Publicidad
Publicidad

Los teléfonos inteligentes, una herramienta para los terroristas

Los dispositivos les han abierto a los terroristas posibilidades de acción, como enviar mensajes para activar bombas.
Terrorismo
Terrorismo. Esta tecnología le ofrece tanto ventajas como desventajas a los terroristas al momento de planear y realizar atentados.

FRANCIA - Los teléfonos inteligentes han sido utilizados por terroristas de todo el mundo. Les han abierto a los yihadistas posibilidades de acción, como enviar mensajes para activar bombas, y también permitieron a los antiterroristas detectar dónde se encontraban, espiarlos o, en caso de captura, utilizarlos durante la investigación.

"El celular inteligente se inscribe en la continuidad de internet, que ha revolucionado todo", dijo un exmiembro de los servicios antiterroristas franceses, que pidió el anonimato. "Desde 2003, en Irak, las bombas caseras se activan a distancia enviando un mensaje al paso de los convoyes estadounidenses".

Un ejemplo del uso de teléfonos móviles en ataques fue el de los yihadistas que cometieron la masacre del Bataclan en París. Gracias a estos dispositivos se pudo identificar su ruta, consultar mapas y sus mensajes con instrucciones.

Lee: Yihadistas planearon un atentado terrorista en el estadio del FC Barcelona

Justo antes de penetrar en la sala de conciertos y de cometer la matanza (90 muertos), enviaron un mensaje a Bélgica que decía: ya hemos salido, empezamos desde un celular que fue encontrado en un basurero cercano.

Una desventaja son las aplicaciones de mensajería encriptada, como Telegram, Wire o Whatsapp porque facilitan a las organizaciones terroristas comunicarse esquivando la vigilancia policial o de los servicios secretos, o plantearles serias complicaciones a la hora de descifrar los mensajes intercambiados.

Publicidad

El lado terrorista

La prensa en línea del grupo yihadista Estado Islámico publica desde hace varios años, en distintas lenguas, tutoriales en los que explican cómo elegir las mejores aplicaciones destinadas a yihadistas o aspirantes a serlo.

"Lo que no hay que olvidar nunca es que desde hace tiempo ya no son teléfonos, son ordenadores", indicó Laurent Heslault, director en estrategias de seguridad del grupo de seguridad informática Symantec.

Recomendamos: El terrorismo no es lo que los estadounidenses siempre han creído

"Son mucho más potentes de lo que teníamos en nuestras oficinas hace 10 años. En potencia de cálculo, de almacenamiento y en capacidades de conectividad. Son herramientas muy comunicativas, es el extremo de lo que presentó Steve Jobs hace años. (...) A los grupos terroristas, les han aportado una movilidad muy práctica", agregó Heslault.

Publicidad

Desventajas

Entre los problemas que enfrentan aquellos que usan teléfonos inteligentes para planear atentados es que estos pueden informan sobre la localización y que, aunque cambien la tajeta SIM, el teléfono ya tiene su propia identidad que, una vez detectada, puede ser seguida.

En una investigación antiterrorista, como en cualquier otra, los teléfonos inteligentes "hablan" a menudo más que los humanos y permiten a los investigadores reconstituir redes y detectar las células durmientes.

¿Quieres enterarte de lo más reciente de la tecnología?
Entrevistas, noticias y reseñas sobre los últimos gadgets e innovaciones.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad