Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Reseña: Intenté trabajar toda la cuarentena solo con la nueva iPad Pro

La versión de la tableta profesional de Apple es más poderosa que la mayoría de las PC móviles del mercado, pero su poder no significa que sea la respuesta a tus necesidades de cómputo.
lun 06 julio 2020 11:56 AM
Casi un Macbook
La nueva tableta profesional de Apple promete tener todas las ventajas de una computadora. ¿Lo cumple?

Hoy es el día 63 de utilizar el iPad Pro 2020 de Apple como mi principal dispositivo de trabajo. Aunque comencé la cuarentena en trabajo remoto utilizando la computadora que me proporcionan en el trabajo a las pocas semanas Apple hizo el favor de prestarme por un par de meses la nueva iPad Pro, que según la firma de la manzana es la tableta multimedia más rápida del mundo y uno de los sistemas de cómputo móvil más avanzados del mercado.

Así que decidí convertirla en mi principal dispositivo para trabajar, escribir, editar vídeos y tomar una cantidad interminable de conferencias y juntas virtuales, todo con el afán de entender qué tipo de personas son las que tendrían que gastar entre 20,000 hasta 40,000 pesos -esto sin contar el costo del teclado inteligente o el Apple Pencil- en vez de invertir esa misma cantidad en una MacBook Pro, o un equipo de cómputo portátil de alto rendimiento.

Publicidad

Con más de dos meses de experiencia puede decir que he llegado a odiar y padecer varios momentos con el iPad Pro, pero también me ha hecho pensar en varias ocasiones “cómo quisiera tener más de 20,000 extras para comprar una” porque cuando Apple dice “tu próxima computadora, no es una computadora”, por más exagerado que suene pueden no estar tan equivocados.

Un vistazo rápido

Apple comercializa dos modelos: de 11 pulgadas y de 13 pulgadas. El equipo que probamos en Expansión fue el modelo de 13 pulgadas. Como tablet, el iPad Pro tiene una de las mejores pantallas del mercado. Durante mi experiencia de prueba no hubo un solo momento o aplicación en la que el equipo me haya decepcionado.

Desde los constantes mails que leía todos los días, noticias, edición de texto y armado de presentaciones, hasta el consumo o edición de vídeos o imágenes y los eventuales videojuegos (por cierto el equipo tiene una frecuencia de actualización de 120hz) el panel del iPad Pro 2020 es reflejo del cuidado que Apple ha puesto durante décadas a la experiencia visual de sus productos.

A simple vista el iPad Pro 2020 mantiene el mismo diseño cuadrado de la versión de 2018 con un cuerpo de aluminio, un entrada de puerto USB-C, sin entrada para audífonos y sistema de desbloqueo vía FaceID sin importa la orientación, lo cual permite desbloquear el equipo sin importar si lo estas utilizando en formato vertical u horizontal. Por cierto Apple, esta función la debería de tener sí o sí el iPhone 12.

En cuanto a sonido, el equipo también es garantía. La tablet viene equipada con tres micrófonos, mismos que me salvaron más de una vez durante la cuarentena y mis constantes video llamadas o juntas virtuales, y un sistema de cuatro bocinas que hacen del iPad Pro uno de los pocos dispositivos móviles que prefiero utilizar sin audífonos.

¿Duración de batería? Apple promete 10 horas y lo cierto es que en mis jornadas laborales su rendimiento fue casi siempre cercano a las 8:30 o 9 horas. Una realidad que puede variar dependiendo del tipo de usuario que eres y el uso que le des al dispositivo. Para mí, por ejemplo, un día normal tiene entre cuatro a nueve juntas virtuales, uso intensivo de correo electrónico, navegador web, redes sociales, apps como Word o Excel y aplicaciones de audio de fondo casi toda mi jornada. En ese escenario puedo decir que el iPad Pro es un equipo en el que puedes confiar en cierta independencia en la movilidad.

Publicidad

¿La gran diferencia con el modelo de 2018? La más importante es su procesador, dado que el modelo 2020 corre con A12Z Bionic, del cual ya hablaré más abajo. Sin embargo, la más visible es su cámara, la nueva iPad Pro incorpora una cámara con un sensor angular de 12 MP y un ultra gran angular de 10 MP. Si eres de los usuarios que toman imágenes con su tablet (sí, sé que son pocos pero existen), te garantizo que tendrás una buena experiencia y la incorporación del ultra gran angular es un extra agradable.

Apple dice que el iPad Pro es una computadora que no es una computadora

iPad Pro 1.JPG

iPad Pro 1.JPG

Con un diseño muy similar a la del iPad Pro de 2018, la nueva iPad integra mejoras en procesador pero agrega accesorios que la buscan convertir en una computadora.
Foto: Carlos Fernández de Lara
iPad Pro 3.JPG

iPad Pro 3.JPG

Con un diseño muy similar a la del iPad Pro de 2018, la nueva iPad integra mejoras en procesador pero agrega accesorios que la buscan convertir en una computadora.
Foto: Carlos Fernández de Lara
iPad Pro 4.JPG

iPad Pro 4.JPG

Con un diseño muy similar a la del iPad Pro de 2018, la nueva iPad integra mejoras en procesador pero agrega accesorios que la buscan convertir en una computadora.
Foto: Carlos Fernández de Lara
iPad Pro 5.JPG

iPad Pro 5.JPG

Con un diseño muy similar a la del iPad Pro de 2018, la nueva iPad integra mejoras en procesador pero agrega accesorios que la buscan convertir en una computadora.
Foto: Carlos Fernández de Lara
iPad Pro.jpg

iPad Pro.jpg

Con un diseño muy similar a la del iPad Pro de 2018, la nueva iPad integra mejoras en procesador pero agrega accesorios que la buscan convertir en una computadora.
Foto: Carlos Fernández de Lara

Existe un punto en especial si eres un usuario en busca de desarrollar o experimentar con realidad aumentada. El iPad Pro 2020 tiene un sensor LiDAR, una tecnología similar a la que tienen los autos autónomos para “ver” y conocer el ambiente que los rodea, en cuestión de segundos, a fin de evitar choques o colisiones. Solo que en el iPad funciona para mapear en cuestión de segundos el ambiente que la cámara y el sensor para conocer dónde hay superficies y entregar una experiencia de AR mas realista.

¿Funciona? Claro, y de una manera sorprendente, pero dado el tamaño que tiene el iPad Pro y lo pesado que puede llegar a hacer después de un rato es un beneficio por ahora limitado a cosas muy específicas.

¿Fue el iPad Pro el reemplazo ideal a mi computadora?

La respuesta más simple a esa pregunta es no. Pero no significa que el iPad no me haya permitido hacer gran parte de mi trabajo, en ocasiones logré hacer esta labor mucho mejor de lo que lo hago con la computadora personal que tengo. Es decir, en menos tiempo, con más versatilidad y con una mejor experiencia de usuario.

Sin embargo, ver el iPad Pro como un equipo de cómputo demanda dos cosas: La primera y menos agradable es más dinero y la segunda paciencia y tolerancia a ciertos momentos.

Vamos con la primera. Si realmente quieres sacarle provecho al iPad Pro 2020, como un equipo de cómputo y no solo como una tablet, necesitas el nuevo Magic Keyboard. El cual lamento decirte que tiene un costo de 8,2999 pesos para el modelo de 13 pulgadas.

El teclado es más que un simple teclado, es como un accesorio que convierte al iPad en una especie de MacBook. No solo porque contiene un arreglo de teclas con mecanismo de tijeras y retroiluminación que me permitieron escribir durante estos dos meses, decenas de entrevistas, artículos y correo electrónicos sin un solo problema y con amplia comodidad.

Publicidad

Sin embargo, el segundo aspecto aunque extraño para un iPad es que el Magic Keyboard también integra una pequeña zona con un trackpad que permiten manipular todos los elementos de una pantalla sin tener que tocarla con los dedos, de nuevo como si se tratara de una PC más. Aunque aún puedes seguir utilizando tus dedos para manipular toda la pantalla del iPad (la función de mouse por cierto disponible para todas las iPad) está bastante bien pensada para el sistema operativo, al grado de que durante mi tiempo de prueba manipulé más el contenido del iPad con el trackpad que con mis propios dedos.

Como agregado el teclado tiene un puerto adicional USB-C, la desventaja es que este puerto solo es de carga, dado que no tiene ningún tipo de sincronización con la tableta.

Sin embargo, el Magic Keyboard tiene a mi parecer un enorme defecto. Si bien tiene un diseño flotante muy cómodo, que permite configurar el ángulo de visión del iPad, este no puede ofrecer una experiencia de tablet, es decir, si lo que buscas es doblar por completo el teclado para cambiar y utilizar el iPad como lo que es, no lo puedes hacer. Te ves obligado a tener que desmontar el dispositivo del teclado, dejándolo sin protección.

Al César lo que eso el César

Apple tiene razón, el iPad Pro es una computadora que no es computadora, es una tableta limitada no por hardware, sino por software. No es sorpresa que Apple haya anunciado que dejará de utilizar los microprocesadores de Intel en su computadoras. El A12Z Bionic del iPad Pro 2020 es la muestra perfecta de que Apple está lista para correr aplicaciones demandantes de edición de video, foto o similares en una arquitectura de 64 bits y que la decisión de dejar Intel no se tomó a la ligera o es un simple berrinche de la manzana. No, Apple está lista para operar e integrar silicio de alto rendimiento en todos sus equipos y competir a la par de firmas como AMD e Intel.

Pero de nada sirve tener un procesador de ese nivel, en un dispositivo que tarde o temprano te obligará a correr aplicaciones que no funcionan en su arquitectura. Claro, Safari por suerte ya es un explorador completo en iPad OS, no una versión reducida móvil, pero el software de iPad corre a través de Apps y esas aplicaciones siguen siendo creadas en su mayoría bajo un concepto móvil por los desarrolladores, lo cual tarde o temprano te hará decir: “Esto no lo puedo hacer en la app, necesito la computadora”.

Y eso, siempre que exista la app. En mi caso, por ejemplo, los podcast que grabamos en Expansión durante la cuarentena los hacemos a través de una app web conocida como Zencastr. Bueno ese servicio no solo no existe como app de la App Store, sino que no corre en Safari y no corre en exploradores móviles. De modo que cada semana, al momento de grabar el podcast me tenía que ver en la necesidad de prender mi computadora porque el iPad Pro simplemente no podía ejecutar una aplicación.

Reconozco que para mi suerte y línea de trabajo, esos momentos fueron poco comunes gracias a que el ecosistema de la App Store cada día está más completo. Pero son justo esos momentos donde el iPad no puede ser tu computadora, porque el mundo del cómputo móvil –aunque cercano– aún no está en el mismo universo que el de los sistemas operativos móviles. Y mientras no haya apps que corran de la misma manera y sin limitarse en funciones, por más poderosa que sean las iPad seguirán siendo complementos no sustitutos.

Conclusión

¿Es el iPad Pro un buen dispositivo? Sin duda alguna. Es un dispositivo confiable, de alto rendimiento y con una muy buena experiencia de usuario que demuestra que el concepto de cómputo portátil se transforma. Pero ojo, el iPad Pro 2020 es un equipo para desahogar y flexibilizar nuestra experiencia de cómputo móvil, no para reemplazarla, al menos no por ahora y o sin analizar con detenimiento el uso que le vamos a dar. Por esa razón y por su costo en particular, el iPad Pro es el gadget perfecto para ese nicho de usuarios cuyas necesidades de cómputo ya están cubiertas y buscan extenderlas aunque sea a un costo elevado. Sin embargo, si estás pensando comprar un iPad Pro o una Macbook (computadora), al menos por ahora me quedaría con esa segunda opción.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad