Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Si eres uno más del montón, eres uno menos para los clientes

Para que una empresa aventaje, debe marcar el paso evolutivo a las demás, apunta José Sevilla.
vie 08 julio 2022 06:08 AM
(Mujer propietaria de un negocio pequeño)
Se requiere de algo que es fundamental para el gen emprendedor y que está al alcance de cualquier persona que así lo desea: la búsqueda de la felicidad, señala José Sevilla.

(Expansión) - Los mercados actuales son complejos. No sólo todos los días aparecen tecnologías disruptivas capaces de mover el tablero por completo, sino que también hay empresarios ingeniosos y talentosos que proponen nuevos modelos de negocio que, al salirse completamente de la caja, redefinen por completo lo que se sabe de su industria. Sin mencionar que los clientes y usuarios tienen un abanico cada vez más grande de opciones.

Competir en ese mundo se vuelve cada vez más difícil. Y quienes no están dispuestos a adaptarse… tal vez les iría mejor en una vocación menos demandante. La disrupción está a la vuelta de la esquina en todos los sectores, desde la implementación de inteligencias artificiales y robots, hasta la sofisticación de productos y servicios. Los obstáculos que enfrenta un empresario hoy en día no son pocos.

Publicidad

Por eso es tan importante ser la punta de lanza de una industria. Porque si eres uno más del montón, al final del día terminas siendo uno menos para los clientes. Si un empresario quiere que su compañía crezca, se desarrolle y se consolide, no le queda de otra más que hacer todo lo posible para destacar de entre las millones de opciones de productos y servicios que existen en el mercado.

Para decirlo rápido: para que una empresa aventaje debe ser ella quien le marque el paso evolutivo a las demás.

Las tres Ps

En medio de un diagnóstico empresarial que puede sonar desolador, la buena noticia es que es relativamente fácil poder destacar. Se requiere de algo que es fundamental para el gen emprendedor y que está al alcance de cualquier persona que así lo desea: la búsqueda de la felicidad. Aquella que impulsa todo lo que toca y que lo lleva a niveles insospechados y que puede ser alcanzable a partir de tres Ps básicas: placer, pasión y propósito.

La suma de estas tres da como resultado el superpoder. Placer: es lo que nos gusta hacer. Pasión: para lo que somos buenos Propósito: lo que el mundo necesita. Cuando un empresario descubre su superpoder no sólo va a tener éxito, sino que será feliz haciendo lo que más ama.

Fuera de la zona de confort

Enfrentarse a los vaivenes de los mercados actuales puede generar miedo y ansiedad. Eso lleva a que muchos empresarios se queden en su zona de confort, incluso a expensas del crecimiento de sus compañías. Es común pensar en los aspectos negativos del cambio, pero quedarse estancado es aún peor porque implica quedar varados en un mercado que han dejado de entender y en el que, por lo mismo, quedan condenados al olvido y la intrascendencia.

Es necesario sacudirse ese miedo. Salir de la zona de confort y aventarse a proponer productos y servicios novedosos que estén a la altura de las exigencias de los consumidores del siglo XXI. La tecnología de punta y los recursos humanos son clave, pero lo más importante es tener placer, pasión y propósito. Para no sólo dejar de ser uno más, sino más bien convertirse en el único.

 

Bájale dos rayitas y súbete dos niveles

Tal cual. Si un empresario quiere dejar de ser una gota de agua en el mar, la apuesta está en bajarle dos rayitas, ¿qué significa?: ¿Eres diseñador? Sí, ¿De qué? De logos, ¿Para quién? Para florerías: diseñador de logos para florerías. ¿Tienes una tienda de mascotas? Sí, ¿Para todas las mascotas? No, para perros, ¿Para todos los perros? No, para chihuahuas: Tienda para perros chihuahua.

La clave está en la especialización, pero esto no termina en ser un diseñador de logos para florerías, sino es ser EL diseñador de logos para florerías o LA tienda de mascotas para perros chihuahua. Ahora, el siguiente paso es subirle dos niveles y agregar cosas que aporten valor a la oferta y dejar de hacer lo que todo el mundo hace. Quien logre este combo la romperá en cualquier mercado.

Nota del editor: José Sevilla es Director de Innovación de Happpy. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad