Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Comunicar para el regreso a la nueva realidad

La pandemia ha afectado todo tipo de interacción humana, por lo que las decisiones respecto al regreso a las oficinas no deben centrarse en una o dos variables, opina Mario Maraboto Moreno.
mié 01 diciembre 2021 09:00 AM
regreso a oficinas en México
¿Cómo se sienten al regresar? ¿Se sienten productivos o están nerviosos por la posibilidad de contagio? ¿Tienen temor? Eso implica un proceso de comunicación similar al que se sigue cuando una empresa enfrenta una crisis, apunta Mario Maraboto.

(Expansión) - Uno de los temas que empiezan a afrontar las empresas en México, después del confinamiento de más de año y medio con el consecuente trabajo en casa (home office), es el proceso de comunicación a sus colaboradores sobre el regreso a las oficinas (o a una nueva realidad).

Durante la pandemia, la mayoría de las empresas ha mantenido continua comunicación con sus colaboradores a través de las plataformas de internet, pero ahora que se intenta un regreso planeado a las oficinas, el tema de la comunicación cobra mayor relevancia, especialmente por las diferentes circunstancias que ya empiezan a manifestarse sobre este tema.

Publicidad

Por un lado, colaboradores que se resisten al regreso a las oficinas (así sea de forma alternada), entre otras cosas porque ya se adaptaron a una nueva realidad en la que, aunque trabajan más y por más tiempo, supervisan a los hijos en sus clases, conviven más con la familia, ahorran en transportes y gasolina, y no se exponen a la creciente inseguridad en las calles, entre otras “ventajas”. Por otro lado, habrá muchos que se resistan a regresar por no sentir la presión de la presencia física del jefe y seguramente habrá muchos que tengan temor de contagiarse o sentirse invadidos por la tristeza de no ver a compañeros fallecidos.

Por otra parte, también hay quienes ya ansían la convivencia física con sus compañeros, no pudieron adaptarse al trabajo en casa, o quizá no han sabido manejar el confinamiento y ansían salir de casa durante largas horas.

A su vez las empresas están decidiendo sobre la mejor y más segura forma de organizar el regreso de grupos de trabajadores a las oficinas, para lo cual ya están reacondicionando los espacios para asegurar una distancia sana, delimitando las áreas de convivencia, redactando protocolos para el bienestar y seguridad de todos los asistentes y, seguramente, piensan realizar una reinducción a la empresa considerando la nueva situación de trabajo presencial, las medidas de seguridad sanitaria que se están tomando, y las normas que regirán el trabajo en adelante.

Vale la pena considerar que la pandemia ha afectado prácticamente todo tipo de interacción humana, por lo que las decisiones respecto al regreso a las oficinas no deben centrarse únicamente en una o dos variables, acorde a los criterios de los directivos, a riesgo de tomar decesiones que, en lugar de ayudar, detonen una crisis que trascienda y afecte la salud de los trabajadores y la imagen de la empresa.

Me parece que antes de tomar decisiones que pudieran resultar contraproducentes, especialmente ante la incertidumbre de nuevas cepas del COVID-19, sería conveniente que las empresas realicen sondeos entre sus empleados a fin de captar de mejor manera sus inquietudes sobre el regreso a las oficinas, comprender mejor sus motivaciones para regresar o no al lugar físico, y conocer sus ideas y pensamientos. ¿Cómo se sienten al regresar? ¿Se sienten productivos o están nerviosos por la posibilidad de contagio? ¿Tienen temor?

Eso implica un proceso de comunicación similar al que se sigue cuando una empresa enfrenta una crisis. Esto quiere decir que previo a la decisión será necesario identificar situaciones que de manera imprevista pudieran impactar en la salud de uno o varios trabajadores. Para ello será necesario involucrar a distintas áreas de la organización para definir escenarios que pudieran presentarse y, en dado caso, plantear las posibles soluciones y líneas de acción ante cada escenario.

La planeación de escenarios es una metodología prospectiva en la que se ponen en blanco y negro situaciones que tienen una cierta probabilidad de ocurrencia. Se trata de contemplar las distintas posibilidades que se tienen de controlar con efectividad aquello cuya ocurrencia se quiere evitar; es poner en blanco y negro situaciones que todavía no han sucedido pero que tienen una cierta probabilidad de ocurrir, especialmente ante un virus que aún no ha podido ser controlado.

Publicidad

La planeación implica también realizar una auditoría de vulnerabilidad, es decir, una evaluación multidisciplinaria de situaciones o locaciones que eventualmente puedan significar un riesgo potencial, como pueden ser las condiciones sanitarias especialmente en los baños, la ventilación, el correcto funcionamiento del aire acondicionado y sus respectivos filtros, etcétera.

El proceso de comunicación en este caso también deberá considerar el estado de ánimo y moral de los colaboradores, lo que implica que los mensajes, líneas argumentales y canales de comunicación sean cuidadosamente seleccionados para ser cifrados en signos de entendimiento común con los diferentes públicos. Los mensajes deben ser motivacionales lo mismo que de solidaridad por los familiares o amigos que murieron durante la pandemia y no deben dar la impresión de inquietud por el rendimiento de los colaboradores y la productividad de la empresa.

A fin de cuentas, hoy, más que nunca, las empresas deben escuchar a sus empleados (y a sus clientes) para lograr un regreso físico a las oficinas con los menores riesgos y la mejor posibilidad de retomar el paso en una nueva realidad.

Nota del editor: Mario Maraboto Moreno es Licenciado en Periodismo por la UNAM. Investigador Asociado en la Universidad de Carolina del Norte. Autor del libro "Periodismo y Negocios. Cómo vincular empresas con periodistas". Consultor en Comunicación, Relaciones Públicas y situaciones especiales/crisis desde 1991. Escríbele a su correo mmarabotom@gmail.com y síguelo en Twitter . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad