Querétaro, y miembro del Comité Editorial de Energía del periódico Reforma. Síguelo en Twitter como @Paolo_Salerno y escríbele a paolo.salerno@saenergia.com Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad