Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Google le gana a Francia en “derecho a ser olvidado”

Si bien la tecnológica tendrá que limitar información personal de los usuarios en Europa no tendrá que eliminarlos en otras partes del mundo.
mar 24 septiembre 2019 12:00 PM
logo de google en la empres afilial de google en berlin
Google limitrá la información de usuarios europeos.

Foo Yun Chee (Luxemburgo.-

En un caso emblemático Google no tiene que aplicar el “derecho a ser olvidado” de Europa globalmente, determinó el tribunal supremo el martes en un caso histórico que enfrentó el derecho a la privacidad contra la libertad de expresión.

La victoria para el gigante de la tecnología estadounidense implica que, si bien debe eliminar los vínculos a información personal de sus búsquedas en Europa cuando sea requerido, no debe eliminarlos de las búsquedas en otras partes del mundo.

Publicidad

El caso se ha visto como una prueba emblemática en una era en que el internet no tiene límites. Sobre todo en la definición de si las personas pueden exigir una eliminación total de la información que se tiene de ellos de las búsquedas, sin afectar la libertad de expresión y el interés público legítimo.

Los legisladores y empresas del mundo también lo han visto como una prueba de si la Unión Europea es capaz de extender sus leyes más allá de sus fronteras.

“Actualmente, no existe ninguna obligación bajo las leyes de la Unión Europea para que un operador de búsquedas que admite una petición de eliminación de referencias por parte de un sujeto deba llevar a cabo esa eliminación en todas las versiones de su motor de búsqueda”, dijo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su resolución.

Google celebró la decisión afirmando que “es bueno ver que la corte está de acuerdo con nuestros argumentos”.

El motor de búsqueda más popular del mundo había advertido anteriormente sobre los peligros de extralimitación de Europa. En una publicación dentro de su blog, de hace dos años, dijeron que debía existir un balance entre los datos personales y el interés público y que ningún país debería ser capaz de establecer reglas sobre los ciudadanos de otro país.

El derecho a ser olvidado fue consagrado por la misma corte europea en 2014, cuando determinó que las personas podían pedir a los motores de búsqueda como Google que eliminaran la información inadecuada o irrelevante de los resultados web que aparecen al buscar sus nombres.

Google, empresa propiedad de Alphabet, ha recibido desde entonces 845,501 peticiones de eliminar vínculos y ha eliminado el 45% de los 3.3 millones de vínculos que se le exigió eliminar.

Publicidad

Privacidad contra libertad de expresión

El grupo de derechos del Reino Unido, llamado Article 19, que lucha por la libertad de discurso e información, aplaudió la resolución del martes, donde mencionó que Google también contará con flexibilidad para decidir si eliminar los vínculos y lograr un balance entre los derechos a la privacidad y el interés público.

“Las cortes o reguladores de datos en Reino Unido, Francia o Alemania no deberían ser capaces de determinar los resultados de búsqueda que verán los usuarios en Estados Unidos, India o Argentina”, dijo el organismo.

“La corte está en su derecho de determinar que el balance entre la privacidad y la libertad de expresión debe ser tomado en cuenta al decidir si los sitios web deben ser eliminados de la lista, y también reconocer que este balance puede cambiar en diversas partes del mundo”.

Pero Patrick Van Eecke, presidente global de prácticas de protección de la información del despacho DLA Piper, dijo que esto limitaría el impacto de la aplicación del derecho a ser olvidado pues será restringido a las búsquedas realizadas dentro de la Unión Europea.

“Esto podría ser frustrante para las personas que vean que aquellos fuera de Europa aún podrán encontrar los resultados de búsqueda eliminados de la lista, al realizar una búsqueda en Google en Nueva York, Shanghái o cualquier otro lugar del mundo”, añadió Van Eecke.

El caso se suscitó en 2016 después de que el observador de privacidad francés CNIL multará a Google por 100,000 euros (109,790 dólares) por rehusarse a eliminar listados de información personal de los resultados de búsqueda a nivel mundial.

Google llevó la disputa al Consejo de Estado Francés que subsecuentemente buscó la asesoría del Tribunal de Justicia Europeo.

El Consejo pidió apoyo después de que el CNIL decidiera no ordenar a Google que eliminara los vínculos de los resultados de búsqueda, según los nombres de cuatro individuos. Estos incluían un fotomontaje de una política, un artículo que se refiere a alguien como encargado de relaciones públicas de la Iglesia de la Cienciología, la investigación de un político y la condena de un individuo por abuso sexual contra menores.

La CNIL dijo que acataría la resolución del martes.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad