Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Todo lo que las pesadillas dicen de tu salud

Algunas teorías sostienen que pueden ser una manera en que nuestros cerebros enfrentan y procesar recuerdos desagradables.

(CNN) - ¿Cuál es tu pesadilla más frecuente? ¿Sueñas que te estás muriendo o que uno de tus seres queridos está sufriendo pero no puedes hacer nada al respecto? O tal vez te despiertas confundido y con el corazón acelerado, simplemente contento de que el sueño haya terminado.

Las pesadillas se clasifican como secuencias de sueño que parecen realistas y que a menudo despiertan a la persona. Son una experiencia compleja. Aunque el miedo es la emoción dominante que sentimos durante las pesadillas, un estudio de 2014 reveló que la tristeza, la ira, la confusión, la repulsión, la frustración o la culpa también eran comunes.

El estudio, publicado en la revista Sleep, analizó el contenido de las pesadillas de 351 adultos y descubrió que el tema más frecuente era la agresión física, seguido de la persecución y la presencia de una fuerza maligna.

Pero si los malos sueños comienzan a frecuentar tus noches, podría ser una señal de problemas de salud. Se estima que entre el 2 y el 8% de los adultos no pueden descansar porque los sueños aterradores causan estragos en sus patrones de sueño.

Las pesadillas, en particular, pueden ser un indicador de problemas de salud mental, como ansiedad, trastorno de estrés postraumático y depresión.

Un fenómeno llamado trastorno de conducta del sueño en fase REM, en el que una persona representa sueños vívidos y grita, se mueve vigorosamente o salta de la cama, también podría ser señal de enfermedades neurológicas como el Parkinson.

Publicidad

Con todo, algunas teorías sostienen que las pesadillas pueden ser una manera en que nuestros cerebros enfrentan y procesar recuerdos desagradables.

"No sabemos mucho sobre los sueños o las pesadillas más allá de lo que Freud y algunos otros autores psicoanalíticos y psicodinámicos dijeron", explicó el profesor Jason Ellis, director del Centro de Investigación del Sueño de la Universidad de Northumbria. Freud es famoso por su "interpretación de los sueños", en la que sugiere que los sueños son una representación de nuestros deseos, algunos de los cuales se manifiestan de manera extraña.

Una teoría es que los sueños son ejercicios de resolución de problemas. "Bajo ese marco, generalmente veríamos las pesadillas como parte de un proceso para tratar de lidiar con el material emocional", dijo Ellis. Durante una pesadilla, las emociones y los problemas que tuvimos durante el día se convierten en personajes y escenarios para ayudarnos a comprenderlos y gestionarlos mejor por nuestra salud psicológica.

En general, "las pesadillas se producen si alguien tiene un problema de larga data con el sueño", dijo Ellis, por razones tales como el dolor o el insomnio.

En el caso del londinense Jonny Benjamin, la ansiedad le impedía dormir bien, especialmente durante sus veintitantos años.

Cuando sus niveles de ansiedad y estrés eran muy altos, Benjamin, ahora de 31 años, pasaba por periodos de insomnio. Dormir “se convirtió en un verdadero problema. Ir a dormir y despertarme constantemente en la noche, con sentimientos de pánico, fue realmente horrible".

Y esforzarse por volverse a dormir creaba un círculo vicioso de ansiedad. La preocupación de no rendir en su trabajo al día siguiente o de no dormir normalmente la noche siguiente, además de no sentirse normal o no querer socializar debido a su fatiga, acrecentó su estrés.

Benjamin dijo que la falta de sueño, junto con el alcohol y el estrés, se convirtió en el principal desencadenante de sus problemas de salud mental; diagnosticado como está de trastorno esquizoafectivo. "Mi mente realmente sufre cuando no duermo lo suficiente. Si no tengo dos noches, tres noches de buen sueño, me deterioro rápidamente", dijo.

Las pastillas para dormir son un método útil para tratar los problemas del sueño, dice Benjamin. Y refiere que acciones más simples, como no usar su teléfono y evitar las redes sociales antes de acostarse, también ayudan a dormir bien por la noche. Además sigue una rutina a la hora de acostarse, y si está estresado, escribir en un diario lo ayuda a lidiar con su día antes de irse a la cama.

Lo que dicen las pesadillas sobre nuestra salud

De acuerdo con Bill Fish, entrenador del sueño y cofundador del recurso en línea Tuck, el ser humano promedio tiene al menos una pesadilla a la semana. Ahora bien, que la recuerde es una historia diferente. "Si alguien tiene pesadillas frecuentes, eso no es normal y es algo que debe tratarse".

Las pesadillas son un síntoma central del trastorno de estrés postraumático, probablemente porque la dificultad de los eventos traumáticos radica en la incapacidad de las personas para procesarlos, dice Neil Greenberg, profesor de salud mental en el King's College de Londres. "Entonces, lo que sucede es que nuestra mente intenta jugar inconscientemente con ellos, trata de darles sentido", explicó Greenberg.

Esto hace que "la parte inconsciente del cerebro, que puede llegar al primer plano de la mente cuando alguien está dormido" incluya el material del evento traumático que puede aparecer como una pesadilla.

No todas las pesadillas son indicativas de un problema de salud mental, advierte Greenberg. Las personas tienen que atender no solo sus pesadillas sino también otros síntomas. Por otro lado, los estudios han encontrado otros problemas de salud mental también asociados con pesadillas frecuentes, como el trastorno bipolar y la esquizofrenia.

Vigilar el sueño REM

Hay cuatro fases del sueño. Las tres primeras se caracterizan por un movimiento ocular lento y dan pie a la última fase, un movimiento ocular rápido o REM (rapid eye movement).

Los sueños ocurren en la fase REM, cuando los músculos esqueléticos están casi paralizados.

Un seguimiento a largo plazo de personas con trastorno de conducta del sueño en fase REM reveló afecciones más avanzadas, como la enfermedad de Parkinson, la demencia con cuerpos de Lewy o la atrofia multisistémica. Otro estudio reciente de la Universidad de Toronto informó que el 80% de los pacientes con trastornos de conducta del sueño en fase REM desarrollaron estas afecciones.

El estudio señala que la evidencia postmortem muestra que algunas personas con el trastorno presentan degeneración en las áreas del cerebro que controlan el sueño REM.Y concluye que el trastorno es potencialmente causado por los mismos mecanismos que subyacen a las enfermedades neurológicas.

El sueño REM también está fuertemente ligado a la salud emocional. "Al observar la rapidez con la que se produce la fase REM, puedes saber mucho sobre una persona, incluso si está por sufrir depresión en unas pocas semanas", dijo Ellis.

Un ciclo de sueño habitual es de 100 minutos, y la fase REM se produce entre los minutos 90 y 100. Pero "si vemos que la fase REM llega mucho antes que eso, a los 40, 50, 60 minutos, suele ser un indicador de que la persona podría terminar con depresión en las próximas semanas", dijo.

Los investigadores creen que si la fase REM llega demasiado rápido, los cerebros de las personas no tienen tiempo para organizar sus recuerdos y determinar cuáles son necesarios, "por lo que todo se vuelve un poco desordenado", apuntó Ellis.

La consecuencia del cambio

Para Fish, el estilo de vida también juega un papel en lo que sueñas.

Si empiezas a tener pesadillas frecuentes, dice Fish, "lo primero que un médico te preguntará es ‘¿ha habido algún cambio en tu estilo de vida?’". Cosas como nuevos medicamentos, cambios en la dieta, estrés o traumas pueden causar un incremento en los sueños desagradables.

Cualquier cambio en tu cuerpo, como suprimir ciertos alimentos, también puede afectar los patrones de sueño, agregó.

Las pesadillas también son comunes en personas con dolor crónico, posiblemente porque tienden a despertarse más y, por lo tanto, reportan más pesadillas, dijo Ellis.

Los problemas respiratorios, como la apnea del sueño o el asma, también están relacionados con las pesadillas.

"Esencialmente, se trata de cambios a los que tu cuerpo no está acostumbrado, y tampoco tu cerebro, y mientras duermes, tu cerebro deja salir eso en forma de sueños y pesadillas", indicó Fish.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad