Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Conflicto Rusia-Ucrania, ¿una oportunidad para exportadores mexicanos?

Hoy las empresas mexicanas tienen un enorme potencial no solamente para participar, sino para liderar el mercado global de exportaciones, considera Andrés Díaz Bedolla.
mié 13 julio 2022 06:05 AM
El campo mexicano será el ganador con el nuevo TLCUEM
Si los exportadores mexicanos queremos liderar el mercado global, tenemos que preguntarnos si ya hemos explorado los mejores canales para llegar a nuevos mercados, señala Andrés Díaz Bedolla.

(Expansión) - Ucrania ha y seguirá afectando a México; el incremento en los precios del gas, la inflación y la inestabilidad financiera provocada por la volatilidad y la incertidumbre. Pero, debemos recordar que, aunque en las guerras nunca hay ganadores, toda crisis representa una oportunidad.

En este caso, una oportunidad para replantear la dependencia de Europa a ciertos países proveedores en industrias estratégicas, desde el energético hasta el agroindustrial.

Publicidad

Es la gota que derramó el vaso para las empresas que, por años, le apostaron al offshoring y outsourcing como estrategias para reducir costos, mantener participación en mercados extranjeros y adquirir ventajas competitivas.

Si bien la tendencia al nearshoring lleva creciendo desde la guerra comercial entre China y Estados Unidos, y ha sido potenciada por las emergencias sanitarias, el incremento de los costos de transportación y el retraso en las entregas por el cierre de los puertos, el nearshoring es una estrategia difícil de concretar en Europa.

En esa región, muchos países carecen de los insumos necesarios o sus costos de producción son sumamente elevados, razón por la cual ahora se apunta un reflector enorme hacia México, que podría emerger como el socio comercial que esos países estaban esperando.

La situación es bastante urgente; en 2021, Rusia y Ucrania se encontraban dentro de los líderes globales en exportación de cebada, maíz y canola, juntos exportando casi 30% del trigo en el mundo y 70% del aceite de semilla de girasol.

Esta situación provocó una pronunciación por parte del G7 en mayo de este año al señalar que el conflicto “ha generado una de las crisis de comida y energía más severas en la historia reciente, que ahora amenaza a los países más vulnerables también”.

Actualmente, caminando por los pasillos del supermercado en Hannover, Alemania, puedo darme cuenta de que faltan opciones de pan, pasta y cereales, que hay pocas alternativas de aceite comestible y que incrementó el precio de la carne debido a la escasez de alimento para el ganado.

Después de haber pasado las últimas seis semanas visitando las representaciones de México en Noruega, Bélgica, Suiza, Irlanda, Alemania, Francia y España, hoy tengo algo muy claro: nuestro país está pasando por el momento más competitivo de los últimos 30 años.

 

Hoy las empresas mexicanas tienen un enorme potencial no solamente para participar, sino para liderar el mercado global de exportaciones gracias a cinco razones muy sencillas; 1) privilegiada ubicación geográfica, 2) cercanía a los mercados de compra más grandes del mundo, 3) su infraestructura y amplia red de tratados comerciales internacionales, 4) su mano de obra calificada, y 5) su calidad y capacidad de producción agropecuaria y manufacturera.

A pesar de que todo esto suena a excelentes noticias para los exportadores mexicanos, existe una serie de retos que debemos abordar si queremos realmente aprovechar las oportunidades que se nos presentan. Principalmente, que el comercio internacional ha cambiado; los compradores europeos ya no esperan una vez al año para ir a una feria a encontrar a sus proveedores, sino que quieren entrar a internet y poder contactarlos de inmediato, el crecimiento de las plataformas digitales en los negocios transfronterizos cada vez es clave.

Si los exportadores mexicanos queremos liderar el mercado global, tenemos que preguntarnos si ya comenzamos a trabajar en la digitalización de nuestra oferta exportable, si hemos explorado los mejores canales para llegar a nuevos mercado, si tenemos buenas fotos de nuestros productos, fichas técnicas en inglés, si conocemos nuestras capacidades de producción y cantidades mínimas de compra, tenemos que preguntarnos si nuestros procesos y tiempos de respuesta nos permiten competir con los chinos en el ambiente digital, porque ahí es en donde se están haciendo las nuevas transacciones de comercio internacional. La oportunidad ahí está y el éxito será solamente de los que estén mejor preparados.

Nota del editor: Andrés Díaz Bedolla es fundador y director ejecutivo de Atomic88, la aceleradora de negocios digitales de Grupo Alibaba en México y América Latina. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad