Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Retos del sistema financiero mexicano ante el cambio climático

Si bien logra incorporar el riesgo climático como riesgo financiero, el principal reto a vencer es la calidad de los datos para el análisis, opina Roberto Ballinez.
vie 07 agosto 2020 01:00 AM

(Expansión) – Cinco años después de la publicación del Acuerdo de París, el debate sobre el cambio climático continúa entre aquellos que niegan su existencia y aquellos quienes trabajan para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin duda alguna, la publicación del informe “The Green Swan, Central Banking and Financial Stability in The Age of Climate Change” revitalizó la discusión sobre el impacto que tendría el calentamiento global sobre el sistema financiero de los países.

De hecho, el documento concluye que los responsables de cuidar su sano desarrollo deben considerarlo en todas sus estimaciones y proyecciones.

Publicidad

Ante las circunstancias climáticas actuales, el cisne verde hace referencia a la existencia de eventos, visibles sólo para algunos, que pueden llevarnos, eventualmente y sin darnos cuenta, hacia un desastre ambiental y financiero mundial. Esta metáfora es creada a partir del cisne negro de Nassim Taleb del 2007.

Una buena cantidad de Bancos Centrales y autoridades reguladoras han reconocido que el cambio climático es una amenaza para la estabilidad financiera de sus naciones y han dado sus primeros pasos para integrar los riesgos climáticos dentro de sus prácticas de supervisión y cumplimiento. En nuestro país, Banxico y el sector bancario han empezado a generar pruebas piloto de estrés para evaluar cuál sería el impacto de sequías o inundaciones en sus balances.

Desafortunadamente, considerar variables climáticas en los modelos económicos y en pruebas de estrés financiero aún se encuentra en una etapa de desarrollo. De hecho, aquellas instituciones financieras que han aceptado su exposición a los riesgos climáticos se ven en la necesidad de buscar o crear bases de datos confiables, generar programas de cómputo y modelos ad hoc, e invertir recursos ante la falta de capacidades técnicas de sus colaboradores para monetizar este tipo de riesgos.

Además, los estándares y metodologías para identificar un riesgo climático representan un desafío para el mercado; particularmente, en términos de comparabilidad y coherencia entre diferentes marcos regulatorios.

Climate Finance Leadership Initiative emitió en 2019 el informe Financing the Low-Carbon Future, donde se describe con detalle que es el riesgo climático y el papel de las finanzas privadas para anticiparlo y enfrentarlo. El informe presenta cinco retos para lograr movilizar los recursos financieros privados hacia al proceso de transición a una economía baja en carbono. En uno de ellos se reconoce que muchas de las herramientas analíticas enfocadas al entendimiento del riesgo climático todavía están evolucionando y a menudo carecen de estandarización en cuanto a métricas, escenarios y alcance.

Un reciente desarrollo analítico, digno de mencionar, es el Climate VaR. Este modelo totalmente cuantitativo ofrece una perspectiva diferente sobre cómo el cambio climático afectaría la valuación de empresas. El modelo intenta medir y generar estrategias para una adecuada administración de riesgos frente a la exposición a diferentes escenarios climáticos extremos.

Publicidad
Aire contaminado: La otra pandemia mortal | #QueAlguienMeExplique

Si bien logra incorporar el riesgo climático como riesgo financiero, desde mi punto de vista, el principal reto a vencer es la calidad de los datos para el análisis. Frente a esta carencia, sería necesario fomentar entre los bancos, aseguradoras, fondos de inversión y demás participantes del sector la generación y divulgación de información relacionada con su exposición al riesgo climático.

Objetivamente hablando, el estado actual en el que se encuentra el sector financiero mexicano ante estos temas es de rezago. Sin embargo, existen algunos participantes que realizan esfuerzos para contrarrestarlo. El Comité de Sustentabilidad de la Asociación de Bancos de México publicó a finales del mes de junio su Protocolo de Sustentabilidad de la Banca, del cual todos sus integrantes son signatarios.

OPINIÓN. Agenda verde: por una visión de desarrollo sostenible

Este protocolo contiene 5 principios que buscan enverdecer el sector en el mediano plazo: 1) Institucionalización de políticas internas de sostenibilidad, 2) Gestión de riesgos ambientales y sociales en los procesos de inversión o crédito, 3) Inversión sostenible, 4) Uso eficiente de recursos en procesos internos y 5) Seguimiento y difusión de las prácticas y políticas de sostenibilidad del gremio.

Si bien esta iniciativa es muy importante, la estrategia para su implementación lo es aún más. En mi opinión, invertir en el desarrollo de las capacidades técnicas del personal; reconvertir manuales y procesos internos; actualizar sistemas tecnológicos; consensuar la generación de marcos regulatorios; crear los incentivos correctos para que la alta dirección y los consejos de administración se involucren genuinamente y mantener una eficiente coordinación con las instancias gubernamentales para asegurar su participación, son elementos claves.

Un último apunte. Hace unas cuantas semanas Banxico presentó, junto con las Naciones Unidas, el reporte Riesgos y oportunidades climáticas y ambientales del sistema financiero de México: Del diagnóstico a la acción. A través de una serie de encuestas a 60 instituciones financieras en México, se concluyó que sólo cinco de cada diez instituciones consideran que los riesgos climáticos pueden tener un impacto financiero sobre ellas.

Sólo el 57% de las instituciones de crédito cree que la implementación de un sistema de administración de riesgos climáticos y sociales reduciría su exposición financiera y reputacional; mientras que para los administradores de activos el porcentaje es 50%.

En conclusión, falta mucho por hacer.

Nota del editor: Roberto Ballinez es Director Ejecutivo senior de Deuda Subnacional e infraestructura en HR Ratings. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad