Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿El caldo de pollo sirve para curar el resfriado?

Hay pocas pruebas que respalden las propiedades curativas del caldo de pollo, aunque es más eficaz que el agua caliente para ayudar al cuerpo a deshacerse de las infecciones respiratorias.
Caldito
Caldito El aroma, las especias y el calor del caldo de pollo podrían servir para despejar los senos y aliviar los síntomas de la infección en las personas que tienen problemas respiratorios. (Foto: ideabug/Getty Images)

Todos sabemos que las abuelas recomiendan servirle caldo de pollo a alguien que está resfriado, pero ¿este platillo en particular tiene propiedades curativas? ¿Tomar caldo de pollo me puede evitar la vuelta a la farmacia?

No encontrarás estudios hechos en humanos que demuestren que el caldo de pollo sirve para combatir el resfriado, pero hay pruebas suficientes para que valga la pena intentarlo.

En un estudio que se publicó en el boletín médico Chest se indicó que el caldo de pollo puede tener efectos antiinflamatorios que podrían aliviar los síntomas de las infecciones de las vías respiratorias superiores.

Los investigadores estudiaron específicamente el movimiento de los neutrófilos —una clase de glóbulo blanco— en combinación con la sopa. Determinaron que el movimiento de los neutrófilos se reducía en presencia de la sopa, lo que indica que podría haber un mecanismo antiinflamatorio que, al menos en teoría, podría aliviar los síntomas. O no.

Lee: 5 cosas que debes saber sobre la neumonía

"Hay sustancias (en el caldo de pollo) que podrían afectar a las células del cuerpo, que podrían tener efectos curativos, pero no investigamos si son buenos o malos para ti", señaló Stephen Rennard, médico autor de estudio y profesor de Medicina en la Universidad del Centro Médico de Nebraska en Omaha, Estados Unidos.

Publicidad

Como el estudio se llevó a cabo en un laboratorio y no en humanos, Rennard advierte que aún está por verse si uno puede siquiera absorber las sustancias que aparentemente tuvieron efectos beneficios en el laboratorio.

De hecho, los investigadores no aislaron las sustancias específicas del caldo que podrían ser beneficiosas "ni demostramos qué efectos tendrían en una persona viva, ya no digamos en una persona viva con un resfriado", agregó Rennard.

"Es posible que el caldo de pollo tenga efectos… pero se necesitan muchas investigaciones más", dijo. "Es posible que haya una base bioquímica o medicinal… pero 'alguna', 'indica' y 'posible' son las palabras clave".

El aroma del caldo

El aroma, las especias y el calor del caldo de pollo podrían servir para despejar los senos y aliviar los síntomas de la infección en las personas que tienen problemas respiratorios, según un estudio diferente que se publicó en Chest.

"Fue un estudio divertido que hicimos hace unos 40 años en Miami Beach, en donde hay una gran población judía que cree en el caldo de pollo", dijo el autor del estudio, Kiumars Saketkhoo, neumólogo e intensivista de PIH Health. "Lo llaman 'la penicilina judía'".

En el estudio, se insertaron unas pequeñas partículas que emulan a un cúmulo de bacterias o virus en la nariz de 15 voluntarios sanos. Los investigadores midieron la actividad de las partículas insertadas, antes y después de beber agua fría, agua caliente y caldo de pollo.

El caldo de pollo fue mucho más efectivo que el agua caliente para estimular algo conocido como transporte mucociliar, que ayuda a mover cosas a lo largo de las vías respiratorias superiores e inferiores y que permite que el cuerpo expulse las partículas y las infecciones.

"El transporte mucociliar es importante para librarse de todas las infecciones respiratorias, entre ellas los resfriados", dijo Saketkhoo. "Cualquier cosa que despeje más rápido las vías respiratorias puede reducir el riesgo de infección o aliviar una infección existente".

Lee: Los resfriados invernales, ¿realmente son culpa del clima?

Beber fluidos calientes para calentar la base de tu nasofaringe también puede ayudar a aliviar los síntomas, de acuerdo con Saketkhoo. Esto podría explicar por qué el agua fría fue la menos efectiva del estudio. Sin embargo, el estudio también indicó que el caldo de pollo tiene algo que lo hace especial.

Saketkhoo advirtió que este estudio no hacia afirmaciones ni llegaba a conclusiones definitivas respecto al caldo de pollo, aunque al parecer su comunidad aceptó rápidamente sus hallazgos. "Supe que se estaba promoviendo un producto llamado 'caldo de pollo Monte Sinaí' hace unos años", contó.

Un tazón de nutrientes

Dejando a un lado los estudios, los expertos coinciden en que vale la pena probar el caldo de pollo cuando estás enfermo y que es útil cuando comer algo sólido parece demasiado.

"El caldo de pollo puede ser una opción alimenticia rica en nutrientes cuando una persona tiene poco apetito", dijo Kristen Smith, nutrióloga y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos. "También puede incrementar la hidratación en momentos en los que hidratarse puede ser desafiante".

Lee: La miel de manuka, un poderoso antibiótico

La mayoría de los caldos de pollo contienen ingredientes que aportan muchas vitaminas y minerales, de acuerdo con Smith. Por ejemplo: la zanahoria aporta vitamina A, nutriente que interviene en la reacción inmunitaria; el caldo contiene zinc, que puede servir para combatir un resfriado si se consume en grandes cantidades. El pollo puede ayudar a reparar el tejido y contiene cisteína, un aminoácido que, de acuerdo con algunos expertos, puede mejorar los síntomas del resfriado si se toma como suplemento; sin embargo, Smith advierte que "la mayoría de las variedades caseras y enlatadas probablemente no aportan la cantidad adecuada para aportar beneficios".

También existe la noción de que el colágeno del caldo preparado con huesos puede ayudar a sanar, "pero faltan pruebas científicas actuales que lo avalen", explicó Smith.

Claro que el entorno en el que se come el caldo de pollo también ayuda.

"Mi esposa (quien preparó el caldo para el estudio) argumenta que cuando te sientes mal, si alguien te está cuidando, esos cuidados cariñosos no son un efecto placebo", dijo Rennard. "Eso tiene efectos beneficiosos claros. Así que si hay alguien cuidándote y preparándote caldo de pollo, tal vez te sientas mejor… pero tal vez sea irrelevante si los ingredientes del caldo de pollo tienen algo que ver".

Saketkhoo concluyó: "¿Qué si cura el resfriado? Desde luego que no. ¿Qué si ayuda a que la gente resfriada se sienta mejor? Creo que sí… por eso administramos líquidos calientes, entre ellos caldo de pollo, a la gente resfriada".

El mejor tratamiento para el resfriado común, de acuerdo con Saketkhoo, es llevar una dieta equilibrada, descansar suficiente y beber líquidos calientes. "Si te gusta el caldo de pollo, pues caldo de pollo será", agregó.

Lisa Drayer es nutrióloga, escritora y colaboradora de CNN en temas de salud y nutrición.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad