Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los riesgos de NO poder aprovechar la tecnología

La red 5G promete velocidades de 100 Mbps por usuario, similares a las que nos puede dar una red fija, pero con la gran ventaja de la movilidad, considera César Funes.
jue 19 agosto 2021 05:00 AM

(Expansión) - Además de una mejor experiencia y nuevos servicios para el consumidor, 5G será el catalizador de la transformación digital de múltiples sectores, haciendo finalmente una realidad el aprovechamiento de la Industria 4.0.

Los incentivos para el despliegue de infraestructura, así como la disponibilidad de suficiente espectro en bandas medias (incluyendo 6 GHz), son clave. La falta de espectro suficiente podría obligar a los operadores a despliegues mucho más costosos, incrementando el riesgo de ensanchar la brecha digital y encareciendo el precio de los servicios para los usuarios.

Publicidad

5G promete velocidades de 100 Mbps por usuario, similares a las que nos puede dar una red fija, pero con la gran ventaja de la movilidad. Algunos se preguntarán, ¿para qué 100 Mbps? Entre otras importantes cosas, para aprovechar la realidad virtual o realidad aumentada en servicios de educación a distancia, telemedicina o inclusive para el entretenimiento. Por otro lado, para ofrecer de forma más económica acceso de banda ancha a hogares de zonas suburbanas mediante tecnologías inalámbricas (FWA, por sus siglas en inglés).

La banda de 6 GHz, donde actualmente se encuentran algunos enlaces de microondas y parcialmente servicios satelitales, se está evaluando en algunos países para poder prestar estos servicios de red inalámbrica de área local, lo que implicaría designar el espectro como de uso libre o no licenciado. Al mismo tiempo, la UIT a nivel global está analizando la posibilidad de ofrecer servicios con calidad garantizada o con movilidad (servicios IMT).

Los operadores y fabricantes de equipo de telecomunicaciones proponen dividir la banda en dos partes: la parte baja de la banda, con 500 MHz, sería para servicios no licenciados (Wi-Fi o cualquier otra tecnología de acceso inalámbrico) y la parte alta de la banda, con 700 MHz, sería para servicios licenciados como el 5G.

Por otro lado, algunos miembros de la industria sugieren que el incremento del tráfico soportado por tecnologías tipo Wi-Fi está creciendo de manera exponencial; no obstante, no hay estudios contundentes que demuestren la necesidad de espectro adicional para Wi-Fi en México.

En Europa, por ejemplo, específicamente en Reino Unido, se decidió liberar 500 MHz de espectro para RLAN/Wi-Fi en la banda 5925-6425 MHz considerando que esta cantidad de espectro es suficiente para atender las necesidades de espectro actuales y futuras de Wi-Fi, mejorando así su cobertura, aumentando su capacidad, reduciendo su latencia y aliviando la congestión.

Un argumento que se maneja es el de las interferencias a los servicios actuales. Es importante seguir de cerca los estudios en proceso que se revisarán en la Conferencia Mundial de Radio (CMR) del 2023, que permitirán entender qué tipo de interferencias se pueden generar a los radioenlaces existentes, que soportan el transporte de las redes de telecomunicaciones o, en algunos casos, infraestructuras críticas.

Publicidad
Con WiFi6 podrás descargar películas y temporadas completas en minutos.

En un sistema licenciado, si bien también podrían existir interferencias, éstas serían más fáciles de gestionar pues existe un solo dueño con el cual establecer los parámetros adecuados.

Una postura “balanceada” sería permitir de manera inmediata el uso secundario, no licenciado de la banda de frecuencia de 5925-6425 MHz y no tomar ninguna decisión respecto de la banda de 6425-7125 MHz hasta en tanto finalice el trabajo que está llevando la UIT. Esta postura se fundamenta en que, a nivel mundial, existe claridad respecto a la importancia de la banda de 6 GHz para el desarrollo de servicios móviles 5G en un futuro cercano y sería riesgoso definirlo como espectro no licenciado en toda la banda y limitar las opciones a futuro para el desarrollo de una gama amplia de servicios.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) participó en el proceso de aprobación para estudiar (al menos parcialmente) en la CMR la banda para servicios móviles; sería lógico y congruente esperar a conocer los resultados para poder fijar una postura definitiva.

Por otro lado, la misma UIT ha sugerido a las diversas administraciones no tomar decisiones que a la postre puedan verse comprometidas por las decisiones del CMR en el 2023.

Nota del editor: César Funes Vicepresidente de Relaciones Institucionales de Huawei Latinoamérica. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad