Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reseña: Sonos Beam Gen 2, un complemento para los fanáticos del cine

La segunda generación de esta barra de sonido va más allá de provocar deseo con aquellos que no han adquirido la primera versión, pues les aportará mayor inmersión de sonido.
mié 24 noviembre 2021 04:00 PM
Life and Style Novedades  5.jpg
La nueva Beam (Gen 2) de Sonos.

Una buena barra de sonido, sobre todo en tiempos pandémicos, se volvió uno de los motivos por los que la popularidad de las bocinas de Sonos Beam se incrementó. Y en el caso de esta segunda generación algo que se agradece es que tiene soporte de Dolby Atmos, además de un subwoofer actualizado.

Para probar esta barra debemos poner dos escenarios: el primero para los usuarios que no tienen una bocina de este tipo y para quienes tuvieron la oportunidad de probar la primera generación, pues traté de hacer la experiencia teniendo ambos aspectos en cuenta.

Publicidad

Probando la Beam Gen 2 sin ser usuario de una Sonos

Las bocinas de Sonos suelen ser una referencia de calidad y muchos usuarios tienen una barra Arc, o una Sonos Playbar en casa, sin embargo, para los que no las han probado, hay un detalle importante que puede convencerlos por usar este tipo de bocinas: su software. Aunque hay un mercado de bocinas premium muy competitivo, cuando tienes una nueva Sonos debes bajar una app donde la empresa podrá saber qué tipo de uso le das a la barra y con base en esto tendrá una configuración especial.

En el caso de la Sonos Beam Gen 2 habrá una ventaja con respecto a las predecesoras y es el soporte de Dolby Atmos, pues en las pruebas permite que series y películas tengan mucho mejor resolución de audio en los diálogos y por ende la experiencia es cercana a lo que una sala de cine básica te da.

Dentro de las ventajas que te da la aplicación está también el poder controlar la bocina de manera remota y poner las preferencias de sonido que quieres. En el caso de este nuevo equipo puedes además corregir el audio de una sala con Trueplay que optimiza automáticamente la reproducción de música de acuerdo a la acústica que hay en tu sala o habitación.

Con esta función activada, el perfil de sonido es bastante neutral, con un poco de fuerza adicional en el rango de graves que puede enturbiar un poco las voces y los instrumentos principales.

Además de la posibilidad de configurar los sonidos puedes agregar el asistente de voz de tu preferencia, ya sea Alexa o Google Assistant y darle órdenes de manera directa para conectar con servicios de streaming, o con otras bocinas.

Si eres de los usuarios que por primera vez tiene una barra de sonido de este tipo el precio valdrá la inversión.

Publicidad

Sonos Beam Gen 2 para usuarios de Sonos

Aunque las diferencias entre la versión pasada son mínimas en el sonido, puedes jugar con esta bocina en función del entorno, teniendo como resultado una inmersión de sonido que gamers y fanáticos del cine van a agradecer.

En mi caso tengo la primera generación y un par de Sonos One que están colocadas alrededor del espacio donde veo películas y con esta nueva bocina la opción de tener Dolby Atmos como complemento me dio la ventaja de tener una experiencia más cercana a estar en una sala de cine, con una inversión que podría ser menor en comparación con otros equipos de sonido profesionales que pueden ser más costosos.

Además la barra de sonido se sometió a pruebas con videojuegos donde la experiencia fue muy satisfactoria.

Sin embargo, hay un par de detalles que merman la experiencia del usuario. El primero es que la sensibilidad del asistente de voz es muy alta, por lo que al decir casi en cualquier momento ‘ok’ el asistente de la Sonos se activa, y no sólo de una bocina, sino de las que están en casa. Y aunque ya traté de disminuir esta sensibilidad, el ecosistema sigue teniendo ese pequeño detalle por trabajar.

La segunda razón que disminuye la buena experiencia del gadget está en la similitud de las dos barras de sonido, lo que provoca en algún punto confusión si estás manipulando ambas al mismo tiempo, pues tanto diseño, como peso son muy similares.

¿Vale la pena la inversión?

El costo por esta nueva barra de sonido es de 10,999, un precio que vale la pena al 100% si es la primera vez que vas a tener una bocina de este tipo, pues la mejora en el soporte de Dolby Atmos, además de las ventajas que otorga con la personalización del equipo la hacen una gran compra. Sin embargo, si tienes la versión anterior de este equipo, consideraría mejor opción adquirir otras bocinas como la Roam o la One como complementos a tu ecosistema.

Publicidad
Publicidad
Publicidad