Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Innovation 2.0

La capacidad de innovación digital está relacionada exponencialmente con el poder económico general de un país, opina César Funes.
vie 08 octubre 2021 11:58 PM
innovación tecnológica - innovación - tecnología
El desempeño de la innovación también forma una barrera respecto de la brecha con los rezagados, apunta César Funes.

(Expansión) - En la era de la Innovación 2.0, los avances teóricos y los nuevos inventos basados ​​en tecnologías básicas ayudarán a abordar los desafíos globales, respaldando la visión y los supuestos para el futuro. Al entrar en esta nueva era, la organización y las iniciativas impulsarán aún más la inversión en innovación, llevándola al siguiente nivel y aportando valor constantemente a la sociedad en general.

En la era industrial, la división y especialización del trabajo y los nuevos insumos energéticos condujeron a rendimientos crecientes a escala. En la era de la información, estos retornos se han acelerado aún más. En la era impulsada por los datos se espera que los impulsores clave sean una asociación entre las empresas de tecnología del sector privado y el gobierno a medida que ingresamos a la cuarta revolución industrial y el uso de nuevas tecnologías de propósito general como 5G, Inteligencia Artificial, Cómputo en la nube e Internet de las cosas.

Publicidad

Esto no es solo teórico o hipotético. Los datos muestran que la economía digital ha estado creciendo constantemente más rápido que la economía tradicional durante varios años. La pandemia de COVID-19 ha acelerado enormemente esta transición digital. Para muchas pequeñas y medianas empresas se convirtió en “digitalízate o desaparece”.

Uno de los mejores estudios hasta la fecha, realizado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, también demuestra empíricamente la importancia de incrementar el acceso de banda ancha móvil y fija a ciudadanos y empresas. La UIT encontró que un aumento del 10% en la penetración de la banda ancha móvil en un país condujo a un aumento permanente del PIB del 1.5% entre 2007 y 2019. El impacto fue aún más pronunciado para los países en desarrollo.

En el informe Intelligent World 2030 vemos que las conexiones globales superarán los 200,000 millones; los datos mensuales por usuario celular crecerán 40 veces hasta 600 gigabytes; el volumen de computación general en todo el mundo se multiplicará por 10 y los datos generados aumentarán 23 veces, alcanzando un yottabyte (YB es una unidad de medida para las computadoras del futuro y contiene 1,000 zettabytes o 1024 bytes) por primera vez. Todo esto muestra nuevos desafíos y oportunidades para el sector de la infraestructura digital para la próxima década.

En un estudio de Boston Consulting Group recientemente realizado en más de 20 países se observan 9 desafíos comunes en el desarrollo de la economía digital (especialmente en países en desarrollo) incluyendo: infraestructura digital, adopción en pymes, talento, financiamiento, regulación, entorno de innovación, gobierno electrónico, planificación estratégica y organización gubernamental, destacando que los tres retos más comúnmente vistos entre los países estudiados son:

- Infraestructura: limitada en términos de cobertura, rendimiento o asequibilidad de la banda ancha fija o móvil.

- Y adopción de pymes: soporte insuficiente para impulsar la adopción empresarial.

- Pero el talento sigue siendo el obstáculo más común: falta de talentos locales altamente productivos con habilidades digitales avanzadas debido a un impulso insuficiente en la actualización tecnológica, una reforma educativa o los incentivos para retener talentos.

Para cualquier gobierno que esté limitado por los recursos y otras prioridades en competencia, se sugiere que centrarse primero en estas tres áreas puede ser de gran ayuda para impulsar una innovación.

La capacidad de innovación digital está relacionada exponencialmente con el poder económico general de un país. Una vez que la fortaleza económica se ha elevado a un cierto nivel, el desempeño de la innovación también forma una barrera respecto de la brecha con los rezagados; cada país debe compararse con países similares para identificar metas realistas.

Por tanto, el argumento a favor de una recuperación económica impulsada digitalmente es convincente. Y creo que el gobierno tiene un papel más importante que desempeñar que en las revoluciones económicas anteriores, para ayudar a respaldar y dar forma al viaje digital, donde los rendimientos sociales serán muy superiores a los rendimientos privados.

Publicidad

Pero, ¿cómo pueden los gobiernos establecer el mejor entorno político y empresarial para maximizar los dividendos digitales?

El estudio de BCG concluye sobre la siguiente relación fundamental: La adopción conduce a la innovación, lo que impulsa aún más la adopción, lo que impulsa aún más la innovación en un círculo virtuoso ascendente.

Hay dos herramientas cruciales: promover la penetración universal de las tecnologías digitales y mejorar la calidad de la innovación de las nuevas tecnologías digitales.

La adopción es el uso de tecnologías digitales. Aquí, la escala determina el potencial: el tamaño del mercado de consumo y la estructura y el perfil de los sectores económicos en un país que puede utilizar las transformaciones digitales. La infraestructura digital de alta calidad es un requisito previo.

La innovación es la creación de tecnologías y soluciones digitales para el consumo interno, pero también para el potencial exportador. La creación de I + D y la transformación tecnológica son fundamentales y requieren condiciones favorables para promover entornos que propicien la innovación y la creación de nuevas empresas.

Nota del editor: César Funes Vicepresidente de Relaciones Institucionales de Huawei Latinoamérica. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad