Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La aceleración de los negocios digitales… ¿efecto de la pandemia?

No debes enloquecer con la digitalización y hacer a un lado las razones por las cuales la gente compra y le gusta tu producto o servicio. Esto al final podría salirte muy caro, señala David Terán.
lun 18 enero 2021 11:59 PM

(Expansión) – La pandemia por COVID-19 puso a prueba la capacidad de resiliencia de miles de empresas alrededor del mundo, y a 9 meses de que se detectó el primer caso del virus en México, los efectos para las compañías son más que evidentes.

En cuanto a los efectos positivos destaco dos: un aumento de productividad y el papel de la digitalización como un aliado indiscutible para agilizar procesos, así como para aumentar el nivel de respuesta de las organizaciones frente a los nuevos desafíos globales.

Publicidad

El reporte Las oportunidades de la digitalización en América Latina frente al Covid-19, realizado por el Banco de Desarrollo de América Latina, señala que “la digitalización de la producción representa el factor fundamental para mantener la economía operando a pesar de las disrupciones que implican el COVID-19”.

No obstante, para que esto suceda se requiere que todos los actores de la cadena presenten un grado de digitalización; es decir, una empresa que ya está digitalizada tendrá beneficios, pero si la compañía que le provee las materias primas o la que le realiza envíos no lo está, difícilmente en la nueva normalidad se tendrá una estabilidad económica representativa.

La digitalización a raíz de la pandemia no se trata sólo de mantener un negocio a flote y aumentar la productividad, también se necesita incentivar la economía, contribuir a la generación o preservación de empleos y mejorar la calidad de vida de la sociedad.

Los grandes ganadores

Los ganadores de la pandemia han sido el comercio electrónico y los servicios financieros digitales. El primero es obvio: la gente no sale de casa y pide a domicilio. Toda la cadena completa, desde el que vende, el que empaca y el que envía, se fortaleció de manera increíble.

Inclusive la confianza del consumidor para adquirir productos y servicios en línea se incrementó. De modo que otro de los ganadores es el consumidor, quien, en muchos casos, descubrió una nueva forma de comprar.

Prueba de ello es que durante los primeros meses del confinamiento, casi 20% de los consumidores mexicanos planea seguir comprando en línea debido a su buena experiencia de compra, según refiere el Reporte 3.0 Impacto COVID-19 en venta online en México, realizado por la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO).

Por su parte, el auge de los servicios financieros obedeció más a una situación de comodidad y salud: mucha gente no quiere salir de casa y hacer fila en una sucursal bancaria, por lo que contar con estos servicios de manera práctica y fácil en su celular se convirtió en la opción más viable.

Publicidad
La transformación digital de América Latina | Expansión Summit 2020

Los grandes afectados

A pesar de las ventajas competitivas de la digitalización, hubo empresas para las que este repentino cambio no significó algo bueno, en particular para aquellas que requieren de la presencia física del consumidor, como los restaurantes, estadios, hoteles y en general la industria del turismo.

Pero aquí el tema importante no es el perdedor obvio, sino el que no lo es; es decir, la empresa que sí podía vender en línea, pero que no se digitalizó, la que podía ofrecer sus servicios de otra forma y nunca se movió hacía allá.

Si tú eres del grupo que no se ha digitalizado, vale la pena que te cuestiones qué es lo que te impide moverte y por qué todos los que están a tu alrededor están creciendo. Incluso las industrias más afectadas durante la pandemia están transitando a la digitalización y eso les da una ventaja significativa.

No sabemos cuánto va a durar esta “nueva normalidad”, lo que sí es seguro es que en el camino hacia la digitalización no hay marcha atrás.

¿Cómo sobrevivir en la nueva normalidad?

Apertura. Abre tu mente. Tienes que estar dispuesto a entender cómo funcionan las empresas en otros lugares, cómo evoluciona el mundo digital y cómo eso puede hacer crecer a tu compañía.

Cautela. Re evalúa tu modelo de negocio con base en las condiciones actuales, las posibilidades de apertura, nivel de aforo, ventas en línea contra ventas físicas, etc.. Además, toma decisiones con cautela y reestructura tu negocio para que funcione y que, desde hoy, los ingresos hablen de su crecimiento, no esperes a que las cosas vuelvan a ser como antes. Eso no pasará.

Ojo con la digitalización. Si bien es fundamental la digitalización, no debes dejar que la emoción por ésta destruya lo que en realidad genera valor para tus clientes. Por ejemplo, la gente va a un restaurante porque le gusta la comida, pero también va por la experiencia; lo mismo pasa con ir al cine.

No debes enloquecer con la digitalización y hacer a un lado las razones por las cuales la gente compra y le gusta tu producto o servicio. Esto al final podría salirte muy caro.

Nota del editor: David Terán es fundador y CEO de Gestionix. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad