Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La libertad absoluta en la red está por terminar … pero no como Trump quiere

La orden ejecutiva de Trump para elevar la responsabilidad que tienen las tecnológicas sobre lo que se publica en ellas puede tener efecto en nuevas regulaciones a la red.
lun 01 junio 2020 06:00 AM
Trump en Twitter
El presidente Donald Trump tuitea constantemente sobre todo tipo de temáticas.

La intención de Donald Trump de poner límites a lo que se publica en redes sociales, como Twitter y Facebook, y hacer que éstas asuman el 100% de responsabilidad cuando algún contenido en sus sitios aparezca como falso o que se preste a desinformar puede derivar en una nueva regulación de internet; sin embargo, no una como la que el mandatario busca empujar.

“La época de libertad absoluta para las plataformas de internet está cerca de llegar a su fin. Pero el punto crítico es cómo le damos fin a esa época”, advierte León Felipe Sánchez, abogado experto en derecho digital.

Publicidad

Después de que Twitter marcó una publicación de Trump en esta red como posiblemente desinformativo, el mandatario estadounidense, usó la misma plataforma para amenazar con emitir un decreto para modificar la sección 230 de la Ley de Decencia de Comunicaciones de Estados Unidos. Dicha modificación haría 100% responsables a este tipo de firmas digitales de lo que los usuarios publican en ella. Con una medida así no podrían señalar alguna publicación como dudosa o falsa, y los tuits en particular de Trump, no podrían sujetarse al escrutinio.

Trump hizo la amenaza realidad y el jueves 28 de mayo firmó la orden ejecutiva para comenzar este proceso, el cual incluso la Comisión Federal de Telecomunicaciones en EU, la FCC, considera inviable, pero que de acuerdo con Sánchez sí abre la puerta a una discusión sobre la pertinencia de modificar o no las leyes alrededor de lo que se permite o no en el entorno digital, pues dichas legislaciones datan de 1996 y hoy 24 años después, el escenario digital dista mucho del ecosistema que estaba en pie en ese entonces.

Pero si bien tanto Sánchez, como la consultora Statista, coinciden en que se deben actualizar las regulaciones en el espacio digital, ésta no debe partir de un decreto sino de una amplia discusión de industria, gobierno y sociedad civil.

“Antes de llegar a un estado de más regulación, que creo que es necesario, debe de haber una discusión muy amplia , transparente y diversa con todos los involucrados, no un berrinche de Trump”, dijo el abogado.

“El mayor reto ahora es tratar de transitar hacia un estatus con mayor regulación que permita que siga habiendo nuevas plataforma pero que prevea estas situaciones y que hay actores dominantes que van a necesitar una regulación tal vez asimétrica, como ya se hace en varios otros sectores de telecomunicaciones”, explicó.

“La medida tendrá que enfrentar diferentes retos legales antes de proceder”, citó Niall McCarthy, analista de la consultora Statista.

Publicidad

¿Un capricho viable?

Pese a que los analistas coinciden en la necesidad de una regulación alrededor de internet actualizada y que tome en cuenta riesgos que no se veían en 1996, en cuanto a los proceso y mecanismos legales que seguirá la orden ejecutiva firmada por Trump, el escenario no parece benéfico para él pues el poder legislativo y las cortes estadounidenses pueden invalidar la orden de Trump.

“Él está tratando de incidir en algo del legislativo, ellos lo pueden invalidar. Se ve la posibilidad de que un posible conglomerado de empresas tecnológicas hagan alianza para recurrir a las cortes, que no está difícil”, proyectó.

Si bien en Estados Unidos no existe un recurso de amparo, como el que se tiene en México, existe el habeas corpus, un recurso legal que permite que el afectado se presente a la corte y obligue a la autoridad a revisar si existen suficientes pruebas para proceder, antes de tomar acción. Dado que las cortes del noveno circuito, que corresponden a California y concretamente a Silicon Valley, tienen el antecedente de estimar con mayor valor la defensa de la libertad de expresión y la apertura del internet, los expertos afirman que es muy difícil que Trump logre su cometido.

“El escenario que podemos vislumbrar es llevar esto a la corte del noveno distrito de California y ellos han sido muy empáticos en preservar las libertades tecnológicas, así que no es difícil anticipar un fallo invalidará esta medida de Trump”, dijo.

Publicidad

Hacia adelante, al hablar de una posible nueva regulación en torno a la red, algunos de los puntos clave que se sugieren en la mesa son cuestionar la dominancia de mercado que hoy tienen empresas como Facebook o Twitter en las comunicaciones globales, dado su alcance y la necesidad de controles para evitar la proliferación de noticias falsas y discursos de odio en la red.

Facebook cuenta a la fecha con 2,600 millones de usuarios activos y Twitter con 53.5 millones de usuarios monetizables al mes, lo cual la hace dos de las plataformas con mayor posibilidad de impacto en el mundo. El mismo Trump ha usado Twitter como una herramienta de comunicación de su gobierno, y sus tuits, llegan a poco más de 80 millones de personas.

“La constancia de Trump de comunicar vía Twitter incluso se ha hecho mayor en el último año De acuerdo con la herramienta de actividad de Trump en Twitter tuiteó o retuiteó 3,578 veces en 2018 pero esa cifra subió a 6,934 veces en 2019”, citó McCArthy de Statista.

Tan solo en mayo, Trump tuiteó o retuiteó más de 800 veces, según datos de Statista, y ha tenido constantemente contenidos que deben sujetarse a verificación de datos.

“La discusión no es blanca y negra. Yo creo que hay posturas que claramente son discursos de odio, como incitar a la violencia como el último tuit de Trump o en los que el hecho publicado es dudoso y eso debe controlarse más cuando el peso del interlocutor es muy fuerte, ahí debe haber mecanismos para matizar y atender a la situación, peor de eso a que se le obligue a las plataformas a tener una responsabilidad sobre a esto hay toda una discusión de por medio”, dijo el abogado.

“No es deseable imponer toda la carga a la plataforma de tener que arbitrar esta información”, concluyó.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad