Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo encontrar el financiamiento adecuado para tu empresa?

Es importante visualizar al financiamiento como un producto de inyección de capital de cuyo manejo dependerá la viabilidad de realizar proyectos, opina Jorge De Lara.
vie 11 diciembre 2020 11:59 PM

(Expansión) – ¿Cómo puede una pyme identificar cuál es la mejor herramienta de financiamiento de acuerdo con su situación actual? Esta es una pregunta cuya respuesta depende de factores tanto de la empresa como del entorno.

Una compañía puede requerir recursos adicionales para hacer compras significativas que impacten en su línea de producción, pero también es posible que una situación como la que estamos atravesando la lleve a necesitar una inyección extra de recursos para garantizar su capital de trabajo.

Publicidad

De acuerdo con información del Centro de Competitividad de México, del Consejo Mexicano de Negocios, 69% de las pymes enfrentan problemas de liquidez debido a las dificultades económicas derivadas de la pandemia. Es en este punto donde muchas de estas compañías podrían empezar a buscar opciones de financiamiento que les permitan ganar liquidez para continuar con sus operaciones.

La oferta de estas opciones es amplia y, como he podido corroborar en mis años de experiencia, aquellas empresas que eligen de una manera analítica tomando en cuenta todos los factores, tanto internos como del entorno económico, son las que pueden sacar un mayor provecho de esta inyección adicional de capital. A continuación comparto algunas herramientas que pueden aportar ese tipo de financiamiento.

Tarjetas corporativas: Estas son soluciones de financiamiento a corto plazo. Dependiendo del emisor, es posible obtener periodos sin costo, de 20 a 60 días. Posteriormente las tasas de interés varían dependiendo de la institución otorgante y el tipo de tarjeta. Estas soluciones son recomendables para solventar pagos que se pueden liquidar en un periodo corto, tal vez, por ejemplo para administrar los gastos de personal de campo -de manera que se pueden liquidar a corte de mes- o para manejar el capital de trabajo con clientes cuyo periodo de pago no exceda los tiempos de corte de la tarjeta.

Algunas tarjetas ofrecen, además, la posibilidad de asociarse con herramientas adicionales de control digital de gastos que brindan mayor facilidad y protección para gestionar y conciliar las operaciones de los colaboradores. A través de ellas es posible, por ejemplo, establecer límites condicionantes de gastos por tipo de establecimiento, monto máximo, ubicación geográfica, etcétera.

Un valor agregado de las tarjetas corporativas son los beneficios adicionales a los que se puede tener acceso, tales como la acumulación de puntos, acceso a salones VIP en aeropuertos, asistencia personalizada, etcétera.

Créditos para pymes: Los créditos bancarios son uno de los recursos más utilizados por las compañías para adquirir liquidez. A diferencia de las tarjetas corporativas, las tasas de interés de estos créditos suelen ser más bajas (y pueden ser de tasa fija o variable) y los plazos de pago pueden ser más amplios, lo que brinda la facilidad de utilizar estos recursos y programar los pagos a mediano o largo plazo.

Aquellas inversiones que requieren un desembolso importante, pero que ayudarán a la compañía a optimizar a algún proceso, son el tipo de transacciones que se pueden solventar a través de un crédito, pues, en el mejor de los casos, esa inversión impactará en los ingresos de la compañía y ayudará a solventar el pago del mismo.

Herramientas alternativas de financiamiento: Los avances tecnológicos han fomentado el surgimiento de un gran número de opciones alternativas de financiamiento encabezadas por las Fintech. Si bien, la recomendación en este caso es investigar a fondo la solución que estés considerando para tu empresa, entender sus condiciones y los fundamentos bajo los cuales trabaja, muchas de ellas son opciones atractivas y viables para pequeñas empresas.

Publicidad
Antes de comprar a meses sin intereses considera estos 7 consejos

Las Fintech son herramientas cuya regulación aún esta siendo afinada, por lo que su utilización requiere especial atención en detalles antes de comprometer un crédito con alguna de ellas. Sin embargo, suelen ser opciones accesibles para empresas a quienes se les ha dificultado obtener un crédito bancario tradicional.

La Fintech ofrecen soluciones flexibles y que pueden responder a necesidades y momentos diferentes en la compañía, con condiciones de crédito y temporalidad variables.

Financiamiento de Networking: En este punto, me gustaría resumir varias opciones que obedecen, en mayor o menor medida, a la relación del empresario (sobre todo de pequeñas compañías) con sus redes de contactos.

- Redes personales: Esta es la opción a la que muchos pequeños negocios recurren en momentos complicados, se trata de esos préstamos que hace el entorno cercano al dueño del negocio y cuyas condiciones en muchos casos no quedan formalmente establecidas.

- Crowdfounding: Estas plataformas cobraron mucha fuerza hace un par de años y se volvieron la plataforma de crecimiento de muchos emprendedores que lograron, a través de ellas, consolidar sus proyectos. Actualmente siguen siendo una opción para inyección adicional de capital para pequeñas empresas, pero dependen de la cercanía y empatía con la que el público reciba el proyecto.

- Venta de acciones o establecimiento de sociedades: Contar con un socio puede, representar además de la inyección necesaria de capital, una renovación en la visión e ideas de la compañía. Como opción de financiamiento, presenta el reto de que estarías cediendo un porcentaje de tu compañía y por tanto del control en la toma de decisiones sobre ella.

Si bien la elección de opciones de financiamiento para una compañía depende en gran medida de factores internos y obedece a una necesidad específica de recursos, también es importante considerar los factores externos, tales como indicadores económicos y comportamiento de los mercados, sobre todo si se persigue un financiamiento de tasa variable.

Es importante visualizar al financiamiento como un producto de inyección de capital de cuyo manejo dependerá la viabilidad de realizar proyectos o de contar con capital de trabajo cuyo costo puede ser optimizado si los beneficios se aprovechan de la manera planeada.

Nota del editor: Jorge De Lara es Vicepresidente y Gerente General de Global Commercial Services para American Express México y América Latina. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el sector comercial y de servicios, enfocado en la apertura, expansión y adquisición de clientes corporativos tanto en México como en otros países. Jorge ha colaborado para compañías internacionales del sector financiero y de servicios. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad