Publicidad
Publicidad

Tener familiares longevos no garantiza que tú también puedas serlo

Los investigadores señalan que tus genes, por sí solos, no pueden salvarte de una muerte prematura.

(CNN) - ¿Crees que vivirás mucho tiempo porque tu abuela vivió hasta una edad avanzada? No es tan sencillo, la genética solo tiene un pequeño impacto en la longevidad. Esta se decide principalmente por el estilo de vida y menos del 10% depende del ADN, apunta un estudio reciente realizado entre más de 400 millones de personas.

"Sabemos que las personas que investigan a sus familias están muy interesadas en el tema de la longevidad", dijo Cathy Ball, coautora del estudio y directora científica de Ancestry, una compañía de genética que proporciona una plataforma en línea para conocer la historia familiar y la genealogía.

¿Cuánto contribuyen nuestros genes a nuestra vida?

Las diferencias genéticas explican solo del 15% al 30% de la longevidad, indican estudios previos, y las diferencias no genéticas entre nosotros -como la forma en que comemos y si tenemos un accidente fatal- explican por qué una persona tuvo una vida más larga que otra.

Lee: El envejecimiento no equivale a un deterioro en tu salud

Científicos de Calico Life Sciences LLC, una compañía financiada por Google centrada en la biología del envejecimiento, se unieron a investigadores de Ancestry para indagar la influencia genética en la duración de la vida. Analizaron las estructuras de árboles genealógicos anónimos que incluían el año de nacimiento, el año de la muerte, el lugar de nacimiento y las conexiones familiares de 439 millones 361 mil 203 personas. Estos árboles genealógicos públicos habían sido generados por los suscriptores de Ancestry.

Publicidad

El gran tamaño y alcance de la base de datos permitió a los científicos de Calico "observar a las familias durante generaciones, analizando la longevidad no solo en los miembros de la familia, sino también entre los suegros", escribió Ball en un correo electrónico.

Con cálculos matemáticos y estadísticos, el equipo descubrió que para los hermanos y primos hermanos, la heredabilidad de la longevidad (esto es, qué tanto de la duración de la vida de las personas se puede atribuir a las variaciones genéticas) fue casi igual a lo que apuntan estudios anteriores. Específicamente los genes explicaron entre el 20 y el 30% de la longevidad, y esta estimación es inferior al 15% para los lazos familiares del sexo opuesto.

Lee: 5 planes financieros para después de la jubilación

Los investigadores también encontraron que la duración de vida de los cónyuges es similar, más que los hermanos del sexo opuesto. Una posible explicación es que los cónyuges viven en el mismo hogar y, por lo tanto, comparten importantes factores no genéticos, como la dieta y el estilo de vida en general.

Sin embargo, los resultados del estudio también mostraron que los cuñados y las parejas de los primos hermanos tenían una extensión de vida parecida a pesar de no ser parientes consanguíneos y no compartir un espacio vital.

¿Qué explicaría este hallazgo? Los autores creen que una explicación probable es el "emparejamiento selectivo" (assortative mating o selección de pareja entre afines).

Publicidad

Lee: La población de AL está envejeciendo

Este traje te ayuda a saber qué se siente envejecer

"El emparejamiento selectivo es un patrón de apareamiento donde los individuos con fenotipos similares se aparean entre sí con más frecuencia de lo que se esperaría bajo un patrón de apareamiento aleatorio", explicó J. Graham Ruby, autor principal del estudio y científico e investigador principal de Calico.

Obviamente, nadie sabe cuándo morirá él o ella o una posible pareja, por lo que en este caso, el emparejamiento selectivo se basaría en rasgos secundarios. Por ejemplo, se sabe que los ingresos influyen en la duración de la vida, ya que comer bien y cuidar la salud están ligados al dinero. Si las personas de familias de igual ingreso tienden a casarse entre sí, esto explicaría una longevidad similar en las relaciones no consanguíneas, sugiere el estudio.

Al incluir la selección de pareja en sus cálculos, los investigadores estimaron que la heredabilidad en realidad explica no más del 7% de la longevidad, posiblemente incluso menos.

Lee: Así es como el mundo te apoyará si vives más de 100 años

Publicidad

Tus genes, por sí solos, no pueden salvarte de una muerte prematura.

La contribución de los genes a la longevidad

La nueva investigación se suma a las actuales "pistas sobre qué es lo que impulsa el envejecimiento", dijo David Melzer, profesor de epidemiología y salud pública en la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter en Reino Unido y profesor en el Centro de Envejecimiento de la Universidad de Connecticut en Estados Unidos.

Melzer, quien no participó en el estudio, escribió en un correo electrónico que "hubiera sido bueno ver" las estimaciones de heredabilidad en casos de longevidad excepcional, porque se cree que las personas centenarias tienen un mayor grado que otros.

Lee: Cómo mantenerte económicamente... y a tus padres

Melzer y Luke C. Pilling, investigador en epidemiología genómica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, también estudiaron la genética subyacente a la longevidad.

Publicidad

"Nuestra estimación reciente de la heredabilidad de la longevidad de los padres directamente de las variantes genéticas comunes presentes en 75 mil personas de Gran Bretaña fue del 8.47%", lo que implica que la "total heredabilidad de la longevidad" de un individuo oscila entre el 10% y el 20%, explicó Melzer. Esto es "significativamente más alto" que el 7% sugerido por el nuevo estudio de árboles genealógicos, dijo.

Señaló que se han identificado más de 20 genes involucrados en la longevidad.

Lee: El negocio de las residencias que quieren darte una vejez de lujo

"Estos incluyen genes que interactúan con comportamientos de salud, como el gen receptor de nicotina", dijo Melzer. Él y sus colegas también encontraron genes que influyen en la senescencia de las células o el deterioro de las células individuales. "Es probable que haya muchas variantes genéticas involucradas en la vida y el envejecimiento", dijo.

En última instancia, apuntó Ball, "aunque hay un componente genético, este estudio muestra que muchas otras fuerzas tienen un impacto en tu vida".

Los resultados sugieren que cualquier persona que desee una larga vida debería comer adecuadamente y hacer ejercicio, en lugar de confiar en los buenos genes de la abuela.

Publicidad
¿Sabes cómo usar tu tiempo libre?
Recibe un correo semanal con lo que es tendencia en el entretenimiento y la cultura pop.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad