El problema del plan de Trump para la Seguridad Social

El candidato republicano estima que su estrategia para impulsar el crecimiento al 4% solucionaría el déficit de los pagos de pensiones, aunque expertos difieren.
Donald Trump estima que su estrategia para impulsar el crecimiento al 4% solucionaría el déficit de los pagos de pensiones, pero diversos expertos difieren.
Diferencias  Donald Trump estima que su estrategia para impulsar el crecimiento al 4% solucionaría el déficit de los pagos de pensiones, pero diversos expertos difieren.  (Foto: Expansión)
Por: TAMI LUHBY
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Donald Trump dice que no tocará la seguridad social si se vuelve presidente.

Él cree que no tendría que hacerlo: su plan para impulsar el crecimiento económico a por lo menos 4% se encargaría de los problemas a largo plazo de la seguridad social.

Ojalá fuera tan fácil.

Dejemos de lado el hecho de que la mayoría de los economistas creen que lograr un crecimiento del 4% —aunque sea durante pocos años— no es realista.

Incluso si ese crecimiento fuera posible, el plan de Trump solo retrasaría el déficit de la seguridad social, no lo solucionaría.

Así es como están las cosas ahora: aunque el sistema de seguridad social no va a caer “en bancarrota”, no tendrá el dinero suficiente para pagar los beneficios completos a partir del 2034, de acuerdo con el más reciente informe de los administradores del fideicomiso de seguridad social. Los jubilados recibirán el 79% de lo que se les ha prometido.

El financiamiento de pagos para la seguridad social proviene de los impuestos sobre la nómina: los empleados y empleadores pagan cada uno 6.2% sobre los primeros 118,500 dólares de su ingreso. La mayoría de las soluciones se centran en elevar ese límite de ingresos o aumentar la edad a la que los jubilados comienzan a cobrar los beneficios.

El Urban Institute analizó si un crecimiento económico más rápido —3.4%— podría conseguir resolver el problema. Tal crecimiento aumentaría los salarios y atraería a más gente a la fuerza laboral, dotando al sistema de una gran infusión de impuestos de nómina que lo mantendría solvente durante otras tres décadas.

Sin embargo, todas esas personas también serían elegibles para beneficios más grandes una vez que se retiren, y el sistema no podrá pagar esa factura. En última instancia, ese escenario solo cerraría aproximadamente un tercio de la brecha.

Lee: El gobierno ‘ignora’ cuánto costó trasladar a Trump

“Presionará hacia la solvencia, pero no pondrá a la seguridad social sobre una base financiera sólida de forma permanente”, dijo Richard Johnson, director del Programa de Políticas de Retiro del Urban Institute.

De hecho, un impulso económico más corto podría resultar aún más perjudicial para la seguridad social, dijo Marc Goldwein, vicepresidente del Comité para un Presupuesto Federal Responsable (CRFB, por sus siglas en inglés). En última instancia, esto aumentaría la cantidad adeudada, pero el alza de ingresos fiscales se consumiría de antemano.

Lee: Hillary debe redoblar esfuerzos hacia el final de la campaña

Trump, al igual que muchos políticos, también ha dicho que erradicará el fraude para ahorrar dinero. Y aunque se realizan aproximadamente 5,000 millones de dólares en pagos indebidos de Seguridad Social cada año, eso representa solo el 3% del déficit, dijo Goldwein. Además, no todos esos pagos son fraudulentos.

El personal cercano a Trump no ha arrojado más luz sobre los planes del candidato. En un debate reciente, Stephen Moore, uno de sus asesores económicos, se negó a responder una pregunta sobre la corrección de la seguridad social, diciendo que Trump no ha hablado mucho sobre eso.

El compañero de fórmula de Trump, Mike Pence, dijo en el debate vicepresidencial a principios de este mes: “Todo lo que Donald Trump y yo hemos dicho acerca de la seguridad social es que vamos a cumplir con nuestras obligaciones hacia nuestros adultos mayores. Eso es todo”. Pence ha apoyado la privatización de la seguridad social en el pasado.

En agosto, cuando el amigo y asesor de Trump, Tom Barrack, sugirió que Trump eventualmente podría abordar una reforma a la Seguridad Social, la campaña dijo a CNNMoney: “No recortaremos los beneficios de Medicare o de seguridad social, sino que los protegeremos”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La rival de Trump, Hillary Clinton, tiene algunas ideas muy diferentes sobre cómo arreglar la seguridad social. Pero no ha presentado un plan concreto.

Clinton ha dicho que quiere ofrecer beneficios más generosos a los cuidadores y a las viudas de menores ingresos. Ella lo costearía elevando la cantidad que los ricos aportan al sistema.

Recomendamos: Donald Trump enfrenta demanda por supuesto fraude fiscal…en México

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×