Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las startups sociales tendrán un boom después del COVID-19

La coyuntura ha provocado desempleo y crisis, pero si buscas emprender, el camino está en impactar socialmente, dice Pascal Finette, del laboratorio de emprendimiento en Singularity University.
mié 11 noviembre 2020 06:00 AM
Mayoría
Aquellas empresas que busquen un impacto social serán las que mejor puntuadas podrán estar con los inversionistas.

Emprender en épocas de crisis puede parecer algo muy complicado, sin embargo para Pascal Finette, líder del laboratorio de emprendimiento en Singularity University y un especialista en el ecosistema de startups global, el reto mayor que tienen los emprendedores está en el impacto social que deben plantear en sus ideas.

Publicidad

“Estamos ante una situación que ha retado a los emprendedores en el mundo, la empatía, el impacto social y las ideas que tengan este ingrediente extra de cierre de brecha tecnológico son las que mejor ven los fondos de capital (VC), pero sobre todo los usuarios”, precisó Finette a Expansión.

El especialista en emprendimiento coincide en que las crisis son un buen aliciente para que startups surjan pero sugiere que aunque estos proyectos busquen abordar las macrotendencias de negocios y tecnología, solo tendrán tracción si atienden problemáticas sociales y económicas de forma local, sobretodo en mercados emergentes.

“Vemos una tendencia muy fuerte por apoyar a aplicaciones de delivery pero locales, o a fintechs que entienden los problemas locales de los países y se enfocan en resolverlos. Una de las claves que deben tener los emprendedores es que si quieren ser exitosos deben escuchar a sus usuarios, y si no tienen identificado al usuario, ni el impacto social que podrán tener en él, entonces tendrán muchos retos para crecer su empresa”, puntualizó Finette.

De acuerdo al reciente informe de VC Guide, la diversidad de inversionistas cada vez es mayor y por ende el foco en el que prestan atención.

“Si en este momento un inversionista mantiene prejuicios de género, raza o condición económica está haciendo un trabajo muy malo y hasta estúpido, la diversidad en los emprendimientos es lo que ha logrado traer a grandes empresas al mercado que en este momento incluso están salvando a muchas industrias, como fue el caso de éxito de Zoom”, precisó Finette.

Publicidad

Algunos ejemplos de empresas que han logrado ser parte de la tendencia que Finette indica son la startup insurtech Marshmallow, que está dirigida por dos cofundadores gemelos, Oliver y Alexander Kent-Braham, y quienes anunciaron una recaudación de fondos de 30 millones de dólares con una valoración de 310 millones para un producto que se enfoca en servir a los segmentos desatendidos de la sociedad europea.

En México, una de las empresas que se ha hecho más conocida es Canasta Rosa, y que ha tenido un crecimiento del 31% en sus ingresos operativos, además de ser parte de la ola de eCommerce que ha impulsado a pequeños comercios a mantenerse a flote en esta cuarentena. A finales de 2019, la empresa liderada por Deborah Dana, cerró una ronda de financiamiento de 3 millones de dólares.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad