Publicidad
Publicidad

¿Qué tan importante es disfrutar y sentirse satisfecho con nuestro trabajo?

En los lugares de trabajo respetuosos, hay menos rotación de personal, de modo que estos números podrían ayudar a que los empleadores busquen un mejor código de conducta.

Algunos temen ir a trabajar cada mañana, y algunos lo ansían, pero ¿qué tan importante es realmente disfrutar y sentirse satisfecho con nuestro trabajo?

Casi dos tercios de los trabajadores estadounidenses experimentan cierto grado de discordancia entre su situación laboral deseada y la real, según una encuesta reciente de RAND. Para empeorar las cosas, un estudio realizado en Reino Unido encontró que había más marcadores físicos de estrés en las personas que pasaron del desempleo a trabajar en un trabajo malo que en aquellos que permanecieron desempleados.

Lee: 5 señales de que estás en un pesado ambiente laboral

Juntos, estos estudios proporcionan una visión de las tribulaciones de los trabajadores y los impactos negativos sobre la salud que puede tener un deficiente ambiente laboral.

Publicidad

Primer estudio: Cómo se sienten los estadounidenses

El informe elaborado por RAND refleja las respuestas de más de 3,000 estadounidenses de 25 a 71 años en una variedad de preguntas con respecto a sus trabajos.

"Lo que más me sorprendió fue cuánta gente experimentó algún tipo de interacción social hostil en el lugar de trabajo", dijo Nicole Maestas, coautora del estudio y profesora asociada de política de salud en la Escuela de Medicina de Harvard. El informe halló que uno de cada cinco trabajadores estadounidenses tenía tales experiencias, esas interacciones incluyen el abuso verbal y el acoso sexual.

Publicidad

Un factor importante en esta estadística es el nivel de apoyo que un jefe brinda en el ambiente laboral, dijo Maestas. El apoyo de un jefe puede reducir a la mitad la cantidad de interacciones hostiles en el lugar de trabajo.

Lee: Tres formas de conocer la cultural laboral de una empresa

"La cúpula de la organización fija el tono de lo que esta cultura valora y tolera en cuanto a comportamiento y códigos de conducta, eso se filtra a todos los niveles superiores", dijo Maestas. "Así que en todo momento, tener un jefe que no sea irrespetuoso o que intervenga cuando otra persona te falte al respeto es muy importante".

El estudio también encontró que casi 75% de los estadounidenses refieren esfuerzo físico intenso o repetitivo por lo menos una cuarta parte del tiempo mientras laboran. Y más de la mitad informan exposición a condiciones de trabajo potencialmente peligrosas.

Publicidad

Uno de cada cuatro trabajadores estadounidenses dijo no tener el tiempo suficiente para hacer su trabajo, y cerca de la mitad informó que trabajaba durante su tiempo libre para satisfacer las expectativas. Las mujeres afirman que tienen más dificultad que los hombres para organizar su tiempo libre para atender asuntos personales y familiares, además de ganar menos dinero.

También se observa una disparidad en la complejidad de los empleos. Independientemente de su nivel de educación, las mujeres jóvenes y en la edad más productiva eran menos probables a reportar tener un trabajo que requiere resolver tareas complicadas y problemas imprevistos en comparación con hombres de edad similar.

OPINIÓN: ¿Qué tipo de cultura tienes en tu organización?

Aunque el 75% de los trabajadores recibió capacitación para mejorar o aprender habilidades en el último año, solo el 38% informó que su trabajo "ofrece buenas perspectivas de desarollo".

Publicidad

Para Maestas, el estudio ofrece información importante para los empleadores. Dentro de los entornos de trabajo, existe la opinión de que si un empleado es feliz, será más productivo. En los lugares de trabajo respetuosos, hay menos rotación de personal, de modo que estos números podrían ayudar a que los empleadores busquen un mejor código de conducta.

Seth Kaplan, profesor asociado de psicología en la Universidad George Mason, dijo que el estudio (en el que no participó) corrobora lo que ya se sabe sobre las experiencias laborales en el país. Pero el porcentaje de personas que refirieron un ambiente hostil fue más alto de lo que él sospechaba.

"Nos centramos mucho en los comportamientos manifiestos y dramáticamente visibles en el lugar de trabajo, como los tiroteos, por ejemplo, que son relativamente raros", dijo. "Pero el supervisor severa o moderadamente agresivo que es el estresante crónico que está allí todos los días no recibe tanta atención y creo que no nos damos cuenta de lo perjudiciales que pueden ser ese clase de factores estresantes".

Lee: ¿Quieres trabajadores talentosos?, ¡Paga más!

Publicidad

En el lado positivo, cuatro de cada cinco trabajadores informaron que sus trabajos eran "significativos" al menos en un sentido y el 84% reportó que aprendían cosas nuevas.

Segundo estudio: ¿Un trabajo malo es mejor que ningún trabajo?

"Trabajar en un trabajo malo no es bueno para ti, no es bueno para tu salud física, y no es bueno para tu salud mental. Y casi todo el mundo está de acuerdo con eso", dijo Tarani Chandola, principal autor del estudio del International Journal of Epidemiology y profesor de sociología médica en la Universidad de Manchester.

Publicidad

"Pero luego se nos dice, ‘Oh, al menos tienes un trabajo, cualquier trabajo tiene que ser mejor que no tener trabajo, así que estar desempleado debe ser lo peor para tu salud’. Es una suposición que la gente hace, pero no muchas personas la ponen a prueba".

Él y Nan Zhang, también de la Universidad de Manchester, decidieron probarla. Encuestaron a 1,116 personas en Reino Unido de 35 a 75 años y encontraron que aquellos que pasaron del desempleo a un trabajo de mala calidad tenían mayores indicadores biológicos de estrés que las personas que seguían desempleadas.

Lee: Las seis preocupaciones laborales de los 'millenials'

Estos indicadores biológicos son un problema porque muestran que la persona podría desarrollar enfermedades metabólicas o cardiovasculares, de acuerdo con el estudio.

Publicidad

Los individuos que pasaron a empleos de buena calidad tuvieron las cantidades más bajas de indicadores de estrés observadas en las mediciones del sistema cardiovascular, metabólico e inmunológico, según el estudio.

Chandola dijo que no encontraron ninguna mejora en la salud mental en las personas que se quedaron desempleadas o en aquellas que obtuvieron empleos de mala calidad, lo que también contraviene la suposición de que un trabajo malo es mejor que ningún trabajo.

Kaplan, de la Universidad George Mason, dijo que "sería bueno si pudieran recopilar datos sobre los resultados objetivos en la salud". Como el estudio sugiere que los marcadores biológicos son indicadores de una posible enfermedad futura, un informe de seguimiento sobre los resultados en la salud sería provechoso, dijo. Pero en general, piensa que el estudio ofrece nueva información sobre los efectos del empleo de mala calidad.

Lee: Así es el trabajo que quiere la generación Z

Publicidad

Los trabajadores que no tienen flexibilidad en sus horarios tienden a presentar más indicadores biológicos de estrés, dijo Chandola. Y en su próximo estudio, quiere profundizar en el impacto de la flexibilidad laboral.

"No puedes juzgar si un programa de desempleo tiene éxito porque alguien consiguió un trabajo, tiene que ser un trabajo de buena calidad", dijo. "Creo que la dimensión de la flexibilidad es realmente clave porque no hay muchos empleos flexibles que permitan que los trabajadores puedan programar sus propias horas. Pero es una de las formas en que las personas pueden reducir sus niveles de estrés en el trabajo".

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad