Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Avances y desafíos en ciberseguridad, ¿cómo nos preparamos para el futuro?

Es fundamental establecer una coordinación efectiva entre los equipos de TI y las áreas de recursos humanos para identificar y desarrollar talentos en el campo de la ciberseguridad.
mar 09 abril 2024 05:03 AM
Avances y desafíos en ciberseguridad, ¿cómo nos preparamos para el futuro?
Es crucial promover la colaboración y el intercambio de información entre las organizaciones, lo que podría facilitar el aprendizaje mutuo, la identificación de mejores prácticas y la coordinación de esfuerzos para abordar las amenazas cibernéticas, apunta Manuel Moreno.

La conectividad que ha permeado nuestras vidas ha optimizado en gran medida muchas de nuestras actividades diarias. Sin embargo, como en toda revolución tecnológica, la digitalización también ha traído consigo una serie de desafíos, especialmente en el ámbito de la ciberseguridad. En México, donde la cultura cibernética aún está en desarrollo, es crucial abordar estos restos para estar preparados para los riesgos digitales que enfrentamos como individuos y sociedad.

Publicidad

Para obtener una visión valiosa sobre el futuro de la ciberseguridad y los desafíos que enfrentaremos en los próximos años, Gartner, empresa consultora y de investigación de las tecnologías de la información ha presentado predicciones que destacan áreas críticas de enfoque. Una de estas se centra en la adopción de la Inteligencia Artificial Generativa (GenAI), que se ha identificado como un componente crucial para cerrar la brecha de habilidades en ciberseguridad y mitigar los incidentes causados por los propios colaboradores.

Según los pronósticos de Gartner, para 2026, las organizaciones que integren GenAI con una arquitectura integrada basada en plataformas en programas de cultura y comportamiento de seguridad (SBCP) experimentarán un 40% menos de incidentes de ciberseguridad impulsados por los colaboradores. Esto cobra particular relevancia en el contexto actual, donde el 14% de los incidentes de seguridad son causados por errores humanos.

En este sentido, se recomienda que los equipos de ciberseguridad se enfoquen en casos de uso internos que apoyen a los usuarios mientras trabajan, utilizando herramientas que detecten comportamientos de riesgo en tiempo real y proporcionen orientación o alertas adecuadas para prevenir incidentes de seguridad.

Además, es fundamental establecer una coordinación efectiva entre los equipos de TI y las áreas de recursos humanos para identificar y desarrollar talentos en el campo de la ciberseguridad. Esto implica la creación de programas de formación y desarrollo de habilidades específicas, así como la identificación de talentos adyacentes para roles de ciberseguridad más críticos, como el análisis de datos, la inteligencia artificial o el análisis de riesgos. Estas áreas de especialización pueden ser creadas para cubrir necesidades complementarias en la prevención y la defensa contra amenazas cibernéticas.

Sabemos que la adopción de la GenAI es un desafío significativo para México, especialmente considerando que la ciberseguridad sigue siendo vista como un gasto secundario en muchas organizaciones. De hecho, menos de la mitad de las empresas mexicanas visualizan la ciberseguridad como un elemento estratégico y actualmente, nuestro país ocupa el puesto número 20 a nivel global en inversión en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), con un 0.8%, según datos de IDC.

Publicidad

Pero, ¿cómo se impulsaría la inversión?

Para lograr mayor inversión en ciberseguridad en México se requiere un enfoque integral que involucre a múltiples partes interesadas, incluyendo el gobierno, el sector privado, la iniciativa privada y la sociedad civil, para el establecimiento de incentivos y estímulos fiscales; el desarrollo de políticas y regulaciones claras y la promoción de la innovación y la investigación.

También es crucial promover la colaboración y el intercambio de información entre las organizaciones, lo que podría facilitar el aprendizaje mutuo, la identificación de mejores prácticas y la coordinación de esfuerzos para abordar las amenazas cibernéticas de manera más efectiva.

Como las amenazas cibernéticas no conocen fronteras, es fundamental trabajar con otros países y organizaciones internacionales para compartir información, coordinar respuestas a incidentes y desarrollar normas y estándares internacionales sobre ciberseguridad.

____

Nota del editor: Manuel Alexandro Moreno Liy es Director de Habilitación de Ventas de Seguridad en IQSEC. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad