Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Alexa para todos

El desarrollo de tecnología en asistentes de voz se ha intensificado para hacer más inclusiva su inteligencia artificial. El interés no es gratuito.
mié 12 enero 2022 06:00 AM
XPA1287_Futuro_Apertura_web.jpg
La inclusión en este tipo de asistentes es prioridad para las tecnológicas.

Emitir un ‘comando’ a un asistente de voz, como Alexa o Google Assistant, es algo que no todas las personas pueden hacer de forma sencilla, ya sea porque tienen algún problema en el desarrollo de la voz, no están seguros sobre la forma en que el dispositivo los ‘interpreta’ o se comunican con un lenguaje no verbal. Lo anterior refleja la brecha de interacción que está detrás de este segmento tecnológico y que anima a los creadores de estos asistentes a encontrar soluciones para hacerlos más inclusivos.

De acuerdo con la consultora Juniper Research, en 2023 habrá más de 8,400 millones dispositivos con asistentes de voz, número similar a la población mundial estimada para ese año. Hasta 2020 se contabilizaban unos 4,200 millones. Y, entre la posibilidad de ‘interactuar’ a futuro con Alexa o Google Assistant –de los más relevantes a nivel global–, la clave estará en la inclusión.

Publicidad

Paula Bellizia, vicepresidenta de Marketing de Google América Latina, refiere que la firma trabaja para desarrollar productos que faciliten el acceso a la información para cualquier persona y la inclusión es una extensión de esto. “Tenemos el compromiso de crear productos para todos. (…) Ahora tenemos una mejor performance con los comandos de voz. Tenemos una claridad muy grande de los grados de sonido, tenemos más que las tareas del día a día y otras funcionalidades que ayudan a las personas a utilizar los productos para tener más empoderamiento”, comparte.

Parte de esta inclusión está en la integración del hardware con las apps; por ejemplo, LookOut, una aplicación que permite a las personas con alguna pérdida visual acceder a información a través de este recurso de inteligencia artificial, detrás de traducción de imágenes para texto y después, para voz. Otro ejemplo es Live Transcript, un aplicativo desarrollado por un ‘googler’ que hace la traducción al momento para personas que tengan pérdida auditiva. “Esto no fue un proyecto de un producto, pero es una solución que demuestra que la empresa está comprometida en todos los niveles para generar más inclusión”, añade Bellizia.

Para comprobar la eficacia de estas innovaciones, la empresa las revisa con miembros de su equipo y usuarios que tengan algún tipo de brecha de acceso, como personas con discapacidad visual. “Desde los grupos hasta los departamentos de ingeniería, marketing o ventas, estamos siempre mirando cada vez más esta parte de la diversidad”.

Amazon va por un camino similar. La firma de Jeff Bezos echa mano de un equipo integrado por lingüistas, antropólogos, ingenieros y desarrolladores para desarrollar más skills que permitan a personas de distintas edades y perfiles tener acceso a la información.

“Tenemos un equipo creativo en México que hace la aplicación más mexicana y accesible”, afirma Héctor Montfort, gerente senior de Desarrollo de Negocio de Alexa en México. Añade que incluso cualquier persona puede crear skills para atender diferentes necesidades, incluyendo problemas de movilidad. “Alexa ayuda a gente que no ve bien, a gente mayor, y a muchos usuarios que pueden aprovechar la conectividad de Alexa para no tener que moverse”, dice.

¿Sin fines de lucro?

Un informe titulado ‘Smart Speakers Market’, de la firma de análisis Omdia, señala que durante el tercer trimestre de 2021 el dominio de los asistentes de voz de Amazon permanece, pero detrás de Alexa; Google Home, Home Pod e incluso Portal, de Meta, se están repartiendo el mercado de asistentes de voz, cuyo valor fue de 7,100 millones de dólares en 2020, según un reporte de MarketsandMarkets.

Por su parte, Statista estima que en 2020 las ventas en línea realizadas a través de este tipo de asistentes de voz alcanzaron un valor de 15, 600 millones de dólares.

Para aprovechar esta oportunidad de negocio, las marcas detrás de los asistentes más populares están en contacto permanente con los desarrolladores de apps y con sus equipos internos.

“Estamos trabajando features en conjunto con organizaciones. El fin es desarrollar skills para grupos que tengan problemas de movilidad. Como es un trabajo que se hace en todo el mundo, cuando alguno de estos desarrollos funciona, lo que hacemos es traerlo a los demás mercados para difundirlo”, indica Liz Hopkins, directora de Alexa en México.

De acuerdo con Statista, en 2019, el 35% de los hogares de Estados Unidos estaban equipados con al menos un altavoz inteligente y para 2025, el pronóstico sugiere que esta tasa de penetración aumentará a alrededor del 75%, teniendo una tendencia similar en el mercado mexicano. Para lograrlo, el trabajo para reducir la brecha de interacción será determinante.

Nota: En la edición impresa de Expansión, donde se publicó originalmente este texto, existe un error en una declaración hecha por la vocera de Google. La versión correcta debe decir: "Las funcionalidades (de Google Assistant) ayudan a las personas a tener más empoderamiento", dijo Paula Bellizia, vicepresidenta de Marketing de Google América Latina”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad