Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

En estos países dar nalgadas a un niño puede llevar a los papás a la cárcel

60 países, estados y territorios han adoptado una legislación que prohíbe el uso del castigo corporal contra los niños, de acuerdo con la Unicef.
violencia domestica
Castigo Pegar o no pegar es un tema muy polémico. (Foto: castillodominici/Getty Images/iStockphoto)

La mayoría de los padres conocen el proverbio "la letra con sangre entra".

Pero en los últimos años, muchos han debatido si deben practicar disciplina física, como azotes o golpes, en sus propios hogares. Pegar o no pegar es un tema muy polémico.

Muchos expertos han desaconsejado el uso de la disciplina física para aleccionar a los niños. Otros argumentan que ha sido exagerado el alboroto en torno a las nalgadas.

Algunos padres han decidido no dar palmadas y verlo como perjudicial para el desarrollo de su hijo, mientras que otros no ven ningún daño en la disciplina física y creen que esto enseña.

Aunque no existe una definición clara de 'nalgadas' en la literatura científica, el diccionario Merriam-Webster define el acto como "para atacar especialmente en las nalgas con la mano abierta".

Lee: La firma que desarrolla viviendas para millennials y niños

Publicidad

En algunos países, dicha disciplina podría enviar a un padre a la cárcel.

En todo el mundo, cerca de 300 millones de niños de 2 a 4 años reciben algún tipo de disciplina física de parte de sus padres o cuidadores con regularidad, según un informe de Unicef publicado en noviembre de 2017.

Esa disciplina implica azotar, sacudir o golpear las manos u otras partes del cuerpo con un instrumento, dijo Claudia Cappa, especialista en estadísticas y monitoreo de Unicef y autora del informe.

"Lo que fue interesante fue ver que los padres usan una combinación de métodos, no solo uno", dijo. "Usan formas violentas y no violentas, y usan una combinación de castigo físico y agresión psicológica", agregó.

A continuación, una descripción de cómo se disciplina a los niños en todo el mundo, incluso dónde está permitido legalmente y dónde no.

En estos países, es ilegal pegarle a tus hijos

Sesenta países, estados y territorios han adoptado una legislación que prohíbe totalmente el uso del castigo corporal contra los niños en el hogar, de acuerdo con Unicef y la Iniciativa Global para Acabar con el Castigo Corporal a los Niños.

Recomendamos: Por qué los niños aman las armas de juguete

A nivel mundial, alrededor de 1,100 millones de cuidadores consideran que el castigo físico es necesario para criar o educar adecuadamente a un niño, según Unicef.

Algunos de los países y territorios que tienen prohibiciones son: Albania, Andorra, Argentina, Aruba, Austria, Benin, Bolivia, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Congo, Costa Rica, Croacia, Curazao, Chipre, Dinamarca, Estonia, Islas Feroe, Finlandia, Alemania, Grecia, Groenlandia, Honduras, Hungría, Islandia, Irlanda, Israel, Kenia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Mongolia, Montenegro, Países Bajos, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega, Paraguay, Perú, Islas Pitcairn, Polonia y Portugal.

Los otros países y territorios que tienen prohibiciones son: Moldavia, Rumania, San Marino, Eslovenia, Sudán del Sur, España, San Martín, Svalbard y Jan Mayen, Suecia, Macedonia, Togo, Túnez, Turkmenistán, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

En Estados Unidos, el castigo corporal en los hogares sigue siendo legal en todos los estados. Asimismo, las disposiciones legales contra la violencia y el abuso no se interpretan como una prohibición de todo castigo corporal, como azotes, según la Iniciativa Global para Terminar con el Castigo Corporal de Niños.

"En la mayoría de los países con datos disponibles, los niños de familias más ricas tienen la misma probabilidad de experimentar una disciplina violenta que los niños de hogares más pobres", dijo Cappa, citando datos de Unicef.

"Tendemos a pensar a veces que solo ciertas categorías, particularmente los hogares con privaciones socioeconómicas, usan prácticas disciplinarias violentas, pero esto no está confirmado por los datos a nivel global", incluso si tales diferencias se observan en algunos países, agregó.

Lee: Herramientas para estimular la creatividad de los niños

En 1979, Suecia se convirtió en el primer país en prohibir el castigo físico de los niños por ley.

Luego, "en 1996, solo cuatro estados más habían hecho lo mismo", escribió en un correo electrónico Anna Henry, directora de la Iniciativa Global para Terminar con el Castigo Corporal a los Niños.

Recientemente se ha llevado a cabo una campaña para desalentar a los padres de todo el mundo de castigar físicamente a sus hijos, liderados por Unicef, la Iniciativa Global para Eliminar el Castigo Corporal a Niños y otras organizaciones que piden más leyes.

"La mayoría de los países no han prohibido el castigo corporal, y solo el 9% de los niños menores de 5 años viven en países donde el castigo corporal en el hogar está totalmente prohibido", dijo Cappa, que no participa en la Iniciativa Global.

En otras palabras, "hay más de 600 millones de niños menores de 5 años " en países donde no existen tales leyes, dijo Cappa.

Algunos padres todavía prefieren azotar a sus hijos cuando, de forma anecdótica, notan que podría ayudar con una obediencia más inmediata; esta preferencia también podría estar vinculada a cómo ellos mismos fueron disciplinados o las normas sociales.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad