Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ya viene la Luna de sangre: cómo mirarla en el eclipse total del 15 de mayo

Se trata de un fenómeno astronómico que desde la Ciudad de México podrá verse en su fase máxima durante casi hora y media a partir de las 10:30 de la noche.
dom 15 mayo 2022 09:50 AM
Eclipse lunar 15 mayo 2022 México
Un eclipse lunar total sucede cuando la Luna es cubierta completamente por la sombra de la Tierra.

La Luna llena del 15 de mayo no será solamente blanca, sino también roja como si fuera de sangre .

El tono carmín es resultado de un eclipse total de Luna anunciado por la Agencia Espacial Estadounidense ( NASA ), que podrá ser admirado en gran parte del continente americano, incluida la Ciudad de México.

Otro eclipse total de Luna se repetirá el 8 de noviembre de este año, y no será hasta el 14 de marzo de 2025 cuando vuelva a presentarse un acontecimiento astronómico igual, de acuerdo con lo reportado por la NASA.

“Aproximadamente a partir de las 9:30 de la noche se va a empezar a ver cómo una parte de la Luna sigue siendo clara y la otra parte comienza a oscurecerse, como resultado del avance de la sombra de la Tierra”, explica Gerardo Martínez Avilés, astrónomo del Centro Astronómico Clavius de la Universidad Iberoamericana, en la Ciudad de México.

La Luna va a estar completamente cubierta por la sombra de la Tierra desde las 10:30 de la noche hasta 10 minutos antes de las 12, más o menos; a partir de ese momento el satélite natural de la Tierra empezará a salir de la sombra y aclararse otra vez.

“El fenómeno terminará completamente alrededor de las 2 de la mañana”, precisa Martínez Avilés.

Publicidad

La alineación de tres astros

Un eclipse lunar total ocurre cuando la Luna se mete completamente en la sombra de la Tierra, considerando de un lado el Sol, del otro lado la Luna y en medio la Tierra, como a continuación lo explica José Franco, investigador del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“La Luna gira alrededor de la Tierra y la inclinación que tiene la órbita de la Luna respecto a la órbita de la Tierra alrededor del Sol es de unos cinco grados, y hay momentos en los cuales la orientación es adecuada para que haya un eclipse de Luna, esto quiere decir que la Luna pasa por la sombra que proyecta la Tierra”.

Entonces cuando sucede la alineación de los tres astros, la Luna es ocultada completamente (eclipse total) o parcialmente (eclipse parcial) por la sombra de la Tierra.

Pero si la sombra de la Tierra cubre enteramente la Luna, ¿por qué no se ve negra, sino roja? La respuesta a esta pregunta la da Alejandro Farah Simón, investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM.

“Cuando está la Luna en la fase máxima del eclipse total, la atmósfera que está alrededor de la Tierra difracta la luz del Sol y sólo el color rojo es el que llega a la superficie de la Luna, y por eso se ve con esa tonalidad”.

Los astrónomos consultados por Expansión coinciden en que la Luna de sangre puede mirarse a simple vista, sin necesidad de telescopio o binoculares, aunque con ayuda de éstos se podrían observar más detalles de la superficie lunar.

“Con binoculares uno puede ver más claramente los cráteres de la Luna que siempre son muy interesantes”, detalla José Franco.

Farah Simón también propone seguir dicho fenómeno con un ojo al cielo y otro a Stellarium, app especializada en observaciones astronómicas.

“Les recomiendo mucho que por lo menos busquen la versión gratuita de la aplicación, disponible en su sitio web. Así podrán consultar de qué tratan las diferentes etapas del eclipse, paso a paso”.

Publicidad

Un nombre con historia milenaria

Aunque el nombre “Luna de sangre” no cuenta con la univocidad exigida por el lenguaje científico, tampoco es un capricho de la modernidad pues, según Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM, se acuñó a partir de un acontecimiento ocurrido hace casi 2,000 años, registrado en el Nuevo Testamento.

La científica comenta que está escrito cómo Herodes Antipas, tetrarca de Galilea, ordenó que se le cortara la cabeza a Juan Bautista, por instigación de su esposa Herodías.

“Herodes había prendido a Juan, le había encadenado y puesto en la cárcel, por causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo. Porque Juan le decía: No te es lícito tenerla. Y aunque quería matarle, temió a la gente, porque le tenían por profeta”, se lee en el capítulo 14 del Evangelio, según San Mateo.

Pero cuando llegó el cumpleaños de Herodes, Salomé, la hija de Herodías, bailó la danza de los siete velos en una fiesta y cautivó tanto a Herodes que éste le prometió bajo juramento darle lo que pidiese.

“Le dijo: si quieres mis joyas más preciosas o mis pavorreales te los daré, pero Salomé respondió: lo que quiero es la cabeza de Juan Bautista en una charola de plata”, cuenta Fierro.

Para no quedar como un hombre sin palabra de honor ante los comensales, ordenó que se le diese y envió a decapitar a Juan Bautista. Su cabeza fue traída en una charola de plata, tal como lo pidió la muchacha, quien luego la llevó a su madre.

“Entonces el mito dice que fue tan grande la injusticia que la Luna lloró sangre. Y es que el día de la decapitación hubo un eclipse total de Luna en Galilea. De ahí el nombre de Luna de sangre”, afirma Fierro.

Publicidad

Astronomía contra falsas creencias

Julieta Fierro expone que, aunque en aquella ocasión hubo una correlación entre el eclipse total de Luna y el asesinato de Juan Bautista, actualmente la ciencia no ha encontrado ninguna relación causal entre las alineaciones de los astros y el destino de los seres humanos.

“Se ha buscado si los astros influyen en el quehacer humano, pero no se ha visto que ocurra así: por ejemplo, muchos niños nacen al mismo tiempo en el mundo y sus vidas son muy distintas; calamidades ocurren a diario, pero no tienen nada que ver con que si hay o no eclipses”.

Por otro lado, los eclipses de Luna son muy importantes porque nos dicen cuál es la forma de la Tierra, así como sucede con la sombra de un árbol que nos revela la forma de éste.

El único objeto cuya sombra siempre es circular es una esfera, entonces que la sombra de la Tierra sobre la Luna siempre sea circular es una prueba indirecta de que nuestro planeta es redondo.

“Sin embargo, los terraplanistas dicen que también un círculo puede presentar una sombra circular, pero la realidad es que a veces podría ser una línea o una elipse y, claro, otras veces un círculo, pero nunca se ha visto en un eclipse lunar que la sombra de la Tierra no sea circular”, aclara Fierro.

Publicidad

Rumbo a Marte, primera parada la Luna

La Luna, más allá de ser un objeto de estudio, contemplación y debate, en algún momento también podrá convertirse en un lugar habitable, ya que dentro de dos años, de acuerdo con Julieta Fierro, las agencias espaciales de Estados Unidos y China planean enviar a personas a hacer ensayos en este sentido.

Según esta científica, ya se están haciendo experimentos con tierra lunar mezclada con fertilizantes y bacterias para cultivar plantas en los viveros lunares, e impresoras 3D para manufacturar herramientas y paneles solares con el fin de no tener que llevarlos desde la Tierra.

“Las primeras expediciones modernas de seres humanos comenzarían en 2024 y, poco a poco, se irían creando bases en la Luna. La idea es aprender a vivir ahí para luego aprender a vivir en Marte”, concluye Julieta Fierro.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad