Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Existe la posibilidad de una segunda vida para las colillas de cigarro

Philip Morris México unió esfuerzos con Ecofilter para inaugurar la primera planta de biodegradación de colillas en América Latina, ubicada en Tlajomulco, Jalisco.
jue 29 julio 2021 10:01 AM
Philip Morris_Ecofilter.png
La nueva planta va a permitir que se reciclen los filtros al producir una pulpa de celulosa libre de tóxicos.

Jalisco/Enviada. Si una colilla de cigarro se degrada "al natural", le tomará 10 años descomponerse. Pero si pasa por un proceso diseñado por una empresa mexicana, la celulosa que la compone puede convertirse rápidamente en material para hacer libretas, macetas o fibra aislante, entre otras opciones. Y este trabajo industrial, el primero en América Latina, ya tendrá una planta especializada para llevarse a cabo desde Guadalajara, Jalisco.

La apertura de este centro de procesamiento se llevó a cabo el pasado 26 de julio, cuando se inauguró la primera planta de biodegradación de colillas de Ecofilter. Las instalaciones son el resultado de la suma de esfuerzos de la empresa que comenzó actividades en 2012 y el gigante Philip Morris.

Publicidad

El proceso consiste, básicamente, en recolectar colillas y aplicarles un tratamiento biotecnológico para obtener una celulosa libre de tóxicos. La visión con la que se trabaja es una iniciativa a favor de la sustentabilidad y el medioambiente.

Durante la inaguruación estuvieron presentes Paola Garro, CEO y socia fundadora de Ecofilter; Andrzej Dabrowski, presidente y director general de Philip Morris México (PMM); Mónica Lazcano, coordinadora general de Sustentabilidad del Sector Productivo del estado de Jalisco y César Padilla, presidente municipal de Tlajomulco, así como miembros directivos de la empresa tabacalera líder en el mercado.

“El trabajo entre Ecofilter y Philip Morris México es un ejemplo de nuestro compromiso por la sustentabilidad. Con visión, liderazgo, recursos, además de la ciencia y la tecnología se puede lograr muchísimo, nosotros podemos tener un mundo mejor. Hoy estamos dando un paso más, no solamente hablando de nuestra manufactura, sino de sustentabilidad ambiental”, comentó Dabrowski.

Una iniciativa sustentable

Isaac Díaz, director de operaciones y manufactura de Philip Morris México, expresó que la primera planta de biodegradación de colillas en América Latina es un orgullo mexicano. Asimismo, explicó que el eje rector de la multinacional en relación con el cuidado del planeta tiene cuatro elementos básicos:

  • Uso eficiente del agua
  • Disminución de las emisiones de carbono
  • Uso de energías renovables o energías verdes
  • Buscamos la reducción de nuestros residuos.
Publicidad

Es justamente la reducción de residuos la que propició la sinergia con Ecofilter, que se consolida con el corte de listón de la nueva planta. Díaz comentó: “Las colillas serán tratadas en dos vertientes. Primero, los residuos que recibimos de la planta, para los cuales tendremos una capacidad de procesamiento de alrededor de 300 toneladas anualmente. En segundo lugar, estaremos recibiendo colillas recolectadas de las calles, alrededor de unas cinco toneladas, que si traduces a colillas estamos hablando de más de siete millones”.

En entrevista para Expansión, Catalina Betancourt, directora de Asuntos Corporativos de Philip Morris México, afirmó que es fundamental concientizar a los consumidores acerca de la importancia de hacer una correcta disposición de las colillas, sin dejar de lado que la empresa tabacalera continúa investigando acerca de materiales que tengan una biodegradabilidad más rápida.

Respecto a la alianza recién anunciada en pro de la sustentabilidad, Betancourt dijo: “Tratamos que las colillas que ya están afuera tengan un proceso de reutilización y lo estamos logrando con Ecofilter; una alianza que nos posibilita tomar tecnología de punta –creada y patentada por jóvenes talento mexicanos– y llevarla a una escala industrial que nos permita hacer un tratamiento real de un problema real como la contaminación por colillas de cigarro”.

“Lo que nosotros utilizamos es un microorganismo, un hongo proveniente de la sierra michoacana, el cual nos ayuda justamente degradar las colillas de cigarro en un 25% y a desintoxicarlas, es decir, mineralizar todas las sustancias tóxicas que contiene en un 100%. Después del reciclaje obtenemos una celulosa que posteriormente se convierte en cuadernos, papel, macetas, aislante térmico o acústico, así como productos dentro de la industria de la construcción
Paola Garro, CEO y socia fundadora de Ecofilter.

Publicidad

Durante la inauguración, Mónica Lazcano, coordinadora general de Sustentabilidad del Sector Productivo de Jalisco, declaró que una de las problemáticas ambientales más importantes del país es la gestión de residuos. Razón por la que celebra la colaboración entre Philip Morris y Ecofilter. Además invitó a la sociedad, el gobierno, la academia y la industria a sumar esfuerzos. Posteriormente, el presidente municipal de Tlajomulco, César Padilla, sostuvo que la planta de biodegradación de colillas de cigarros es un gran aporte para la ecología, el medioambiente y para las familias mexicanas.

Participación social

Para que las colillas de cigarro lleguen a la planta de biodegradación es fundamental la participación ciudadana, por la inmensa cantidad de los residuos que se encuentran en las calles y, por supuesto, que los consumidores recolecten sus propias colillas para darles una segunda vida útil, al evitar que sean desechadas incorrectamente.

El primer acercamiento entre Philip Morris México y Ecofilter fueron los "Colillatones", que son jornadas de trabajo para limpiar calles y playas de estos residuos. "Después de eso empezamos a explorar si podíamos hacer alianzas a mediano plazo y descubrimos que la forma de realmente impulsar este proyecto implicaba una inversión en una infraestructura que le permitiera a estos jóvenes mexicanos (fundadores de Ecofilter) llevar su idea, que ya está patentada, a una escala industrial”, expresó Betancourt.

Publicidad

Existe una campaña importante denominada “Para bien o para mal”, encabezada por Ecofilter y World Cleanup Day, que básicamente se trata de invitar a la gente a realizar pequeñas acciones que ayuden a cuidar del medioambiente, por ejemplo recolectar las colillas de cigarros que se encuentran en las ciudades y las playas.

Juan Pablo Salorio, director de Marketing en el área de Combustibles de Philip Morris México, expresó: “Al año se genera alrededor de un millón de toneladas de filtro; desgraciadamente muchas de estas colillas están en nuestros parques, nuestras avenidas o nuestros mares”. De manera que la compañía tabacalera busca concientizar acerca de la correcta disposición o desecho de las colillas.

Adicionalmente, participa en el Colillatón, en donde recogen los filtros (colillas) para procesarlos en la nueva planta de Ecofilter.

“Lo importante es que todos propiciemos un futuro sustentable para nuestro México y para el mundo, como dice la campaña «Todos jugamos un papel para bien y tenemos que actuar hoy, porque para mal, ya no va a haber un mundo el cual cuidar», puntualizó Salorio.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad