Si alguien de tu familia murió, revisa que no te haya heredado deudas

La Condusef informó que hay casos en que las deudas de las personas fallecidas pueden seguir generando intereses.
Deudas  Si eres aval o fiador de una persona que murió puedes ser heredero de grandes deudas.  (Foto: iStock by Getty Images)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Con la muerte de un familiar, generalmente las obligaciones financieras desaparecen, sin embargo, hay casos en los que las deudas pueden seguir generando intereses.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en la revista “Proteja su Dinero”, explica las circunstancias en las que las deudas pueden ser heredadas.

Las principales, indica, son cuando se es conyugue de la persona fallecida; cuando se es responsable legalmente de liquidar la herencia del finado y no cumpliste con ciertas leyes aplicables; si se confirmó la obligación.

Recomendamos: Protege tu salud y tu cartera contra accidentes.

Asimismo, si se fue nombrado albacea o si es obligado solidario, es decir, si firmó como aval o fiador.

El organismo precisa que en el caso de las tarjetas de crédito e hipotecas, la mayoría cuenta con seguros que cubren la deuda cuando el titular fallece.

No obstante, es importante recordar que el caso de las tarjetas éste no es válido si se tiene más de tres meses de atraso en el pago, o si se hace uso de ellas días después del fallecimiento del titular.

La institución refiere que para concluir con el contrato que el finado contrajo con la entidad financiera, es recomendable cancelar el plástico, lo cual se puede hacer a través de una llamada telefónica o acudiendo directamente a la sucursal.

Lee: El camino a la salida de tus deudas.

En el caso de las hipotecas, la deuda es liquidada siempre y cuando en la póliza se figure el esquema de cobertura mancomunada conyugal y no haya atrasos en los pagos.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

En el caso de las cuentas bancarias, si no se registra movimiento alguno en seis años éstas pasan a la beneficencia pública, por lo que se aconseja asistir a la Condusef y presentar una solicitud, para saber en qué instituciones están las cuentas y de esta forma el beneficiario del fallecido pueda recuperar los recursos.

Por todo lo anterior, la Condusef sugiere informar a alguien de confianza sobre el lugar donde están los documentos importantes, para que en caso de fallecimiento, ubique las pólizas de seguros, testamento o contratos de adhesión sin problemas.

Ahora ve
Vecinos y voluntarios buscan documentos y recuerdos entre escombros en CDMX
No te pierdas
×