Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El promotor del Fyre Festival debe indemnizar con 2.9 mdd a empresa por fraude

Una juez estadounidense ordenó compensar a EHL Funding con la misma cantidad que la compañía prestó para la organización de un evento.
Promesas.
Promesas. McFarland organizó un festival de música de lujo en las Bahamas, pero el evento fue suspendido con la isla llena de asistentes.

NUEVA YORK- Un juez de Nueva York ordenó este viernes al promotor del fallido Fyre Festival, Billy McFarland, que pague una indemnización de casi 2.9 millones de dólares a una empresa de préstamos a la que supuestamente defraudó.

McFarland, que fue sentenciado a seis años de prisión el pasado octubre por fraude electrónico, deberá compensar a EHL Funding con la misma cantidad de dinero que esta empresa le prestó y no le devolvió, más intereses, de acuerdo con el portal Page Six.

El hombre de 27 años organizó junto al rapero Ja Rule en 2017 un evento musical de lujo en las Bahamas, ampliamente publicitado en las redes sociales, por el que jóvenes de alto poder adquisitivo pagaron miles de dólares en entradas, hospedaje y comida.

Lee: Fyre Festival prometía lujos... y se convierte en un fiasco en Bahamas

El Fyre Festival fue suspendido, ya con la isla en la que se iba a celebrar llena de asistentes que reflejaron en las redes el fraude del que habían sido víctimas y la evidente falta de recursos de los organizadores.

EHL Funding denunció a McFarland, a Ja Rule y a otro organizador, pero el juez Joel M. Cohen ordenó que el primero pague esa indemnización ya que no respondió a la querella ni emprendió acción legal alguna.

Publicidad

La organización del Fyre Festival, que recientemente ha sido objeto de dos documentales de éxito en las plataformas Netflix y Hulu, se ha enfrentado a una serie de denuncias de otras firmas de inversores y también de los asistentes.

McFarland se declaró culpable a principios del año pasado de dos delitos de fraude electrónico, con un plan para defraudar a más de 80 inversores, y también admitió haber seguido una estrategia para defraudar a un vendedor de entradas para el festival.

Tras recibir una sentencia de seis años el pasado octubre, el empresario entró a prisión, pero la justicia todavía intenta dilucidar qué pasó con los 26 millones de dólares que supuestamente gastó el organizador.

En enero, una resolución publicada en la Corte de Bancarrota del Sur de Nueva York autorizó citaciones para un grupo de conocidas modelos que trabajaron en la promoción del festival con objeto de averiguar cuál fue su compensación económica.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad