Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

El caso de Ariana Grande evidencia que ninguna mujer está libre de acoso

El manoseo sufrido por la cantante estadounidense transmitido en cadena nacional, muestra que sin importar cuán poderosas o famosas sean las mujeres, nunca están seguras.

ESTADOS UNIDOS (CNN) - Este viernes en el Gran Grace Temple en Detroit, amigos, familiares, fanáticos, íconos de la música y poderosos políticos se reunieron para celebrar la vida de Aretha Franklin. Pero después de que la cantante Ariana Grande subiera al escenario para cantar (You Make Me Feel Like) A Natural Woman, el funeral para una reina también sirvió para recordar que no hay un solo lugar en Estados Unidos donde una mujer pueda sentirse a salvo de una agresión sexual o acoso.

Después de la interpretación de Ariana, el pastor Charles H. Ellis III envolvió su brazo derecho alrededor de ella, la acercó a él y le tocó un seno. Hizo esto en el escenario, en una iglesia, durante un funeral, frente a miles de asistentes. Visiblemente incómoda y tensa, Grande forzó su camino a través de torpes risas para no hacer una escena en el funeral de ocho horas de la Reina del Soul.

Más tarde, Ellis se disculpó con Ariana Grande y sus admiradores y dijo: "No sé, supongo que la rodeé con el brazo. Tal vez crucé la frontera, tal vez fui demasiado amigable o familiar, pero nuevamente, me disculpo. "

Lee: El último adiós a Aretha Franklin en Detroit

La mayoría de nosotras hemos sentido lo que la cantante indudablemente sintió en ese escenario: el miedo innegable que acompaña a una violación; la necesidad de mantener a todos a tu alrededor felices mientras gritas internamente; la expectativa cultural de seguir sonriendo mientras tu autonomía corporal es totalmente ignorada.

Ver que esto haya pasado en un funeral no debe sorprendernos, más bien debe recordarnos que las mujeres, sin importar cuán poderosas o famosas sean, no tienen la misma seguridad pública que los hombres.

Publicidad

Pero Grande no es la primera mujer que ha sido agredida sexualmente en un funeral. Sophie Saint Thomas, escritora independiente, fue manoseada mientras asistía al funeral de su abuela este año. "Mi abuela murió de cáncer de colon a principios de este verano". Dijo Thomas. "Su muerte fue una gran pérdida para mí, y estuve desconsolada cuando viajé al funeral".

Después de pronunciar un discurso en el funeral, Thomas fue abordada por un hombre. "Él me dijo lo hermosa que me veía en el escenario, mientras colocaba su mano alrededor de mi cintura, solo para deslizarla hacia abajo y agarrar mi trasero. Me quedé helada y me desconcerté".

Después de que Thomas fue manoseada, se sentó sola por el resto de la tarde tratando de reagruparse y evitar al hombre que la había tocado.

Recomendamos: Aretha Franklin descansará en un cofre de oro en Detroit

Cuando Thomas vio el funeral de Franklin y el tocamiento en la televisión nacional, recordó el funeral de su abuela y el acoso que sufrió en un momento de profunda pérdida.

"La forma en que Ellis tocó a Ariana fue exactamente de la misma forma en que me tocaron", dijo Thomas.

Grande no está sola. Thomas no está solo. Y la prevalencia de acoso sexual en este país no puede ser subestimada. Sin embargo, aproximadamente el 70% de las víctimas no denuncian sus agresiones por temor a que no las crean.

Por supuesto, el clima político actual no ayuda. Tenemos un presidente que se ha burlado del movimiento #MeToo, una secretaria de educación que ha propuesto nuevas reglas de conducta sexual inapropiada en campus universitarios que brindarían protecciones adicionales a los acusados de mala conducta, y más de 17 millones de dólares de dinero financiado por contribuyentes que ha sido utilizado para resolver las quejas de acoso sexual en el Congreso.

Y para las pocas mujeres valientes que presentan acusaciones de agresión sexual o acoso, enfrentan reprimendas, críticas y ataques personales, a pesar de que la agresión sexual se ha convertido en un problema fundamental en la cultura estadounidense.

Lee: ¿Madonna le 'robó' el show a Aretha Franklin en los Video Music Awards de MTV?

"Estoy tan harta de las víctimas de agresión sexual y de que las mujeres tienen que hacer el trabajo emocional de tratar de enseñarles a los hombres que somos personas como ellos y que deberían ser tratadas como tales", dijo Thomas.

Pero hasta que comencemos a responsabilizar a los maltratadores, dejemos de culpar a las víctimas por lo que llevaban puesto o cuánto tenían que beber, y comencemos a reconocer los abusos sistémicos de poder, continuaremos siendo testigos repugnantes de que el mundo entero es la etapa del funeral de Franklin: un lugar donde los hombres poderosos se sienten cómodos violando a las mujeres sin importar quiénes son, dónde están o quién está mirando.

¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad