Publicidad
Publicidad

El hijo de Pablo Escobar cuenta su verdad en Cannes

El hijo del capo colombiano pretende refutar las historias que han circulado hasta ahora sobre su padre.
Juan Sebastián Marroquín
Juan Sebastián Marroquín El hijo de Pablo Escobar adoptó otro nombre luego de la muerte de su padre en 1993. (Foto: Beyond Distribution)

Cansado de la versión que las series ofrecen sobre el narcotraficante colombiano Pablo Escobar, su hijo Juan Pablo cuenta su propia verdad en un documental en el que, dice, ha perdido por primera vez el miedo a hablar.

"Es una realidad inocultable que muchos de los enemigos de mi padre se han terminado asesinando entre ellos y esto me ha dejado a mí un poco más de margen para poder hablar de cosas que claramente estaba amenazado de no poder revelar", explicó en entrevista con EFE.

Escobar Exposed, distribuido por Beyond Distribution en el mercado audiovisual MIPCOM de Cannes, que se clausura este jueves, cuenta principalmente con su testimonio, con el de su madre, Tata, y con imágenes de sus archivos familiares nunca difundidas hasta ahora.

Lee: Nielsen medirá los ratings de Netflix

Publicidad

El hijo mayor del jefe del Cartel de Medellín, que adoptó el nombre de Juan Sebastián Marroquín, pretende refutar las historias que han circulado hasta ahora sobre Escobar, como demostrar que no fue abatido en su intento de huida de un cerco policial, sino que se suicidó.

Su primogénito no pretende lavar su imagen - "probablemente la esté ensuciando más porque estoy contando historias aún peores de las que se conocen" - pero sí acabar con ciertas "mentiras" y con el mensaje "irresponsable" que en su opinión transmiten series como Narcos, de Netflix.

"Le ha agregado un glamour que no tiene. Se ha glorificado la actividad criminal de Pablo Escobar. Yo no me opongo a que se cuenten historias, pero sí a que se haga con semejante sentido de irresponsabilidad", apuntó.

Él tuvo claro desde pequeño quién era realmente su padre. A los siete años, señala, le contó que era "un bandido", y desde entonces no escondió a su familia una realidad que les llegaba también por la prensa.

Publicidad

"No tenía problema en decir a esta persona la maté yo o a esta la tengo secuestrada o este cargamento de cocaína que acaban de detectar las autoridades era mío o no lo era", recuerda Marroquín, que desde la muerte de Escobar reside en Argentina.

Recomendamos: México, experto en "maratonear" series de Netflix

De su padre aprendió las consecuencias "de una tremenda violencia que dejó esparcida por todo un país y que hoy nos cuesta mucho como sociedad", pero también "acerca de su generosidad y de su gran capacidad empresaria, de su amor indiscutible por la familia".

Pero haber vivido esa realidad le hace afirmar que nadie mejor que él para desmitificar la imagen que de él se ha dado hasta ahora.

Publicidad

"Fui la primera persona que tuvo en realidad en su vida la posibilidad de ser Pablo Escobar 2.0 y elegí un camino tan opuesto, tan diferente a eso, porque soy muy consciente de las consecuencias de ingresar en un mundo como ese".

Desde un escritorio en Hollywood, apunta, "la vida de un narco es como ellos creen que es, pero bueno, ya hemos estado acostumbrados a ver cómo los norteamericanos siempre nos han dicho que ganaron la guerra de Vietnam a través de las películas, cuando en verdad los hechos históricos muestran algo muy diferente".

Marroquín (Medellín, 1977) había escrito dos libros sobre su experiencia (Pablo Escobar, mi padre y Pablo Escobar, in fraganti) y participó en el documental Pecados de mi padre, pero cree que esta es la primera vez que puede "revelar con hechos, evidencias y testimonios lo que verdaderamente sucedió".

Lee: Precios “desinflarán” crecimiento de usuarios de Netflix

Publicidad

Para él, añade, la educación es imprescindible para evitar que la historia se repita, porque la actual guerra contra el narcotráfico "está perdida por knock out hace décadas" y "cuanto más se ataque a las organizaciones criminales más se fortalecen y enriquecen".

Tras ofrecer esta versión definitiva de su historia, adquirida en Cannes por el Grupo Canal Plus, dice haberse quitado un peso de encima.

Y aunque considera que todavía no es buen momento para regresar definitivamente a su país, sueña "con el día en que muchos millones de colombianos que hemos sido desplazados por diferentes factores de violencia podamos volver sin que los violentos decidan por nosotros".

¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad